Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Febrero de 2010.

Paco tiene paciencia. (4 de febrero/10)

Paco tiene paciencia. Es por la edad. De joven no era así. Paco ahora calla lo que quisiera decir.

Por ejemplo, lo que hubiera querido decirle  a un anciano con aspecto de vampiro con quien se topó. Paco pensó para si mismo: “Que estúpido este viejo ridículo. No sabe hablar. No tiene modales. Es un analfabeto con ínfulas de bon vivant.” Pero Paco se mordió la lengua. Y resistió la tentación de darle una patada por el trasero a la repugnante momia con el pelo pintado de betún negro y la dentadura postiza floja y amarillenta. Total.

Paco se encontró con una señora que no lee, pero se siente muy informada. La señora cree en las conspiraciones. Está convencida que el mundo conspira contra ella. Paco la escuchó. Quiso decirle: “Señora, tiene razón. Su peluquero conspira contra usted. También la persona que le vendió ese vestido. Y estoy seguro que su mamá y su papá y todos sus mayores cuando usted era una niña también conspiraron contra usted. Porque no la enseñaron a hablar, a caminar, a mover sus manos. Bueno, a mover sus garras. Sí, señora. Usted siempre ha sido una víctima de terribles conspiraciones.” Pero no lo dijo. Paco mantuvo silencio.

Paco es malévolo. Cruel. Pero nadie lo sabe. Aprendió a tener paciencia.

04/02/2010 20:02. ricardobrown #. sin tema

Me mudo para un lugar exclusivo. (4 de febrero/10)

Estoy muy contento. Acabo de recibir un correo electrónico de un señor de Nigeria que dice que necesita mi ayuda para poder sacar 12 millones 214 dólares con 75 centavos que tiene en una cuenta de banco en su país. El señor me dice que si le envío los datos de mi cuenta de banco me hace una transferencia electrónica y me da una comisión de 700 mil dólares. Es exactamente la cantidad de dinero que me hace falta para dar de depósito para comprarme un condominio en foreclosure en Fisher Island, una isla muy exclusiva en la Bahía Biscayne en la zona metropolitana de Miami. Me encanta Fisher Island. Hay que ir y venir de ella en un ferry ya que no hay puentes que la conecten con tierra firme. Yo siempre quise viajar con frecuencia en un ferry lleno de automóviles lujosos.

Mañana le escribiré a mi nuevo amigo de Nigeria. Le enviaré todos mis datos. Le enviaré también una receta de arroz con pollo que me dio una vecina. Creo que le va a gustar. Estoy muy contento. Voy a vivir en Fisher Island.

04/02/2010 20:48. ricardobrown #. sin tema


Que chévere lo del Super Bowl. (5 de febrero/10)

Estoy muy entusiasmado. Acabo de ver un reportaje en un canal de la televisión en inglés sobre el Super Bowl, el magno evento deportivo de Estados Unidos. El Super Bowl  se va a jugar aquí en Miami este año. Y este reportero americano que vi en televisión, muy entusiasmado él también, cuenta que todo el Sur de la Florida está de fiesta. Por ejemplo, dijo que esta misma noche van a tener un concierto en South Beach y van a cantar Nelly Furtado, Paulina Rubio y Gloria Estefan.

Que pena que la señora que me levantó un dedo y me gritó “Fucking asshole!” desde otro carro en la autopista Palmetto no está contagiada de ese entusiasmo. Y, caramba, el señor en la oficina de correos a quien le abrí la puerta y lo dejé pasar antes que yo, tampoco parece estar contento porque todos los ojos del mundo están puestos en Miami por lo del Super Bowl. No me dio las gracias. Estaba muy ocupado el señor hablando en su teléfono celular y creo que la conversación  no era sobre el Super Bowl porque le gritó a la persona del otro lado de la línea, “Vieja hija de puta, te dije que no cogieras ese dinero!’’

¿Qué pasa con alguna gente en Miami que no se deja llevar por la fiebre de carnaval que el Superbowl provoca? El reportero del canal en inglés dijo que todos estamos contentos por el Super Bowl. A mi la verdad es que hasta el momento en que vi el reportaje me importaba un carajo el Super Bowl. Pero el reportaje me inspiró. Yo me llevó mucho por lo que veo en la televisión americana. El reportaje me llenó de alegría y comencé a bailar, a cantar viejas melodias de Frank Sinatra  a toda voz  y a dar vueltas de carnero. Que pena que mi vecina de al lado tampoco está entusiasmada por lo del Super Bowl. Llamó a la policía.

Afortunadamente, los tres policías que vinieron a mi casa sí estan contentos por que el Super Bowl se va a jugar en Miami. No me arrestaron. Simplemente me dijeron que no hiciera tanto ruido, aunque me advirtieron que si tenían que regresar a mi casa me llevarían a la sala siquiátrica del Hospital Jackson, ya que no es normal que una persona de mi edad se ponga píjamas con dibujos de Minnie Mouse y tenga un tatuaje de una ardilla con gafas de sol. Pero, bueno. No caí preso.

Después le pregunté a mi vecina porque se había enojado tanto conmigo. Me dijo que es que no le gustó para nada mi interpretación de “My Way,” ya que estaba desentonado y me equivoqué con la letra.

Oh, well.

05/02/2010 18:37. ricardobrown #. sin tema

The catcher in the Rye. (7 de febrero de 2010)

 

¿Quien no leyó a JD Salinger en la  adolescencia?

Bueno, pues mucha gente lo leyó. Pero hay otros que ahora dicen  que sí, que se leyeron “The catcher in the Rye,” y que fue un libro fundamental que les cambió la vida, y les abrió caminos, y les conmovió y que esto y que lo otro.

Bullshit.

He leído tres artículos hoy sobre JD Salinger. Dos me gustaron. Les creo a quienes los escribieron. Le creo a Alvaro Vargas Llosa. Estoy seguro de que todo lo que dice en el artículo sobre JD Salinger es verdad. Que leyó “The catcher in the Rye” siendo un adolescente y luego cuando era adulto y estaba en un vuelo rumbo a Europa. Busquen el artículo Esta bueno.

Le creo también a Mirta Ojito. Escribió un interesante  artículo sobre JD Salinger y  "The catcher in the Rye." Le creo porque Mirta me hizo ese mismo cuento sobre “The catcher in the Rye” hace muchos años. Me impresionó entonces por muchísimas razones. A mi siempre me impresionó Mirta .

Pero el tercer artículo que leí hoy me dejó decepcionado. La persona que lo escribió le puso “JP” a JD Salinger. Así mismo. Escribió “JP Salinger” varias veces. Y en vez de “The catcher In the Rye,” escribio “The catcher ON the rye.” No le creo a esa persona, cuyo nombre me reservo. Me decepcionó.

¿Saben por qué? No veo como alguien haya podido leer "The catcher in the Rye" y le cambie el nombre al autor y al libro.

Por cierto, claro que yo leí “The catcher in the Rye” precisamente cuando tenía 16 años. La edad de Holden Caulfied.  Y me impacto mucho ese libro. Tanto así que la verdad es que me molesta mucho que alguien escriba “JP Salinger” y “ The catcher ON the rye.” Más respeto, please.

He estado pensando en JD Salinger y en “The catcher in the Rye.” Pero no voy a escribir nada sobre ello.

Solo les recomiendo que lean los artículos de Alvaro Vargas Llosa y de Mirta Ojito.

Son honestos.

De veras que leyeron el libro y conocen la obra y la vida de JD Salinger.

La otra persona, obviamente no.

 

07/02/2010 19:51. ricardobrown #. sin tema

Leno, Letterman and Oprah (10 de febrero/10)

1.  Viendo el anuncio durante la transmición del Super Bowl en que salen Jay Leno, David Letterman y Oprah Winfrey, pensé:

“Caramba, que distinto a la televisión en español. Sale junta esta gente que trabaja en cadenas de televisión que compiten entre sí. Y no pasa nada.”

10/02/2010 19:04. ricardobrown #. sin tema

Regreso pronto. Quizás esta noche o mañana. (26 de febrero/10)

Me escribe y me llama alguna gente y me pregunta porque no he seguido escribiendo en este blog. Les cuento. He estado sumamente ocupado en asuntos personales y de trabajo. Les agradezco a todos quienes se interesan. Agradezco también a la gente que lee el blog. Me sigue sorprendiendo la cantidad de lectores que tiene. Y prometo algo. Como dijo El Terminator:  "I’ll be back."

26/02/2010 16:29. ricardobrown #. sin tema

Orlando Zapata Tamayo (27 de febrero/10)

 

Me entristece la muerte de Orlando Zapata Tamayo.

No me sorprende, pero no deja de golpearme la reacción cínica y cruel de quienes mandan en Cuba.

Tampoco me es inesperada la casi burlona  indiferencia de gente como el Presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Y noto el silencio sobre la muerte de Zapata Tamayo de practicamente todos los gobiernos de América Latina.

Al Presidente Lula da Silva no le quedó otro remedio que comentar. Estaba en Cuba cuando murió Zapata Tamayo. Sus comentarios son lamentables. Igualmente lamentable es el silencio de los demás jefes de gobierno que días antes habían intercambiado abrazos y palabras de afecto con Raúl Castro.

Y que bochornoso el silencio del Cardenal Jaime Ortega y Alamino.

Que pena.

Que pena por Orlando Zapata Tamayo, su madre y sus demás familiares.

Que pena por los cubanos. Todos los cubanos.

Yo pienso que Zapata Tamayo debió haber desistido de su huelga de hambre. Pienso que los disidentes  dentro y fuera de las cárceles en Cuba que acaban de iniciar una huelga de hambre la deben de abandonar. Yo no soy nadie. A mi nadie me escucha. Pero yo les diría que sus vidas son valiosas. Que no se sacrifiquen.

Por último, me da aliento la manera en que ha reaccionado España. Lo que han dicho los españoles en los periódicos, en la televisión, en el Parlamento. Incluyo a Rodríguez Zapatero. Otros lo critican. Yo, personalmente, en este momento, como cubano, como ser humano, le agradezco lo que dijo sobre la muerte de Zapata Tamayo.

 

 

27/02/2010 09:44. ricardobrown #. sin tema

Yo no entiendo nada de nada. No sé un carajo. No me hagan caso. (27 de febrero/10)

 

Yo no sé porque uno escribe. Al menos no sé porque escribo yo. No sé porque escribo en este blog. Es una compulsión, quizás. Un vicio. Una mala costumbre. Una pérdida de tiempo. Una comemierdería. Un síntoma de incipiente locura.

Pero escribo. Al igual que leo. No concibo la vida sin leer. Periodicos, revistas, libros, las vallas publicitarias, los  menús en los restaurantes, lo que dice en las etiquetas en las cajas de cereales. Leo y leo. Escribo y escribo. No lo hago bien. Estoy convencido de que no asimilo bien las lecturas. No entiendo bien a Locke ni a Italo Calvino. Y escribo mal. Hilvano mal. Asesino el español. Atropello el inglés. Pero sigo. Hoy me levanté leyendo. Y ahora escribo.

Escribo este blog que por alguna razón lee mucha gente. Nunca quise que me leyeran. Es una contradicción, ¿no? ¿Para qué diablos escribo un blog si no quiero que me lean?  ¿Por qué hubo un tiempo en que hacia “postings” en Facebook de que había escrito algo en el blog si la verdad es que prefiero que no me lean? No sé. Locura mía. Quizá hasta lo vuelva a hacer. Quizás hasta me engaño y la verdad es que sí quiero que me lean.

Sé que me he buscado broncas innecesarias por lo que he escrito. No me interesan las broncas. No me interesa que me respondan. Respeto lo que piensan los demás, lo que escriben, lo que dicen. Pero, francamente, me importa un bledo lo que piensen de mi, malo o bueno. No soy orientador de opinión. No quiero serlo. No me interesó aquella bronca de una gente que me llamó para entrevistarme en la radio y reclamarme por algo que escribí. Que idiotez aquella. Un tipo arrogante y soberbio  de esos que se creen tan intelectualmente superior diciéndome que “ustedes esto y ustedes aquello.” Intolerante.

Yo no pertenezco a ninguna organización, a ningún grupo, a ninguna tribu. Yo soy yo. No soy parte de ningún “ustedes.” Y, como tengo ese vicio de leer, aunque no asimile bien las lecturas, algo que ha quedado para distinguir entre quienes piensan de verdad, quienes tienen peso,  rigor y honestidad intelectual de verdad y los pobres diablos que se la pasan buscando palabras en el diccionario y ensayan frasecitas cursis ante un espejo para luego repetirlas en público para que la gente crea que son tan inteligentes y cultos. Comemierdas. ¿Y la niñita sesohueco aquella? ¿Tan amante de la farándula? Pobre mujer. Retiro lo que acabo de escribir de ella. Lo dejo escrito, pero lo retiro. Así de desorganizado soy en lo que escribo.

Y seguiré haciéndolo. Seguiré escribiendo de esta forma espontánea, sin edición. No quiero que me lean. O quizás sí. No pongo esto en Facebook. Pero tal vez escriba algo de aquí a cinco minutos o de aquí un año y lo ponga en Facebook. Y no sabré porqué. No sé porque escribo. No sé porque me lee nadie. En este momento me importa un bledo. O tal vez sí me importa y no lo quiero admitir.

La verdad es que yo no entiendo porque leo y porque escribo. Y me pasé la mañana leyendo. Y ahora escribo esta porquería en el blog.

 

27/02/2010 11:47. ricardobrown #. sin tema

Que triste que insulten a un muerto. (27 de febrero/10)

 

Leo en el Granma un artículo en que se dice que Orlando Zapata Tamayo era un preso común que, por conveniencia, en algún momento adoptó un perfil político.

No tengo razones para creer lo que dice el Granma sobre la supuesta hoja delictiva de Zapata Tamayo. Pero, supongamos que fue cierto, ¿no merecen un trato humanitario todos los presos?  El Granma dice que la condena original de Zapata Tamayo fue de tres años y que luego por delitos que cometió dentro de la prisión le fueron agregando penas. Si es así, ¿qué hizo? ¿A quien mató? ¡25 años!

Sobre el supuesto historial delictivo de Zapata Tamayo  -que, repito, no creo- digo esto: Malcolm X, un héroe de la izquierda internacional fue un violento delincuente común antes de convertirse al Islam y al nacionalismo negro. Jean Genet, un ícono literario de la izquierda fue un delincuente común. En ambos casos, lo que hicieron como delincuentes comunes no resta de su significado político, ideológico y, en el caso de Genet, literario.

Publican también en Cuba amplia información sobre lo que dicen son las pésimas condiciones en las prisiones estadounidenses. Y to digo esto: A los presos, comunes y políticos, se les debe tratar de una forma humanitaria. En Estados Unidos y Cuba. En donde sea. Pero es que donde murió Orlando Zapata Tamayo es en Cuba. Donde se declaró en huelga de hambre y llevó esa acción hasta las últimas consecuencias es en Cuba. Que pena que en Cuba no haya una prensa libre que investigue las condiciones en las prisiones de ese país, que traté de averiguar que es lo que llevó a Orlando Zapata Tamayo a sacrificar su vida. Aquí en Estados Unidos sobran los periodistas que hacen eso. De seguro la información y las estadísticas que usa el Granma para denunciar las condiciones en las prisiones de Estados Unidos son de esos trabajos de investigación y denuncia de periodistas estadounidenses.

El Granma, en efecto, hace lo que yo siempre he criticado de SIlvio Rodríguez. Es un cantante de protesta. Pero en sus canciones solo protesta lo que ocurre en otros países y jamás en el suyo.

Y para que quede constancia de como pienso, manifiesto esto: Me opongo a la tortura, al asesinato, al maltrato de los presos comunes y políticos donde sea, incluyendo en Estados Unidos. Me dio asco lo que ocurrió en Abu Ghraib, me parece un crimen de lesa humanidad la muerte de Victor Jara y en este año en que celebramos el centenario de la muerte del poeta Miguel Hernández condeno el presidio que sufrió y en el que murió y pienso en él y leo su obra todos los días. Pienso en su viuda y su hijito y en ese grito de dolor y denuncia de un esposo y padre encarcelado que encierra "Nanas de la Cebolla" que escribió Miguel.

Es obvio que para el régimen de La Habana quienes se le oponen no tienen una sola virtud ni derecho humano. Los cubanos que se asilaron en la embajada de Perú se fueron de Cuba a través del Exodo del Mariel eran “escoria.” Y Yoani Sánchez es una “mercenaria.” Elizardo Sánchez Santacruz es un “camaján.” Arnaldo Ochoa era un traidor y narcotraficante. En fin, todos los que no estamos de acuerdo con el régimen somos “gusanos,” no somos seres humanos, somos insectos, y por eso se justifica aplastarnos.

Que pena. Que pena que haya tanto odio. Que tragedia que alguien piense que otro ser humano es un gusano y no tiene derecho a disentir, no tiene derecho a que se respeten sus ideas, su libertad y hasta su propia vida. A mi me apena que después de muerto se sigan ensañando con Orlando Zapata Tamayo. En vida nunca le dieron la oportunidad de que explicara a sus compatriotas en la isla porque hizo lo que hizo. Ahora muerto, le dicen delincuente común, sin que pueda defenderse, sin que se le de a su madre, a sus amigos, la oportunidad de responder a los insultos en esos mismos medios.

Yo pienso que hay gusanos que se alimentan de los cadáveres. Pero nunca le diría gusano a otro ser humano. Ni siquiera a quienes atacan a Orlando Zapata Tamayo después de muerto. Pienso que el odio, los insultos, la violencia verbal nos han hecho mucho daño a los cubanos.

Lo repito, que pena.

 

27/02/2010 17:46. ricardobrown #. sin tema

Fui a la Calle Ocho ayer. (28 de febrero/10)

 

Me di una vuelta por la Calle Ocho ayer. Comí en el Cristo. Un boliche con moros y yuca. Me tomé una Budweiser. Me fuí a Marakka y me gasté más dinero que lo que debí haber hecho.. Me compré discos de Elena Burke, los Van Van, los Zafiros, Ramón Veloz, la Orquesta de Música Moderna de Cuba, José Antonio Méndez y otros. Compré varias películas y documentales.

He estado escuchando la música. ¡Como cantaba Elena Burke! Y que magia la de Jose Antonio Méndez. En fin, que grande la música cubana. Toda la que he estado escuchando. Que pena que los cubanos tengamos tanto lío con la música. Tanta bronca.

Pasé por un par de galerías. Hablé un rato con Agustín Gainza. Tremendo tipo, el Maestro Gainza. Me cuenta que expone en París en mayo. Ah, París en mayo. Hay una canción que me gusta mucho que se llama “April in Paris.” Sobre todo cuando la canta Sara Vaughan. Pero mas lindo que en abril, es Paris en mayo. Extraño a París.

Por cierto, entre el botín que compré en Marakka hay un CD de varios mini documentales sobre pintores cubanos. Portocarrero, Mariano, Amelia Peláez y Lam. Se ve a Lam en París. Extraordinarios todos esos pintores. Extraordinaria la cultura cubana.

Pasé por la Casa de Tula. Entré. Gilbert, el dueño me invitó a que fuera hoy. Tienen música de domingo. Creo que lo haré.

He estado pensando mucho en Cuba en estas últimas horas. En Orlando Zapata Tamayo, el preso que acaba de morir. En los disidentes y presos que ahora se han declarado en huelga de hambre. Ojalá desistan. Ojalá abandonen esa huelga de hambre.

Pienso en la libertad. Soy libre. Pero hay tanta gente cubana que no es libre. Allá en la Isla, sobre todo. Acá también.

A  mi me duele Cuba. Me duele mucho en este momento. Pero tengo que escuchar música. Tengo que ver arte. La cultura nos libera. Hay libertad en la clave, en las estrofas, en los lienzos. Hay libertad inclusó en la yuca y el congrí.

Me alegro haber ido a la Calle Ocho ayer. Debo ir con más frecuencia.

 

28/02/2010 12:54. ricardobrown #. sin tema