Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2009.

ODA A LO SENCILLO QUE ES SUBLIME. 1 de septiembre/09

 

Hay días en que venero lo sencillo.  Lo claro. Lo directo. La forma de simplificar lo complejo. En el arte y en la vida que vienen siendo lo mismo. Hay días en que venero lo sencillo y éste es uno de esos días.

Una vez conocí a Alexander Calder. Era joven yo, viejo él. O era él más joven que yo en aquel momento. Develaron su Estegosaurio junto al Ayuntamiento de Hartford. Me le acerqué. Le dije algo quizá ingenuo y hasta tonto. Le dije : “I love what you do. Thank you.” Él me respondió: “Thank you.” Eso fue todo. Una conversación de siete palabras. Siete palabras. Hasta religioso parece eso. Y es que la obra de Calder es una religión, ¿no?

En otra ocasión conocí a Carl Andre. Era joven yo, no tan joven él. O éramos jóvenes los dos. Caminamos junto a su Stone Field, también en Hartford. Me parecía inmenso Andre, un gigante de pelo y barbas largas. O quizá era de tamaño normal pero yo le veía grande porque grande veía su obra, Quería yo que me explicara el Minimalismo. Hablaba poco Andre. No recuerdo de cuantas palabras fue nuestra conversación. No conté las palabras. Pero fue breve. Aunque lo suficiente larga para que yo entendiera. Pienso que entendí.

Años después, ocurrió aquella cosa terrible en el apartamento de Andre en el Village de Nueva York. Ana Mendieta voló por una ventana. Hay quien dice que Andre la mató. Otros dicen que Ana se suicidó. Yo lo único que sé es que Ana voló por una ventana y cayó al pavimento y dejó de vivir y de crear y eso me parece horrible. Quizá es una forma mía en que a veces veo las cosas. Una forma minimalista de ver las cosas.

A Thelonious Monk no lo conocí en persona. Pero me habla todos los días. No hay un día en que no escucho a Monk. Para mi escuchar a Monk es como rezar el rosario. Una vez leí una cita de Monk. Más o menos dice así: “Lo genial es hacer sencillo algo complejo.” Probablemente no es una cita exacta. Probablemente pudiera encontrar la cita exacta si la busco en Google. Pero pienso que sería una blasfemia buscar citas exactas de Monk en Google. Sería como esperar que Monk tocara mi himno, “Nutty,” exactamente igual que lo hiciera en otra ocasión.

Hoy me levanté con uno de esos “moods” en que venero lo sencillo. Hay días en que busco lo complejo. En esos días, leo a Faulkner o a Carpentier y escucho a Wagner. Pero  éste no es un día de Faulkner, Carpentier o Wagner.

Hoy, después de escuchar a Monk, me leeré algo de Vonnegut. Espero que me entiendan. Soy lo que escucho y he escuchado en palabras y música. Soy lo que leo y he leído. Soy lo que veo y he visto. Soy lo que he vivido y vivo. Es asi de sencillo. O de complejo.

Como dijo Popeye, I am what I am.

 

01/09/2009 08:32. ricardobrown #. sin tema

Estoy en desacuerdo con Juan Formell sobre el Concierto de la Plaza de la Revolución. 2 de septiembre/09

 

Si bien para gustos se hicieron colores, para oídos se hizo música. Juan Formell acaba de hacer unas declaraciones denostando la música de Gorki Aguila. Dice Formell que Gorki no tiene nada que buscar en el Concierto de la Plaza de la Revolución porque “no hace nada de valor.” Eso es lo que en español se llama ningunear. Es lo que en inglés de llama un “putdown.”

Formell, por supuesto, tiene derecho a pensar y decir lo que le de la gana. Como yo tengo el derecho de hacerlo también. Formell, indudablemente, es un gran músico.  Yo llevo años escuchando su música. Me parece que los Van Van son parte de la rica y casi alucinante tradición de música cubana que va de Esteban Salas, Ignacio Cervantes, el Trío Matamoros, Barbarito Diez, el Septeto Nacional, la Sonora Matancera, la Aragón, Roberto Faz, el Beny, Celia, hasta Irakere, Chucho Valdés, Gonzalo Rubalcaba,  Bamboleo y lo que hacen los raperos de Alamar.

A mi sí me parece que Gorki, y su música punk underground  encajan en esa tradición. Me gusta escuchar la música de Porno Para Ricardo,  su letra desafiante y hasta su sonoridad estridente.

Yo pienso que Formell se nos ha vuelto un poco esnob. Le puede pasar a cualquier artista, por muy populares que sean sus raíces, por muy bueno que sean en crear obra de altura que refleja el sentir de la calle y los barrios, que quizá es lo más alto que se puede crear. No sé si es por política o por ese distanciamiento de lo que viene después de uno y lo que uno ha hecho que puede  sufrir todo ser humano, incluyendo los artistas. Eso que llaman el “generation gap,” o la brecha generacional.

El arte bueno perdura. Sigue siendo joven. Lo que hizo Richard Egües hace más de cincuenta años va a seguir siendo bueno de aquí a cien. Pero el arte también evoluciona. Surgen nuevas expresiones  que también son buenas y van a perdurar. Los artistas nuevos y las nuevas manifestaciones culturales no borran ni opacan a lo bueno que ya se hizo. Pero también tienen derecho a ocupar su lugar bajo el sol. Y lo van a ocupar, aunque sea a empujones.

Y yo no sé, pero a mi me huele que Formell se cree que él es el mismo sol. Ya lo dije,  no disputo su talento ni el valor de su obra. Pero me suena bastante esnob lo que dijo sobre Gorki aunque no me sorprende. Los músicos y otros artistas también tienen sus cositas oligárquicas y elitistas , aunque sean comunistas y hagan música bailable. Llegan a creerse que son mejores que otros y tienen más derecho a ocupar un lugar bajo el sol. O, en este caso, digo de nuevo que lo sospecho de Formell, a creerse que son el mismo sol.

Para mi la música de Gorkí es buena. Como es buena la música de Los Aldeanos y de Silvito el Libre, que tampoco estarán en el escenario en la Plaza de la Revolución. Como es buena la música de Juan Carlos Formell, el hijo del líder de los Van Van que vive fuera de Cuba. Una vez leí que a Juan Carlos no le gusta la música de su papá. No sé si están peleados padre e hijo por razones personales o de política. Lamentablemente lo que hemos vivido los cubanos en los últimos cincuenta años ha causado mucha bronca política y personal entre padres e hijos.  Pero me llamaron la atención aquellas palabras que leí atribuidas a Juan Carlos Formell. Me dieron cierta tristeza. Pienso que es mucho mejor que se lleven bien los padres y los hijos y que no se peleen, sobre todo, por razones políticas. Y que si son músicos con estilos y conceptos diferentes, que respeten esas formas distintas de ser inspirados  por sus Musas. Yo escucho la música de Juan Formell y los Van Van y también  la que hace Juan Carlos Formell. Pienso que tanto padre e hijo son excelentes. Me parece que ambos hacen música cubana. No sé como se llevan en lo personal. Ojala que se lleven bien. Y si es que se llevan mal, ojala que se reconcilien.

Pero regresando al Concierto de la Plaza de la Revolución, hay músicos cubanos, que viven  dentro de la isla o en el exilio, que no estarán en el escenario y que, perdónenme, son mucho mejor que algunos de los famosos artistas internacionales que han sido invitados o que se han invitado ellos mismos. Me atrevo a decir que algunos de esos artistas cubanos  son Silvito el Libre, los Aldeanos, Gorki y el mismo Juan Carlos Formell.  Estos músicos tiene una visión del arte quizá distinta a la de Juan Formell. Pero es buena. Encaja en la tradición musical cubana, siempre en evolución. No deben ser excluidos estos músicos.

A mi todo este lío del Concierto de la Plaza de la Revolución  me ha alborotado el nacionalismo. Yo amo a Cuba, su gente y su arte. Y pienso que la más emblemática expresión cultural cubana es su música. Pienso que Cuba siempre ha sido una superpotencia musical. A mi, francamente, me molesta un poco ese tonito de “les vamos a salvar la vida,” de algunos de los músicos extranjeros que están organizando el Concierto de la Plaza de la Revolución. ¡Por Dios! El destino nos ha castigado mucho a los cubanos y nos ha dado pésimos políticos. Pero siempre, en todas las etapas de nuestra historia, hemos tenido una música y unos músicos descomunales.

Yo pienso, por ejemplo, que Juan Carlos Formell, el hijo  de Juan Formell, que vive en Estados Unidos, es mejor compositor y guitarrista que algunos de los músicos que no nacieron en Cuba y se presentarán en el Concierto de la Plaza de la Revolución, aunque no es tan conocido ni gana tanta plata como esos músicos extranjeros.

Yo pienso, por ejemplo, que Silvito el Libre, que vive en Cuba y es hijo de Silvio Rodríguez, es un creador e intérprete muy superior a algunos de los famosos músicos extranjeros que son parte del cartel del Concierto de la Plaza de la Revolución.

Pero ni Juan Carlos Formell ni Silvito el Libre cantarán el 20 de septiembre. No tienen “palos  internacionales,” como dice Juan Formell en su ninguneo o “put down’ a Gorki. Y hacen música muy distinta a lo que hacen Los Van Van. Pero es buena música. Y es cubana.

A mi me parece que en ese Concierto de la Plaza de la Revolución, como ha pasado tanto en Cuba, sobre todo en estos últimos cincuenta años, se le da más importancia a lo extranjero que a lo nacional. Me luce como eso de prohibirle  a los cubanos entrar en los hoteles de lujo en que se hospedan los turistas. Se me parece mucho a eso de que un extranjero puede entrar y salir de Cuba cuantas veces quiera y los cubanos tienen que pedir permiso para hacerlo.

Y opino  que Juan Formell ha sido un poco elitista en lo que dijo de Gorki. Me parece que lo que dijo suena mucho a lo que se decía de los músicos que se presentaron en Woodstock.

Por cierto, la mayoría de los músicos en Woodstock eran menores de 30 años, casi todos ellos menores de 25. Los músicos que se van a presentar en el Concierto de la Plaza de la revolución son casi todos mayores de 35 años. Se puede hacer música joven a cualquier edad. Pero, concho, ¿por qué no incluyen en ese escenario a alguna gente más joven? La música, la cultura, la vida misma,  se nutren de lo nuevo. Un artista como Juan Formell, a sus 67 años, puede hacer cosas muy nuevas. Pero hay que escuchar lo que hacen los creadores jóvenes.

Y tengo más cosas que decir. Sé que lo que digo no tiene importancia ni peso y se lo lleva el viento. Pero, caramba, cuanto me divierto haciéndolo.

 

02/09/2009 08:30. ricardobrown #. sin tema


Cinco Recuerdos Inconexos. 3 de septiembre/09

 

1. Recuerdo la primera vez que fui a Walden Pond. Tenía 18 años. Fui con Helen. Fue idea de ella. Era invierno. Enero. Hacia frío y el agua del estanque estaba congelada. Nos sentamos bajo un árbol desnudo. Nos besamos. ¿Se acordará Helen? ¿Se acordará Thoreau?

2. Recuerdo la primera vez que viajé en el “A Train” en Manhattan. Lo hice por Billy Strayhorn y Duke Ellington. Iba solo. ¿O iba con ellos? No estoy seguro.

3. Recuerdo la primera vez que crucé uno de los puentes sobre el Danubio, de Pest a Buda. Me di cuenta que el Danubio no era azul y Hungría no era roja.

4. Recuerdo la primera vez que fui a Moscú. Me sorprendío lo grande que eran aquellos cuervos que vi en el Parque Gorki. Conocí a una mujer rusa en una carnicería  que se llamaba Svetlana y era grande y gorda y tenía verrugas en el rostro y cuando sonrío tenía varios dientes de oro. Conocí a otra mujer en una estación de televisión que también se llamaba Svetlana y era esbelta y bella y me parecía un ángel y cuando sonrío tenía perlas en la boca. Las dos me parecieron mujeres dulces con sonrisas deslumbrantes. Supe en ese viaje que el comunismo caería y sería arriada la bandera de la hoz y el martillo de la cúpula más alta del Kremlin.

5. Recuerdo la primera vez que vi a Mississippi John Hurt en persona en Newport y lo escuché cantar Avalon Blues y tocar su guitarra. Me pareció que tenía diez dedos en cada mano y que su voz tenía más luz que el sol de aquella tarde de verano.

 

03/09/2009 09:40. ricardobrown #. sin tema

No me como el cuento del Alcalde de Miami Dade. 4 de septiembre/09

Algo anda mal cuando un alcalde dice que ha llegado el momento de apretarse los cinturones y anuncia que hay que aumentar impuestos, despedir  casi dos mil empleados públicos, reducir servicios, eliminar almuerzos gratuitos para ancianos pobres y quitar fondos para las artes y entonces nos enteramos que el señor otorgó aumentos salariales descomunales a sus principales ayudantes.

Las explicaciones del Alcalde Carlos Alvárez son inaceptables. Dice que decidió en septiembre aumentar los sueldos de sus ayudantes. Pero, caramba, en septiembre ya la economía se venía en pique. Ya se sabía que los ingresos del Condado mermaban. Ya se desplomaban los precios de la propiedad en Miami Dade.  Ya se disparaban las ejecuciones de hipotecas.

¿Y porqué esperó hasta febrero para firmar los aumentos y los hizo  retroactivos a septiembre? ¿No se enteró en octubre que la banca se fue al carajo? ¿No se dio cuenta que McCain, su candidato presidencial, perdió las elecciones principalmente porque la economía se hundía? ¿No se enteró del polémico plan de rescate de su presidente, George W. Bush? ¿No leyó en los periódicos o vio en la televisión o escuchó en la radio que la Bolsa de Valores de Wall Street se fue al piso? ¿Nadie le dijo al Alcalde Alvárez que la industria automotriz se iba a la bancarrota? ¿No hubo forma que se enterara que en noviembre y diciembre las ventas navideñas fueron desastrosas para las tiendas por departamentos? ¿No se enteró que la industria turística en Miami Dade agonizaba? ¿No ocurrió nada entre septiembre y febrero para que el Alcalde Alvarez cambiara de opinión sobre los aumentos de sueldo a sus ayudantes?

¿Y de donde saca el Alcalde Alvárez que tenía que aumentar exorbitantemente esos sueldos de sus canchanchanes porque si no lo hacía se iban a trabajar a otro lugar? ¿Adonde? ¿Tenían ofertas de trabajo del Alcalde Bloomberg de Nueva York o el Alcalde Daley de Chicago? ¿Los trataba de reclutar Obama para la Casa Blanca? ¿Los buscaban los bancos al borde de la quiebra o las firmas de inversiones para que re-organizaran sus finanzas?

Ese cuento de que si no aumentaba los sueldos se le iban sus asistentes no lo cree nadie. ¿Adonde iban a ir? ¿Cuáles son sus calificaciones profesionales que los hacen tan superiores y tan apetecibles como empleados?

En Miami Dade hay cientos de brillantes abogados, arquitectos, contadores, economistas y gente con historiales académicos, experiencia exitosa y estupendas  calificaciones profesionales que se ha quedado sin trabajo y no encuentra nuevo empleo o ha tenido que conformarse con un trabajo con menos sueldo. Gente mucho más calificada, estoy seguro, que los ayudantes del Alcalde Alvarez.  Yo quisiera saber donde trabajaban y que sueldos ganaban esos ayudantes del Alcalde antes de trabajar para él. Yo quisiera ver donde trabajarán y que sueldos ganarán cuando el Alcalde  concluya su mandato.

El Alcalde Alvarez podrá dar todas las explicaciones que quiera. Pero para la mayoría de los residentes de Miami Dade lo que ha ocurrido es favoritismo.

No se puede pedirle a los contribuyentes que paguen más impuestos y dar aumentos salariales a un grupito de favorecidos. No se le puede pedir al resto de los empleados del Condado que se rebajen sus sueldos por cinco por ciento cuando se le están dando aumentos salariales de hasta 60 por ciento a un reducido grupito de amigotes.

Lo que hizo el Alcalde Carlos Alvarez no es justo ni ético y no hay explicación que pueda dar que logre convencer a nadie de lo contrario.

04/09/2009 09:07. ricardobrown #. sin tema

Hay que decir la verdad. Hay gente que no nos soporta porque somos cubanos. 5 de septiembre/09

 

Detesto los estereotipos.

Repudio el racismo y el prejuicio étnico. Rechazo la discriminación. Me molesta escuchar que se hable mal de una raza, un país, una nacionalidad, una comunidad.

Siempre he sido así. Me nace ser así. Así me educaron en mi casa y a lo largo de mi vida he comprobado que no hay nada más injusto,  inmoral y estúpido que despreciar a otros seres humanos porque el color de su piel es distinto o porque ellos o sus antepasados nacieron en otro lugar.

Cuando era pequeño en el Miami segregado de cuando llegué a Estados Unidos me indignaba el racismo contra los negros que imperaba en aquella ciudad que era muy típica del sur estadounidense de aquellos tiempos. Me hervía la sangre cuando montaba un autobús y veía a las personas negras apiñadas en la parte trasera del vehículo porque se les prohibía viajar en la parte delantera que era reservada para los blancos. A veces me iba a la parte trasera del autobus y viajaba allí con los negros para solidarizarme con ellos y para molestar a la gente racista  blanca. Muchas veces me insultaron y hasta me amenazaron algunos racistas. En más de una ocasión me echaron de un autobús. No toda la gente blanca estadounidense de aquellos tiempos era racista. Pero a mi me repugnaba la forma en que eran tratados los negros en este país. Y me solidarizaba con ellos. 

De igual manera, siempre he rechazado el prejuicio y el racismo contra cualquier otro grupo étnico o nacionalidad. Y por supuesto que siempre me he identificado con los latinos o hispanos en este país, que también hemos sido víctimas de la discriminación.

Para mi siempre ha sido un motivo de orgullo el triunfo de un latino en Estados Unidos en cualquier cosa. Lo mismo en el deporte, el arte, el mundo profesional  o la política.  Hace muchos años me llené de júbilo cuando un amigo mío fue el primer puertorriqueño que se graduó –y lo hizo con altos honores- de la Escuela de Derecho de la Universidad de Connecticut. Pensaba en eso cuando el Presidente Obama anunció que designaría a la Jueza Sonia Sotomayor como miembro de la Corte Suprema. Me pareció grandioso que el primer presidente afroamericano en la historia de Estados Unidos anunciara que una abogada puertorriqueña nacida en el Bronx sería la primera persona hispana en ser juez del máximo tribunal de este país.

Yo siempre he querido mucho a los puertorriqueños. En parte, porque desciendo de puertorriqueños. Yo estoy orgulloso de haber nacido en Cuba. Mi familia, por parte de madre, lleva cientos de años en esa bella pero desdichada isla. Amo a Cuba. Pero quiero mucho a Puerto Rico también. Mi ascendencia paterna comienza en Inglaterra y Córcega, pero pasa por Puerto Rico, donde tengo cientos de familiares. Muchos de mis primeros amigos en este país eran boricuas. Y a lo largo de mi vida siempre he estado rodeado de la amistad y el calor familiar de los boricuas.

Quiero mucho también a los puertorriqueños porque ellos, como grupo étnico, como comunidad, también han sido víctimas del racismo en este país. Lo mismo puedo decir de los mexicanos, otro grupo con quien me identifico mucho.

Yo amo a México. Su historia, su cultura, su gente. Amo a toda Latino América. La vida ha sido muy generosa conmigo y me ha permitido viajar América Latina de punta a cabo en múltiples ocasiones. Me he sentido en casa en cada país. Me ha enamorado la literatura, el arte, la música, la comida, la historia,  el paisaje, la gente de cada país latinoamericano en que he estado. Y he estado en todos. Además de cubano y boricua, siempre me he sentido mexicano, argentino, colombiano, hondureño, venezolano, dominicano, peruano  y ponga usted el gentilicio y cuélguemelo que yo lo abrazo. La máxima figura patriotica y literaria de Cuba es el poeta José Martí, que nos enseño que los latinoamericanos somos hermanos.

Pienso que cada persona es un mundo. Cada ser humano es único, con  un valor propio, una identidad individual. Pero a todos nos toca ser parte de algo. De un grupo étnico, de una nacionalidad, de una cultura. A mi me tocó nacer en Cuba. A mi me tocó salir de Cuba de niño y venir a Estados Unidos. Ser un cubano en Estados Unidos. Ser un latino, un hispano, en Estados Unidos. Amo a Estados Unidos. No tengo ningún reparo en decir que al igual que me siento cubano y latinoamericano, me siento muy gringo. No veo contradicción. Veo coherencia. Es parte de mi individualidad. Es la  esencia de ese mundo único  que soy como ser humano al fin.

Yo he recorrido ya un buen tramo de vida. Lo que he vivido me ha enseñado a detestar el racismo y el prejuicio. Me ha enseñado que los estereotipos son absurdos, estúpidos, falsos, crueles e injustos.

Yo siempre, a mi manera, he tratado de vivir de una forma ética. Cuando era niño, la ética me impulsaba a viajar en la parte trasera del autobús, junto a los negros. Y en esta etapa de mi vida, la ética me obliga a denunciar y repudiar a alguna  gente racista que desprecia a los cubanos que vivimos en Estados Unidos  y propaga estereotipos absurdos, estúpidos, falsos, crueles e injustos.

Alguna de esa gente es latina. Algunos son periodistas.

Los cubanos en Estados Unidos han tenido indiscutibles logros en el comercio, las profesiones y sobre todo en la política. No son una comunidad pobre y sin poder como eran los negros de aquel Miami  que yo conocí de niño. No se les puede pisotear de una forma tan abierta como se hacía con los negros antes del Movimiento de Derechos Civiles. Pero la discriminación también tiene formas sutiles de propagar su veneno. Una calumnia por acá. Un comentario despectivo por allá que fortalece el esterotipo negativo del los cubanos.

Yo seguiré hablando de este tema. Lo haré con más amplitud en el futuro.

Por ahora quiero dejar constancia aquí de que estoy viajando en el autobús junto a mis hermanos cubanos. O la guagua, como decimos nosotros.

Guagua. Es una bella palabra. La repito para aquellos que denostan de nuestra cultura. Me encanta como hablamos los caribeños.

 

05/09/2009 08:45. ricardobrown #. sin tema

Canten, pero no crean que musicalmente le están salvando la vida a los cubanos. 8 de septiembre/09

Estaba escuchando a Irakere hace un rato.

Música que grabaron hace un montón de años, pero que va ser música vanguardista dentro de mil. ¡Que sonido!

Y me puse a pensar en muchas cosas. Por ejemplo, la tontería de alguna gente que dice que el concierto de la Plaza de la Revolución dará al pueblo de Cuba la oportunidad de escuchar buena música a la que no ha tenido acceso. Me han dicho eso algunas personas. ¡Por el amor de Dios!

Hagan el condenado concierto. Cántenle a la paz. Hagan lo que les de su reverenda gana. A mi me da lo mismo. Pero como me joroba el tonito ese de que “el arte lo resuelve todo, cura todas las heridas, salta todas las barreras, supera todas las divisiones y, como nosotros somos genios de la música así será.” Así me suena alguna de esa gente.  Como si en Cuba, en todas las épocas, no hubiera habido siempre buena música.

Pero bueno, regresando a Irakere. La música que se va a presentar en el Concierto de la Plaza de la Revolución no tiene que ver con lo que hizo  Irakere en el demasiado breve tiempo que existió. Lo más que se parece a Irakere de lo que se va a presentar en ese concierto –y hay grandes diferencias- es lo que hacen Los Van Van. A mi me parece bueno lo que hacen Los Van Van. Ya lo he dicho. Yo sí trato de separar el arte de la política, por muy entretejidos que a veces estén lo uno con lo otro. Y creo que Formell ha hecho cosas musicales muy buenas. Al igual que otros artistas cubanos que se van a presentar en el escenario. No estoy de acuerdo políticamente con los músicos cubanos que firmaron la  carta apoyando el fusilamiento de jóvenes que querían irse a vivir a Miami. Pero reconozco que algunos de esos músicos cubanos que se presentarán en el Concierto de la Plaza de la Revolución tienen macute;ritos artísticos.

Negarlo sería como decir que Ezra Pound era un mal poeta porque apoyó el fascismo de Mussolini. O que toda la obra de Oliver Stone es mala porque ha realizado hagiografías de Fidel Castro y Chávez. Claro que a Ezra Pound lo encerraron en un manicomio después de la Segunda Guerra Mundial mientras que Oliver Stone sigue suelto hablando boberías. Pero, pensándolo bien, tal vez se le fue la mano a alguien metiendo a Ezra Pound en el St. Elizabeth’s de Washington. Aclaro que no pienso que a Oliver Stone lo deban meter en una institución psiquiatríca. Que Stone siga haciendo películas. Algunas son buenas.

Pero regreso a lo de algunos artistas extranjeros y sus seguidores que nos vienen con el cuento de que el Concierto de la Plaza de la Revolución será una de las más grandes presentaciones artísticas que ha habido en Cuba. ¡Que manera de comer gofio!

Desde el punto de vista artístico, lo mejor que habrá en esa tarima son los músicos cubanos. Entre ellos, lo mejor serán Los Van Van. No todos lo que vendrán  de fuera para el concierto son malos.. Pero ni comienzan a acercarse a la calidad de la música que siempre se ha hecho en Cuba.

Por ejemplo, ese señor Víctor Manuel, una pieza de museo de otra época que una vez le cantó al dictador Franco y nos dice “gusanera” a los cubanos que vivimos fuera de la isla. ¿Me van a decir que esa música suya tiene la altura, la durabilidad, la vigencia eterna, de lo que hacía Irakere hace 30 años?

Los  géneros musicales de Irakere y Victor Manuel son muy distintos. Pero la música, lo mismo sea  heavy metal, bolero, tango o cualquier otra cosa es buena o no lo es. Y  lo de Irakere es bueno y perdura. Lo de Victor Manuel no aguanta el tiempo, ni siquiera su propio tiempo, hace mil años.

Les confieso algo. Yo tenía música de Victor Manuel. Me la había obsequiado alguien que no estoy seguro si me quería o me odiaba. Pero como yo no rechazo nada que me regalen, la escuché. Algunas cosas no eran desagradables. Pero en general no hay nada sublime que resista los años en aquella música de Victor Manuel. Y un día, junto a tarecos viejos que había en la casa y ropa pasada de moda que tenía en los armarios, llevé la música de Víctor Manuel a un Thrift Shop del Salvation Army.

Me parece que hice bien. Quizá alguien le haya dado un buen uso.

Por otro lado, no deja de gustarme la música de Irakere. Y no dejo de pensar  que ese grupo es verdaderamente emblematico de lo que nos ha pasado a los cubanos en los últimos cincuenta años. La maldita política comunista acabó con Irakere.

De Irakere,  que sepa yo, quedan en Cuba Chucho Valdés, Carlos Emilio Morales, Enrique Plá, y Oscar Valdés. Al exilio marcharon, Paquito D’Rivera, Arturo Sandoval y Carlos Averhoff. Jorge Varona murió. Confieso que no estoy seguro que se ha hecho de Carlos del Puerto, Jorge Alfonso, y Armando Cuervo. Quizá alguien me pueda decir. Pero a lo que voy es a esto:

Algunos de esos músicos de Irakere siguen en Cuba, otros viven en Estados Unidos. Igual que nos ha pasado a todos los cubanos. El comunismo nos dividió. Algunos cubanos quedaron allá. Otros estamos acá. En el caso de Irakere, todos esos músicos, los que quedaron en Cuba y los que se fueron, son excelentes. Mucho mejor que los musicos que irán de fuera para presentarse en el Concierto de la Plaza de la Revolución. Sobre todo mucho mejor que el trovador asturiano que tiene predilección por los dictadores gallegos. Porque Víctor Manuel pasó de cantarle al Caudillo Franco a cantarle al Comandante en Jefe Fidel que también tiene raíces en Galicia.

Y que conste que no tengo nada contra Galicia. Adoro La Muñeira y la poesía de Rosalía Castro y el Albariño es uno de mis vinos favoritos. Además bastante de gallegos tenemos los cubanos y a mucha honra. Yo, que soy caprichoso en estas cosas, adivino que hay algo gallego, algo de morriña mezclado con todo lo africano en el sonido de Irakere.

Señores amantes de la paz, hagan el dichoso concierto. Toquen su música. Digan lo que quieran, aunque les aconsejo que hablen poco porque no creo que las cosas que les he escuchado decir sena de mucho interés entre el público que habrá allí. Bueno, pensádolo bien,  si quieren hablar,  hablen. No soy nadie para prohibir conciertos ni para negarle el derecho a hablar a nadie.

Yo veré el concierto si lo pasan por televisión aquí en Miami.

Yo no sé nada de como montar un concierto., pero si yo fuera quien organiza el evento, pondría a Los Van Van para lo último, porque capaz que la gente pierda interés en el concierto si Los Van Van tocan antes que algunos de los artistas que vienen de fuera. Sería terrible la comparación con quienes sigan a Los Van Van.  Un bajón de calidad atroz. En la misma honda, pondría a Víctor Manuel primero, cuando esté llegando la gente. Así quizá, como estan buscando donde ubicarse, no le prestán mucha atención. SI la gente le presta a atención a Víctor Manuel, comenzará a abandonar la Plaza de la Revolución.

Sí señores, presenten el concierto. Y si quieren creerse eso de que la calidad de alguna de esa música de artistas visitantes va deslumbrar a ese pública, pues son libres para pensar así.

Yo, por mi parte, creo que lo que hacía Irakere hace 30 años, con algunos  artistas que se quedaron en Cuba y otros que marcharon al exilio, es mucho mejor, más poderoso, más riguroso, más vanguardista, más eterno,  mucho más bueno que lo que hacen algunos de los artistas de fuera que van a presentarse en la Plaza de la Revolución.

La música cubana es algo serio, señores. Por mucho que suene a bobada, es preferible que ustedes sigan diciendo que van a Cuba para sembrar paz, libertad, entendimiento entre los pueblos, lo que quieran decir, a eso que he escuchado de que van a Cuba  a introducir a los cubanos a sonidos maravillosos.

Give me a break.

 

07/09/2009 20:51. ricardobrown #. sin tema

A quienes, envenenados por cincuenta años de propaganda castrista, se les despierta el racismo y nos dicen "gusanos." 9 de septiembre/09

 

Acabo de leer que la Doctora Hilda Molina fue agredida verbalmente por una turba de izquierdistas que irrumpió  en una sala del Congreso Nacional de Argentina donde hacía una exposición sobre la situación en Cuba. Según el cable que leí, unos “jóvenes que pertenecen a agrupaciones de izquierda y médicos que dicen haber estado en Cuba”  le gritaron todo tipo de improperios a la Doctora Molina. Su comparecencia fue cancelada. La Doctora Molina tuvo que salir huyendo del lugar.

No me sorprende la agresión. Así actúan los fanáticos que apoyan a la dictadura que lleva cincuenta años en el poder en Cuba. No creen en la libertad de expresión. No creen siquiera en el derecho de existir y mucho menos de hablar de quienes no están de acuerdo con lo que ha ocurrido en Cuba durante más de medio siglo. En su forma primitiva de ver las cosas, para esos fanáticos  quienes se oponen a la dictadura castrista son “gusanos.” Y a los “gusanos” se les aplasta, se les extermina. No tienen nada que aportar. Hay que acabar con ellos.

Eso es lo que ha estado ocurriendo dentro de Cuba desde 1959. La dictadura y sus seguidores por más de medio siglo han estado arremetiendo con una feroz crueldad contra sus adversarios. Todo se vale contra los “gusanos.” A sentenciarlos al paredón o a condenas carcelarias draconianas sin que tengan oportunidad de una defensa legal. A echarlos del país, no sin antes humillarlos, echarlos de los trabajos y hacerles mítines de repudio en que son blanco de todo tipo de insultos, de escupitajos, de golpes,  sin que puedan responder. A intimidar a sus hijos en las escuelas, a saquear sus casas.

Todo se vale contra los “gusanos” dentro de Cuba. Si la poetiza Maria Elena Cruz Varela escribe poesía “gusana,” pues a invadir su casa, arrastrarla a la calle y hacerle tragar los poemas. Si el condecorado "Héroe de la Revolución" y General del Ejército Arnaldo Ochoa habla en privado del glasnost y perestroika, pues a acusarlo de traición y montarle un espectáculo teatral que llaman juicio en que no se puede defender el acusado y fusilarlo en un dos por tres. Si unos jóvenes nacidos y criados en la revolución se roban una lancha para huir a Miami, pues a fusilarlos en menos de 72 horas. Y entonces a buscar "intelectuales" y "artistas" para que firmen una carta en que en esencia  dicen que esos tres jóvenes no tenían derecho a la vida  porque querían irse del paraiso castrista. Asi hay que lidiar con los “gusanos.” Y  en Cuba cualquiera puede convertirse en un “gusano” de un momento a otro.

Para la dictadura y sus seguidores, “gusano” fue el Comandante Huber Matos, que libró muchas batallas en la lucha contra Batista pero rompió temprano con la familia Castro. Y en “gusanos” se convirtieron décadas después Roberto Robaina, Carlos Lage y Felipe Pérez Roque, que por mucho tiempo fueron figuras destacadas del régimen hasta caer en desgracia. Los destituyeron, los vilipendiaron en la prensa sin que pudieran defenderse y los borraron del mapa. En “gusana” se convirtió la misma Doctora Hilda Molina, que por décadas fue partidaria y hasta amiga personal del Dictador Fidel Castro hasta que también cayera en desgracia. Pasó de alta funcionaria en el sistema de salud y condecorada científica  a “gusana.” Y como era una “gusana,” un insecto, se justificaba negarle la salida del país para reunirse con su hijo y conocer a sus nietos. Finalmente pudo hacerlo. Pero ahora en la Argentina, los fanáticos castristas la persiguen. La hostigan. La insultan. Se creen con el sagrado derecho de irrumpir en un lugar donde está hablando para callarla a gritos porque es una “gusana.” Esos fanáticos castristas, llenos de odio y veneno, no podrán enviarla a prisión, no podrán fusilarla, no podrán separarla de nuevo de su familia porque están en Argentina y no en Cuba, pero si pueden impedir que hable, sí pueden insultarla. Después de todo, es una “gusana.” Todo se vale contra los “gusanos.”

Así son los fanáticos castristas. Los que están dentro de Cuba y tienen a su haber todo el monstruoso poder represivo de la dictadura. Y los que viven en el extranjero, como esa turba que agredió a la Doctora Molina.

Y así son algunos de esos elementos en Miami que odian a los cubanos del exilio. Si por ellos fuera, los cubanos del exilio no tendrían derecho a hablar. Tendrían que sufrir en silencio los insultos y las agresiones de turbas castristas. Después de todo, los exiliados cubanos son “gusanos.” Y los “gusanos” no tienen derecho a hablar, no tienen derecho a pensar, no tienen derecho a existir. Son insectos. Son “gusanos.” Y si no les puede fusilar, si no se les puede encerrar en bartolinas, si no se les puede arrastrar por las calles en Estados Unidos, pues hay que ridiculizarlos, hay que decir que son intransigentes y que mienten y que traicionaron a su país.

A mi no deja de sorprenderme la osadía de alguna gente que odia al exilio cubano y que se cree que puede venir de otros país y querer hostigarnos aquí  en Miami. Estoy cansado de los insultos racistas, así mismo, insultos racistas contra los cubanos. Porque para los fanáticos eso  vale también. El estereotipo, el ataque racista contra los “gusanos” del exilio. No hay nada más fácil para un fanático que pasar de lo ideológico a lo racista. Por eso murieron millones e personas cuando se desmoronó Yugoslavia. Por asesinaron a cientos de miles de seres humanos en Kosovo.

Yo estoy cansado de ese tonito de superioridad étnica y cultural  que adopta mucha de la gente que odia a los cubanos de Miami. Gente envenenada por cincuenta años de propaganda castrista que le ha metido en las pequeñas y perturbadas cabezas de los fanáticos el pus de que  quien se opone a todo ese oprobio que se ha entronizado en Cuba es un “gusano.”

Yo les cuento algo a esos fanáticos. Piensen como quieran si es que tienen la capacidad de pensar. Si quieren apoyar una ideología fracasada en todo el mundo, háganlo. Si quieren admirar a esa terrible dictadura familiar que arruinó a Cuba, tienen libertad de hacerlo. Si están convencidos de que toda esa pobreza que se ve en Cuba es signo de progreso, pues adelante. Si quieren odiar a los cubanos que se oponen al castrismo pues allá ustedes. Si quieren despreciar a Estados Unidos, el país al cual ustedes  vinieron a vivir, pues allá ustedes y sus contradicciones. Yo jamás trataré de convencerlos de lo contrario. Sé que es imposible dialogar ni razonar con los fanáticos , sobre todo si el fanatismo político está matizado por el prejuicio étnico. Sean como les de la gana. Para eso hay libertad en esta nación  que ustedes tanto odian pero a la cual vinieron a vivir en vez de irse a Cuba o a cualquier otro país esclavizado por el Comunismo o donde hay gobiernos tratando de construir el Socialismo del Siglo 21.

Pero tengan bien claro que aquí les van a salir al paso. Aquí los “gusanos” tienen igualdad de condiciones. Aquí hay leyes y tradiciones que amparan la libertad de expresión de los “gusanos.” Aquí no podrán aplastar a los “gusanos.” Sigan odiándonos. Sigan deseando que desaparezcamos del mapa. Sigan pensando en la alegría que sentirían  si nos fusilaran o encarcelaran o nos echaran de este país. O si pudieran apedrear nuestras casas y hacernos tragar lo que escribimos y arrastrarnos por las calles, frente a nuestras familias y nuestros vecinos. Piensen en todo eso. Pero les aseguro que no podrán hacerlo.

Sigan burlándose de los cubanos de Miami. Sigan difamando a los cubanos de Miami. Pero sepan que aquí, en Estados Unidos, aquí en Miami, los “gusanos” tienen derechos. Y saben que los tienen. Y no van a renunciar a ellos. Aquí ustedes  no van a  callar a los "gusanos." Y no los van a aplastar.

 

09/09/2009 09:32. ricardobrown #. sin tema

En Miami ya se derrotó el racismo anti cubano hace mucho tiempo. 10 de septiembre/09

1. Cómo se le dice a un sistema de gobierno en que ha estado en el poder por más de cincuenta años la misma familia y el mismo partido político?

2. ¿Cómo se pueden definir los logros económicos de ese sistema político si, después de medio siglo, el salario mensual promedio de la población laboral equivale a menos de 20 dólares, y hay un déficit habitacional, y racionan los alimentos, y gran parte de la población depende de los envíos de remesas de familiares en el exterior para su supervivencia?

3. ¿Cómo se describe un sistema político que permite una sola prensa, una sola televisión, una sola radio -la oficialista- y le prohíbe a sus ciudadanos el acceso a la Internet?

4. ¿Cómo se le dice a un sistema político que encarcela por dos años a un alcohólico porque dijo ante una cámara de video  que tenía hambre y encierra a un médico porque tenía dos bolsas de cemento en su casa?

5. ¿No es correcto decir que en Cuba hay una dictadura dinástica, que ha sido un fracaso en el manejo de la economía, que reprime la libre discusión de las ideas y que aplasta hasta al más humilde ciudadano que exprese la más leve crítica?

6. ¿Cómo es eso de que metan preso a un infeliz porque dijo que tenía hambre? ¿Cómo es eso de que un médico, un profesional con largos años de estudios, tenga que adquirir bolsas de cemento en el mercado negro para que no le caiga el techo encima a su familia? ¿En que otro país del mundo ocurren cosas así?

7. ¿Porqué le molesta tanto a alguna gente no cubana que se hable de esto en Miami? ¿Porqué se creen esas personas con el derecho de venir de terceros países y y querer dictarles  a los cubanos de Miami  lo que pueden hablar o no? ¿Por qué son tan intolerantes y acusan a los cubanos de Miami de ser intolerantes? ¿Por qué se creen tan inteligentes, tan cultos, tan superiores como para venir a un país que no es el suyo y molestarse, indignarse tanto, porque los cubanos de Miami, amparados por la libertad de expresión que impera como ley y tradición en Estados Unidos desde hace más de dos siglos, hablan de Cuba y le dicen dictadura a lo que es a todas luces una dictadura?

8. ¿Será que alguna de esta gente es racista? ¿Será que está influida por los cincuenta años de propaganda castrista en que se caracterizado a los cubanos que no están de acuerdo con la dictadura dinástica de La Habana como “gusanos”?

9. ¿Será que alguna de esta gente que tanto se molesta porque los cubanos de Miami hablan mal de la dictadura castrista cree que los cubanos somos inferiores y nos merecemos vivir en esclavitud y miseria dentro de nuestro país natal y vivir en este país,  que nos dio amparo,  con la boca la callada y mirando al piso para no ofenderlos a ellos que son tan superiores y vinieron a Estados Unidos y a Miami en misión de civilizarnos a los que ya estábamos aquí?

10. Yo no sé como piensen otros. Pero por mi parte, a mi no me calla nadie ni con amenazas, ni comentarios irónicos. Vivo en Estados Unidos. Hablo de lo que me de mi reverenda gana. Amo a la América Latina y sus pueblos. Me lo enseñó José Martí. Me lo enseñó mi experiencia de viajar por América Latina de punta a cabo muchas veces. Doy la bienvenida con brazos abiertos a mis hermanos latinoamericanos que , por cualquier razón que sea, vienen a vivir a Estados Unidos y Miami. Pero que se baje de las nubes alguna gente con aspiraciones de oligarcas. Aquí hay libertad de expresión. Aquí uno habla de lo que le da la gana. Incluso, esa gente puede hablar de lo que la da la gana y decirnos intransigentes, reaccionarios, lo que sea. Pero con ese mismo derecho, mi respuesta es que sospecho que hablan así porque son racistas, más que por razones ideológicas. Y que me parece arrogante, intolerante y delirante creer que pueden venir a Miami y decirnos a los cubanos de lo que podemos hablar o no.

11.Yo no soy de esos que le dicen a la gente que si no le gusta esto que se vaya. Pienso que los seres humanos tienen derecho a vivir donde quieran. Pero a veces me pregunto, ¿Y para que vinieron a vivir a Miami algunas de esas personas que nos odian  sabiendo que había tantos cubanos acá? ¿Y si molestamos tanto, si irritamos tanto porque hablamos mal del castrismo, para que se quedan acá? ¿O es que piensan que somos nosotros los que nos vamos a ir de Miami? ¿Será que sueñan con reprimirnos, con echarnos de Miami? ¿Será que admiran a la dictadura castrista no necesariamente por razones ideológicas sino porque reprime a los cubanos de la isla? ¿Será que alguna de esa gente nos tiene tanto desprecio racista que piensa que la forma en que debemos de vivir los cubanos es en represión y pobreza porque somos inferiores? ¿Será que piensan que nosotros, unos incivilizados caribeños, nos merecemos lo que ellos jamás quisieran para sus países y pueblos?

12. Aclaro que me refiero a un puñado de gente. Los racistas anticubanos son una pequeña minoría. Pero hay que señalar que existen. Al igual que eran una minoría los racistas gringos que cuando comenzamos a llegar los cubanos a Miami colocaban letreritos en los bares que decían; "No se permiten perros, negros ni cubanos." Aquella minoría de gente americana racista que nos decían "Spics" y quería prohibir  que se hablara en español en centros de trabajo y escuelas salió perdiendo. Los cubanos de Miami ya, desde hace mucho tiempo, ganamos la lucha contra la pequeña minoría de racistas gringos que querían sacarnos de acá a fuerza de insultos, amenazas y críticas. Es más, Miami es una de las pocas ciudades en Estados Unidos donde puede llegar un latinoamericano y hablar en español sin que le digan "Spic" precisamente porque los cubanos ganamos la guerra a los pocos racistas gringos que hasta querían prohibirnos hablar en español. Que no se equivoque la poca gente intolerante y racista que ahora pretende decirnos de que podemos hablar. Los pocos racistas gringos no pudieron evitar que se hablara español en Miami. Los pocos racistas latinoamericanos que se ofenden porque se hable mal de la dictadura castrista no podrán evitar que lo sigamos haciendo.

 

10/09/2009 08:36. ricardobrown #. sin tema

WOODSTOCK, THE "F" WORD, "JAMA," OTRAS PALABRAS PROHIBIDAS Y EL CONCIERTO DE LA PLAZA DE LA REVOLUCION. 11 de septiembre/09

 

No me hubiera gustado estar en Woodstock. Demasiado gentío. Demasiado fango. A mi me atraían ciertas cosas de la contracultura de aquellos años. Sobre todo la música. Fuerte. Rebelde. Vanguardista. Joven. Así  sigo viendo  y escuchando  la música de Woodstock tanto tiempo después. Pero eso de ser parte de un gran evento de masas,  de perderme  en una multitud nunca me ha interesado. Nunca he querido ser parte de una manada. Soy lobo solitario.

Tengo emociones encontradas sobre Woodstock. Admiro a aquellos artistas que se presentaron en el concierto. Por ser únicos. Por rebeldes. Pienso que precisamente por eso hacían buena música. Por ser únicos y rebeldes.

Como quizá  equivcadamente se sentían los cientos de miles de jóvenes  que escucharon la música en aquel lodazal en que se convirtió Woodstock cuando cayó la lluvia. Se engañaron a si mismos pensándose libres y rebeldes cunado en realidad eran miembros de una tribu. Yo estoy convencido de que la rebeldía es urgente para el ser humano. Y que debe ser un compromiso de vida. Aunque uno viva esa vida en cuello y corbata. Pero pienso que la rebeldía, como la libertad, es de uno a uno. Al menos la mía. Nunca he querido ser parte de una tribu. Y siempre pensé que aquella gente en el fango de Woodstock era eso. Una tribu que duraría solo unos días y entonces sus integrantes se pasarían el resto de sus vidas entrando y saliendo de otras tribus. Quizá es una injusticia pensar así de aquella gente. Pero es que me repele eso de ser parte de una multitud.

Pero vuelvo a la música de Woodstock. Fue sublime. En el escenario sí hubo rebeldía. Un rompimiento con el poder, con la tradición, con las normas, con lo injusto y lo mediocre que había en la sociedad y la cultura de aquellos tiempos.. Amo aquella música. En estos días la volvía a escuchar. Y me vino a la mente lo joven y vital que sigue siendo esa música porque eran jóvenes en años y en espíritu quienes la hicieron en aquel momento.

Carlos Santana  tenía 22 años. Jimi Hendrix tenía 26.  Richie Havens, uno de los más viejos, tenía 28. Igual que Joan Baez. Janis Joplin tenía 26. Country Joe McDonald tenía 27.

Creo que no había un solo músico en Woodstock que hubiera cumplido 30. Pensaba en eso en estos días. Yo cumplí mis treinta hace un buen rato. Pero me niego a reconocerlo. No por vanidad. Por rebeldía. Quizá me engaño a mi mismo. Pero me siento joven porque me siento rebelde. Y me siento rebelde porque rechazó a la tribu, a la manada.

Ya hace mucho tiempo que los músicos que se presentaron en Woodstock dejaron de ser jóvenes en años. Es decir, los que viven. Jimi Hendrix  y Janis Joplin murieron jóvenes. Como tanta gente de talento, se autodestruyeron. Quizá porque temían llegar a ser viejos en años. Que se yo. Quizá simplemente se autodestruyeron porque se autodestruyeron. Y ya. Pensándolo bien, la gente como Jimi Hendrix y Janis Joplin no le tiene miedo a la vejez. Sabe intuitivamente que la vejez es una mentira cuando se es rebelde por compromiso de vida. Por principio. La gente como Jimi Hendrix y Janis Joplin no le teme ni a la muerte. Y por eso es que la muerte los agarró temprano. Sea como fuere, se fueron Jimi Hendrix y Janis Joplin. Pero por ahí queda Richie Havens. Y quedan casi todos los integrantes de The Who. Y queda Country Joe McDonald. Y todos siguen siendo jóvenes y rebeldes.

Recuerdo aquel grito de rebelión de Country Joe McDonald. No estuve en Woodstock. Ya lo dije. Pero en otras ocasiones, cuando la tribu era más pequeña y no me sentía parte de ella a pesar de estar allí, escuche a Country Joe, y grité con él y la tribu que no era mía ni yo de ella, aquello de F-U-C-K. Un grito de rebelión de la tribu que hice mío sin ser parte de la tribu.

Pienso en eso. En aquella “four letter word” prohibida que gritaron en Woodstock y que desde entonces gritaron las tribus y los lobos solitarios como yo frente a Country Joe and the Fish.

Pienso en ese concierto que van a presentar en La Habana en la Plaza de la Revolución. Me parece que habrá gente tribal en el escenario. Pienso en Silvio a sus 62 años. Amaury a sus 57. Juanes, que a los 37, me parece viejo a mi, que soy mucho más viejo en años que él. No sé si habrá un solo músico en ese escenario de menos de 30 años de vida física. Y en espíritu, en rebeldía, tampoco me parecen jóvenes. Sobre todo Víctor Manuel, el cantante de Franco que ahora le canta a Fidel y le dice gusanos, desde lejos, a quienes no aplauden a Fidel. Víctor Manuel es viejo en años y espíritu. Como es vieja en años y espíritu una Revolución que reprime la rebeldía y la juventud. Una Revolución que fusila a jóvenes en años y espíritu  porque deciden romper filas. Abandonar la tribu. Salir del rebaño.

Country Joe McDonald hizo que una tribu en Woodstock gritara aquella palabra prohibida de cuatro letras. F-U-C-K.  Con todos los defectos que tenía aquella sociedad, no fue arrestado. Nadie pensó en enjaularlo por gritar una palabra prohibida.

En Cuba, acaban de enviar a la cárcel por dos años a un pobre hombre que gritó una palabra prohibida en esa isla esclava. Una palabra tambien de cuatro letras. Pánfilo gritó J-A-M-A. Porque tenía hambre. Y lo metieron preso. Dos años de encierro por gritar que tenía hambre.

Yo no sé si los músicos extranjeros que cantarán en la Plaza de la Revolución saben quien es Pánfilo ni saben lo que quiere decir la palabra jama. No sé si les importaría un bledo si se enteran que a Pánfilo lo encerraron por gritar jama. Me imagino que en el caso de Víctor Manuel, el cantante de Franco y Fidel, quizá se alegraría porque para él Pánfilo es un “gusano” y a los gusanos hay que aplastarlos.

Una amiga, a quien le envío esto, me reclamo hace días porque yo comparé el Concierto de la Plaza de la Revolución con Woodstock. Otra persona me regañó y me dijo que las comparaciones siempre son odiosas.

Yo no puedo evitar las comparaciones. Como soy joven y rebelde, aunque vivo de cuello y corbata, me cagó en los clisés. Y eso de que las comparaciones siempre son odiosas me parece un clisé  detestable y cursi.

Yo si comparo. Lo hago hasta por joder.  Y digo que cuarenta años después de Woodstock, aquella música es nueva. Y aquellos músicos son jóvenes. Y digo que la música que se escuchará en la Plaza de la Revolución es vieja y cansada como esa misma Revolución y quienes la dirigen.

En Woodstock gritaron F-U-C-K y no hubo represión. En Cuba, un pobre hombre gritó J-A-M-A y lo metieron preso.

Dicen los organizadores del Concierto de la Plaza de la Revolución que le cantarán a  la juventud cubana. Yo pienso que, por mucho que digan que no, también le estarán  cantando a los viejos que mandan en Cuba. A los viles ancianos que llevan más de medio siglo en el poder. A los malvados viejos que asesinan a jóvenes porque se quieren ir a vivir a Miami, al Miami odiado de la “gusanera” donde se fue a vivir hace años el mismo Juánes.

A Gorky Aguila le prohibieron cantar en el Concierto de la Plaza de la Revolución. Las letras de su música se asemejan a aquel grito prohibido de Country Joe McDonald en Woodstock. Gorky es libre y los tiranos y quienes son pusilánimes ante los tiranos temen a la gente libre que opta por la rebeldía como compromiso de vida. Estoy seguro que en Cuba también prohibirían a Joe McDonald, a pesar de que fue un "red diaper baby" americano, un hijo de comunistas gringos.

Lo siento, amiga “A.” No puedo evitar la comparación entre Woodstock y lo que va a suceder en La Habana el próximo 20 de septiembre.

No puedo dejar de pensar que en ese Concierto de la Plaza de la Revolución no solo hubieran prohibido a Country Joe Mc Donald.  Hubieran prohibido también a Richie Havens porque inició los tres días de Woodstock cantando una canción con una palabra que no agrada a los viejos sátrapas que mandan en Cuba. “Freedom.” Libertad, cantó Richie Havens en Woodstock.

Y en Cuba, donde mandan unos malvados ancianos, la palabra libertad es prohibida.

Dicen los organizadores del Concierto de la Plaza de la Revolución que quieren llevar música al pueblo cubano. Supongo que los cubanos debemos estar agradecidos.Pero yo no dejo de pensar que lo que más hace falta en Cuba es jama y libertad. No sé si alguien se atreverá a gritar eso en la Plaza de la Revolución. Estoy seguro que si se escuchan esas palabras ese día, no será desde el escenario.

Yo sí comparo. Hay una enorme diferencia entre la gente en el escenario en Woodstock hace 40 años y la gente que estará en escenario de la Plaza de la Revolución. En muchas cosas. Pero sobre todo en eso de ser rebelde y joven como compromiso de vida.

 

11/09/2009 07:49. ricardobrown #. sin tema

Fragmento de una novela incipiente. 12 de septiembre/09

 

Yo le presto mucha atención al Dr. Alfredo. Es enormemente culto. Ha leído mucho. De todo. Ha viajado el mundo de punta a cabo. Ha luchado contra el poder. Y ha ejercido el poder y luchado contra quienes luchan contra el poder. El Dr. Alfredo ya no participa en las luchas. Ya no viaja. Pero sigue leyendo. Me dice que hay que leer hasta que se cierren los ojos por última vez. Me dice que es una obligación vivir en constante aprendizaje. Pero que hay que estar consciente de que mientras más se aprende, más se desconoce. Yo no sé si entiendo esto. El Dr. Alfredo me dice que él está seguro que si lo entiendo.

Anoche me decía el Dr. Alfredo que la mediocridad es como la maleza. Si uno no  la combate a machete y tijera de jardín, la maleza invade nuestros patios y nuestras casas y nuestras ciudades y nuestros mundo  y se apodera de ellos. Me dice el Dr. Alfredo que las civilizaciones perdidas fueron derrotadas primero por la mediocridad y luego por la maleza que sepultó templos y palacios. Yo no sé si entiendo lo que me quiere decir el Dr. Alfredo. Él me asegura que sí lo entiendo.

Me dice el Dr. Alfredo que combata a machete y tijera de jardín la maleza que me rodea. Me dice que ahuyente de mi entorno a la mediocridad.

No estoy seguro que entiendo lo que me dice el Dr. Alfredo. Él me asegura que sí lo entiendo.

 

12/09/2009 12:19. ricardobrown #. sin tema

REFLEXIONES DE DOMINGO. DE CUBA Y MIAMI. 13 de septiembre/09

 

CUBA

Juan Almeida, que acaba de morir en Cuba, es uno de los pocos negros cubanos que ha tenido prominencia política en esa isla en los últimos cincuenta años. Y era, más que todo, una figura decorativa. El régimen de La Habana es, esencialmente, un gobierno de ancianos blancos. El único negro, fuera de Almeida, que tiene alguna prominencia es Esteban Lazo, uno de los no sé cuantos vicepresidentes que tiene el régimen. Casi todas las demás figuras importantes del régimen son hombres viejos blancos. Ricardo Alarcón, Machado Ventura, Casas Regueiro, Balaguer, y, por supuesto, los ,mandamases, Fidel y Raúl.

En Estados Unidos por muchos años se criticó mucho el sistema político porque estaba controlado por “angry old white men.” Viejos iracundos blancos. Pero hoy día hay un presidente afro americano y la Presidenta de la Cámara de Representantes es una mujer, como lo es la Secretaria de Estado. En todo el país hay negros y mujeres en posiciones políticas clave. Desde alcaldías hasta gobernaciones. Pero en Cuba, siguen mandando los ancianos blancos e iracundos. Angry old white men.

MIAMI

Según una encuesta publicada hoy, la popularidad del Alcalde Carlos Alvárez está por el piso y hasta es posible que tenga éxito el movimiento para sacarlo del poder mediante un referendo revocatorio. Que diferencia a cuando Alvárez llegó a la Alcaldía. Parecía entonces que tenía un brillante futuro político por delante. Era el policía incorruptible y audaz, el Clint Eastwood tropical que venía a rescatarnos en Miami Dade. Se hablaba de que quizá llegaría a ser gobernador de la Florida o senador federal. Ahora nadie da dos kilos (centavos en el argot cubano) por el futuro político de Alvárez.

Alvárez resultó ser prepotente y antipático. En medio de la peor crisis financiera en la historia del gobierno condal decidió recompensar a sus canchanchanes, a sus principales ayudantes, con aumentos salariales descomunales y por supuesto inmerecidos. Recomendó recortes drásticos de programas esenciales, pidió que los empleados públicos del Condado se rebajen el sueldo por cinco por ciento y abogó por despedir a mil 700 trabajadores del Condado. Encima de todo eso, recomendó un aumento a los impuestos a la propiedad. Y tuvo la gandinga (más argot cubano aquí) de aumentarle el sueldo al puñadito de cargamaletas y güatacones (perdonen el “cubaneo,” pero es que estoy en una etapa de orgullo nacionalista, quizá por el odio que hay contra mi gente) que llevó a la Alcaldía. Entonces, cuando le preguntaron, se puso bravo y se inventó todo tipo de excusas que nadie se traga de porqué dio esos aumentos a sus amigotes.

La verdad es esta. Toda esa gente a quien Alvárez dio aumentos jamás soñó con ganar ese tipo de plata. Y es un cuento que nadie se come lo que dice el Alcalde Alvárez de que si no se les aumentaba el sueldo se iban a trabajar a otro lado. ¿Adonde? La calle está durísima para gente super calificada con diplomas de las mejores universidades del país y experiencia de sobra. Gente brillante, con impresionantes credenciales académicas e historiales de trabajo se la está zapateando sin encontrar empleo. Y  Alvárez quiere decirnos que a sus privilegiados asistentes a quien nadie les conoce títulos de Yale o Harvard ni ninguna previa experiencia laboral notable que no sea ser güatacones y cargamaletas del Alcalde había que aumentarles hasta 60 por ciento del sueldo porque si no se iban del trabajo. Bullshit. ¿Quién les había ofrecido esos trabajos? ¿Obama? Que no fastidien porque en la Casa Blanca los sueldos son inferiores a lo que ya ganaban los amigotes del Alcalde Alvárez antes de los aumentos.

Hace años, cuando llegó a la Alcaldía del Condado, mucha gente esperaba maravillas de Carlos Alvárez. Que pena que resultó ser un político mediocre más. Y además de eso, bien pesado. Un bofe.

 

 

13/09/2009 10:48. ricardobrown #. sin tema

EL VIEJO Y LOS PERROS (Un cuento reciclado por poner algo en el Blog. Tomado de Escrito en Shenandoah.

El viejo camina lentamente por la acera frente a mi casa con sus dos perros salchicha. El más grande es negro y el otro es color café. El viejo tiene una frondosa y bien peinada cabellera gris y un pequeño bigote de igual color. Siempre sonríe con una dentadura que no es perfecta,  pero que es suya. Su ropa no es cara, pero es limpia y bien planchada. Viste una pantalón azul y una camisa blanca de mangas cortas. Es un viejo bien cuidado, como sus perros.

Me encuentro con el viejo y nos saludamos. Le pregunto , ¿Cómo están hoy los perritos?”
Y me dice que el perro negro, el más grande tiene 17años, pero tiene alma de cachorro. Siempre me dice lo mismo. Pero hoy me habla del otro perro. “Toby canta, ¿sabe? Es un perro feliz. ¿No lo ha escuchado cantar?”  Y se agacha y levanta al perro y  pega su rostro al hocico de Toby y comienza a aullar. “¡Auuu, auuu, auuu!”  Y el perro le hace coro. “¡Auu, auu, auu!”  Aúllan el viejo y Toby y los obreros de construcción en el techo de la casa del otro lado de la calle detienen su trabajo y nos miran y se ríen, pero no lo hacen en burla.

Y entonces el viejo se vuelve a agachar y coloca a Toby en la acera. Y me dice que ojalá tenga un buen día, y se marcha con el perro negro, cuyo nombre nunca me ha dicho, y con Toby el de color café que canta.

Y yo veo irse al viejo y sus dos perros y pienso que por un momento fuimos niños él, los obreros de construcción y yo. Y le grito al viejo, “ Gracias, que tenga un buen día usted!”  Y no sé si me escucha porque no me contesta.

14/09/2009 10:13. ricardobrown #. sin tema

Crónica Roja.Una niña atractiva que sale en fotos con un tipo que le acaricia las nalgas y la entrepierna, celos, sangre, muerte, un viejo chusma que manotea, da gritos y amenaza. Me parece que todo tiene una raíz. 16 de septiembre/09

 

1. Vi en televisión un reportaje en que una periodista sigue a un hombre, haciéndole preguntas. El hombre de pronto se vira y le dice: Señora, ya le dije que se calle la boca.” La periodista le dice, “¿Pero porqué no me contesta la pregunta?” El hombre responde, “Porque no me da la gana.”

2. El hombre es un chusma. Un mal educado. Y pienso que quizá por eso es que su hija, de 17 años, está en medio una tragedia. Dos muchachos pelearon por ella. Uno mató al otro. Vi unas fotos de la hija del señor chusma con el muchacho que supuestamente le clavó un puñal al otro. Están en la playa. En las fotos, el presunto asesino le tiene sus manos en las nalgas y en la entrepierna a la muchacha hija del chusma. La muchacha y su novio colocaron las fotos en un portal de internet para que las vieran quienes quisieran hacerlo.

3. Pienso que así es la gente chusma. Comprendo que una persona pueda no tener deseos de responder las preguntas de una periodista, Pero el sujeto ofendió a la  reportera. Le gritó de forma amenazante que se callara/. Le dijo que no le respondía porque no le daba la gana. Me imagino que en sus 17 años, ese es el tipo de comportamiento a que se acostumbró la muchacha. Un padre grosero que habla a gritos y que manotea de forma amenazante.. Pienso que quizá eso contribuyó a que ella se involucrara con un novio que le tocó las nalgas y el pubis en fotos que publicó en un portal de Internet. 

4. ¿Soy injusto? Bueno, yo no soy policía, fiscal ni juez. Allá los tribunales que juzgarán el caso del asesinato. Pero sí pienso que la chusmería de un padre posiblemente influyó en la conducta de su hija y a quienes escogió como novios y amigos.

5. Me da pena por el muchacho asesinado, por el que lo mató y por la muchacha que aparentemente provocó los celos del asesino. Pienso que los tres son víctimas de la chusmería. No me sorprendería si el supuesto asesino también se crío en una casa donde hay gente chusma.  El muchacho asesinado tenía solo 17 años. La misma edad que su presunto asesino y la muchacha por quienes se dice que pelearon. Niños. Demasiado jóvenes para matar y morir. 

6. No me da ninguna pena por el padre de la muchacha. Es un chusma. La gente chusma es dañina. Y no cría bien a sus hijos.

7. Es terrible cuando una sociedad enaltece lo chusma. Cuando sus líderes políticos, su cultura popular, su todo, es un canto a la chusmería, en aras de una falsa igualdad.

8. El hombre chusma, su hija que sale en fotos con un novio que le toca las el trasero y la entrepierna, el asesino y la víctima, se criaron en un país donde se glorifica la chusmería y donde los buenos modales son consideradospor el sistema político que impera  como una despreciable costumbre burguesa. El país donde se criaron no es donde ocurrió la tragedia. Ellos se fueron de allí por alguna razón.

9. No puedo evitar pensarlo.La chusmería es mala. Siempre es mala.

10. Me angustia la situación del país donde se criaron los involucrados en la tragedia. Allí la gente suele dulce y solidaria. Pero a veces la chusmería da paso a la violencia. No puedo dejar de pensar que la raíz de esta terrible tragedia es la chusmería.

 

 

16/09/2009 10:02. ricardobrown #. sin tema

Estoy convencido que la chusmería fue un factor contribuyente a la tragedia de la secundaria de Coral Gables. La chusmería tuvo que ver con que la violencia acabara con dos vidas jóvenes. Ojala que la muchacha que se dice fue figura central en este crimen de pasión pueda ser rescatada de las fauces de la chusmería. 17 de septiembre/09

 

Sigo con el tema de la chusmería.

Anoche salió de nuevo en televisión el padre de la muchacha que es novia del joven que está acusado del asesinato en la secundaria de Coral Gables de un muchacho recién llegado de Cuba.

Apareció el hombre en un reportaje del Canal 41.

Con una voz aguardentosa, profanaba amenazas y malas palabras contra varios reporteros que se encontraban frente a su casa. Les mentaba la madre. Manoteaba. Le lanzó una patada a uno de los reporteros. Le tiró una piedra. Parecía que estaba borracho o drogado.  Vestía una de esas horribles camisetas con los brazos al descubierto. La camiseta estaba sucia. Un típico chusmón, violento e incivilizado.

Reitero que, con un padre así, no me sorprende que su hija de 17 años aparece en fotos en un portal de Internet en las que el novio, el acusado del asesinato, le está agarrando las nalgas y la entrepierna. La niña y el novio colocaron las fotos en el portal de Internet para que las viera el mundo entero. La niña aparentemente se las trae. Pero es que con un padre tan vulgar, probablemente no hay decencia ni moral en su hogar.

Se dice que fue por celos que el novio supuestamente mató a puñaladas a la víctima en el patio de la escuela secundaria en la que ambos eran estudiantes. Yo sigo pensando que la raíz de la terrible tragedia es la chusmería. Y el grotesco comportamiento del padre de la novia es típico de esa chusmería.

Imagínense ustedes. La hija de este sujeto está involucrada en tragedia en que un muchacho de 17 años es asesinado y otro, el supuesto asesino, posiblemente pasará el resto de sus días en la cárcel. Una persona decente, una persona con sensibilidad, indudablemente se sentiría agobiada, triste. Quizá no respondería a las preguntas de periodistas, pero se comportaría de una manera más discreta. Pero la reacción de este sujeto es la típica soberbia del chusma. Grita malas palabras. Amenaza. Lanza patadas y piedras.

Tengo entendido que el sujeto fue arrestado anoche. Si es así, se justifica el arresto. El tipo le dio una patada a uno de los periodistas.

La tragedia en la secundaria de Coral Gables es terrible. El muchacho asesinado, por lo que se sabe de él, era una buena persona. Acababa de llegar de Cuba, donde permanece su madre, que es médico. Su padre está en España y es médico también. Vivía en un humilde apartamento en una zona obrera de Miami con su abuela y un tío, que también es doctor en medicina pero que no tiene licencia para ejercer la profesión en Estados Unidos. La abuela y el tío del joven asesinado obviamente son personas educadas y decentes. Así se han comportado.

El entorno familiar del presunto asesino aparentemente es conflictivo. Los vecinos de la familia dicen que la policía constantemente tiene que acudir a la casa por problemas de drogas, robos y hasta riñas familiares con cuchillos. Leí en la prensa que la policía miamense acudió a esa casa once veces en los últimos ocho meses.

La madre y la abuela del presunto asesino hablaron anoche a la prensa. Son mujeres humildes, obviamente destrozadas por lo ocurrido. Insisten en que el presunto asesino fue provocado por la víctima. La abuela repetía ante las cámaras que su nieto es un muchacho muy trabajador desde pequeño y que podían verificar esto con su empleador. ¡Como si esto fuera a justificar que mató a puñaladas a otro joven! Pero uno tiene que sentir compasión por esas dos mujeres. Tiene que ser terrible que un hijo o un nieto esté preso por asesinato.

Un tío del presunto asesino también fue entrevistado en televisión frente a la casa de la familia. Parecía estar drogado.

Lo ocurrido es monstruoso. Las consecuencias son terribles. El joven asesinado, de solo 17 años, quería ser veterinario. Yo no dudo que lo hubiera logrado. Todo lo que se ha podido conocer de él es que era una buena persona.

El presunto asesino también tiene 17 años. En las fotos suyas que aparecen en el portal de Internet, él y sus amigos tiene aspecto de gangster. Al menos me luce que esa es la imagen que quieren proyectar. Los “posts” o mensajes que colocan en el portal son groseros y escritos con faltas de ortografía en español.  Pero me llama la atención que este muchacho no era un desertor escolar. Se hubiera graduado de secundaria este año. Su madre y su abuela dicen que había ahorrado suficiente dinero trabajando para comprar un carro. Quizá era rescatable este muchacho. Caramba, comienza a vivir. Y ahora lo que probablemente le queda por delante de vida es una larga condena carcelaria.

La joven que supuestamente provocó los celos del presunto asesino también tiene 17 años. Es una muchacha atractiva. De nuevo, me llama la atención en su casa que estaba enrolada en una escuela. No sé si seguirá estudiando. Quizá le de pena regresar a clases, aunque definitivamente no le dio ninguna pena poner fotos en un portal de Internet en que su novio le agarra el trasero y el pubis.  Esta tragedia la marca a ella también. Ojala pueda encontrar el camino del bien.

Siento compasión por casi todas las personas involucradas en esta tragedia. Pero no siento nada de compasión por el padre de la muchacha, el grotesco chusma que lanzó piedras y patadas y gritó amenazas y malas palabras en televisión. Yo pienso que esa gente chusma, con su grosería, con sus camisetas, con sus malas palabras y manoteo, hace daño.

Pienso que ese hombre le ha hecho daño a su hija. Pienso que gente chusma le hizo daño al presunto asesino. Tengo entendido que algunos de sus familiares le decían que no podía quedarse tranquilo y dejar que otro muchacho le quitara la novia. Le “dieron cranque” los chusmas de su familia.

Yo estoy convencido que la chusmería es tóxica. En este caso, la chusmería contribuyó a que un muchacho bueno fuera asesinado. Contribuyó la chusmería a que un muchacho de 17 años, que era rescatable, que tenía por delante toda una vida, matara a otro joven y acabara así con su propio futuro. Pienso también que la chusmería tiene secuestrada a la novia del presunto asesino. Ojala se libere de la esclavitud de la chusmería.

Siento pena por la familia del joven asesinado. Y por la madre y la abuela del presunto asesino. No siento ninguna pena por el padre de la novia del supuesto asesino. Es un chusma grotesco y violento. Siempre he pensado que la gente debe tener modales. Siempre he pensado que es terrible que la gente ande en la calle en esas horrendas camisetas, que son el uniforme de los chusmas. Estoy convencido que la chusmería hace daño. Y que esta tragedia de la Coral Gables High es prueba de ello.

 

17/09/2009 09:26. ricardobrown #. sin tema

El Concierto de la Plaza de la Revolución, Osvaldo Farrés, Silvio, Amaury, Celia, Quizás, quizás, quizás. 18 de septiembre/09

 

Veré el Concierto, aunque sea en parte, en alguno de los canales que lo transmitirán. Más adelante comentaré en este blog.

Quizás comparta ciertas cosas de que me he enterrado. Quizás comente sobre ciertas cosas que se han hecho y se han dicho en ambos lados del Estrecho de la Florida y en otras partes. Quizás no valga la pena. Quizás después del domingo queda atrás el Concierto y toda la amarga polémica en torno al mismo.

“Quizás, quizás, quizás.” Esa es el título de una canción escrita en 1947 por el compositor cubano Osvaldo Farrés. Es una bella canción que se popularizó internacionalmente cuando fue grabada por Nat King Cole. Hace siglos, cuando yo viajaba mucho, la escuché en muchos lugares en distintos idiomas. Una vez la escuché cantada en hebreo en Tel Aviv. En otra ocasión la escuché interpretada por un trío búlgaro en Sofia.

Me vino a la mente Osvaldo Farrés por eso de quizás. Se que era amigo de mis abuelos, pero nunca lo conocí en Cuba, donde viví solo un tiempo como niño. Muchos años después, cuando vivía en Washington, cubrí una ceremonia en la Casa Blanca sobre el Mes de la Hispanidad y allí estuvo Farrés y lo conocí. Era un hombre muy mayor ya. Fue breve el encuentro. Pero me satisfizo mucho saludar a alguien que aún en aquel momento era famoso por su música. A mi me apasiona la música y entre la gente que más admiro están aquellos que pueden hacerla. Recuerdo todas las ocasiones en que he podido conocer personalmente a cantantes, músicos y compositores. A los famosos y a los no famosos.

Osvaldo Farrés, según tengo entendido, nunca estudió música. Componía de oído. Además de “Quizás, quizás, quizás,” compuso otras canciones famosas como “Toda una vida,” “Acercate más,” y “Tres palabras.”

Farrés murió en Nueva Jersey hace varios años. Hoy se habla poco de él y de su música que en su tiempo recorrió el mundo entero. Pero así es la vida, ¿no?  No todo lo que debe ser recordado perdura en la memoria colectiva . O al menos no ocupa la jerarquía que merece. No debería ser así. Los músicos y la música son importantes. Y si los músicos son buenos y la música es buena, merecen ser recordados.

Por esas cosas que se le meten a uno en la cabeza, hoy recuerdo a Farrés. Y pienso como tuvo que morir lejos de su país. Es triste eso. Que una persona tenga que morir lejos de su país. Pienso también en Celia Cruz. Fue una gloria de la música cubana. Después que se fue de Cuba jamás pudo regresar. Y su música fue prohibida oficialmente en Cuba. Claro que mucha gente en Cuba siguió escuchando la música de Celia. Incluso mucha gente militante del Partido Comunista. Hace unos años yo hice un par de viajes a Cuba por razones de trabajo en cuestión de solo dos meses. Y en el primer viaje, algunos funcionarios del gobierno con quienes tuve contacto me pidieron el favor de que les llevara música de Celia Cruz cuando regresara a Cuba. Me sorprendió. Y claro que les llevé la música de Celia cuando regresé a La Habana.

La música no debería estar prohibida. Yo, por ejemplo, siempre he escuchado la música de cantantes como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Amaury Pérez Vidal. Me encantaría, claro, que alguien le preguntara a Silvio y a Amaury porque firmaron aquella terrible carta justificando los fusilamientos de tres jóvenes cubanos que se querían ir a vivir a Miami.

Durante toda esta polémica sobre el Concierto de Juánes alguien me preguntó porque yo quería prohibir el concierto. Me pareció absurda la pregunta. Como si yo tuviera la facultad de prohibir nada. Por supuesto que jamás prohibiría un concierto o una exposición, una obra de teatro o ninguna otra manifestación cultural.

Jamás, tampoco, renunciaré a mi derecho de expresión. Me resbalan los insultos y las calumnias.  No me amedrentan las amenazas. Me he acostumbrado a ellas. Soy libre.

Pero ese es otro tema. Quizás, quizás, quizás.

Pienso hoy en Osvaldo Farrés. Pienso en Celia.

A Farrés, el régimen castristas probablemente lo borró de la memoria musical cubana. De Celia, se que mucha gente en Cuba siguió escuchando su música, incluso gente del Partido y el Gobierno. Es más, la prensa oficialista habló de su muerte. Lo hizo, lamentablemente, de una forma despectiva. Que triste. Incluyo aquí al final lo que publicó el periódico mexicano El Universal sobre como cubrieron en Cuba la muerte de Celia Cruz:

Desprecia prensa cubana muerte de Celia Cruz .

 

Rescata Granma y Prensa Latina el deceso de la muerte de la llamada "reina de la salsa" en sólo dos párrafos; destacan su anticastrismo


 

Juan Carlos Cortés S./El Universal Online
El Universal
Ciudad de México
Jueves 17 de julio de 2003

09:17 El diario oficial cubano Granma minimizó el deceso de la cantante cubana Celia Cruz, al dar a conocer a sus lectores la noticia en dos párrafos, rescatando el anticastrismo de la llamada "reina de la salsa"

En su portada del impreso, Granma presenta sólo tres noticias, "Misión Robinson recibe esfuerzos", "Múltiples ataques contra tropas norteamericanas en Irak" y "Nuevo contingente de arquitectos e ingenieros", pero nada en alusión al deceso de la llamada "reina de la salsa", Celia Cruz.

A diferencia del despliegue informativo que dieron en días pasados a la muerte del músico Compay Segundo, en el diario y su sitios de internet, para Granma la noticia sobre Celia Cruz fue reducida al mínimo.

Así se difundió en el Granma la noticia de la muerte de Celia Cruz:

"A los 78 años de edad falleció, víctima de un tumor cerebral en la ciudad norteamericana de Nueva Jersey, Celia Cruz, importante intérprete cubana, que popularizó la música de nuestro país en Estados Unidos".

Y remató: "Durante las últimas cuatro décadas se mantuvo sistemáticamente activa en las campañas contra la Revolución Cubana generadas desde Estados Unidos, por lo que fue utilizada como icono por el enclave contrarrevolucionario del Sur de la Florida", no hubo más.

El corresponsal de EL UNIVERSAL en La Habana, César González-Calero, reportó que por su reconocido anticastrismo el deceso de la salsera provocó un silencio oficial en la isla.

El noticiero de televisión de las ocho no mencionó la noticia de su muerte, reportó el corresponsal, además, la agencia cubana de noticias Prensa Latina, destacó en su encabezado que se trataba de una cantante de "origen cubano".

Pero no fue el único que minimizó el hecho, en internet, Tribuna de La Habana, presentado como "El periódico de la capital de Cuba", ciudad natal de Cruz no reprodujo la nota.

En estas condiciones también trabajaron las redacciones de los diarios online Escambray de la provincia Sancti Spíritus, Girón, diario de la provincia de Matanzas y Digital Invasor de Ciego de Avila.

Otros medios cubanos en internet como Trabajadores Online, Opciones y Juventud Rebelde también ignoraron la muerte de la cubana.

Celia Cruz emigró a EU en 1960, tras el triunfo de la revolución cubana en 1959, y no regresó nunca a la isla, donde aún le queda una hermana viva, Dolores, de 85 años, y varias primas.

Dolores dijo recientemente que vio a su hermana por última vez hace cinco años, cuando la visitó en Nueva York.

 

18/09/2009 10:06. ricardobrown #. sin tema

Sobre un río volaron cenizas. 20 de septiembre/09

 

Hace mucho tiempo, cuando yo vivía en una ciudad muy lejos de aquí, murió antes de tiempo un amigo. Era joven. Dejo a una viuda y dos pequeños niños. El día después de su muerte, fui a su casa, con una mujer que me quería.

Había varias personas en la casa de mi amigo. Hablamos de él. Vimos fotos. Su viuda sacó una grabadora. Un tiempo antes de su muerte, ellos habían ido a un concierto de Peter, Paul and Mary en aquella ciudad y a escondidas  habían grabado al trío cantando “Where have all the flowers gone?”

La grabación no era buena. Pero a todos nos emocionó mucho escucharla. Mi amigo era muy aficionado de Peter, Paul and Mary.

El cadáver de mi amigo fue incinerado. Su cenizas fueron esparcidas sobre un río en aquella ciudad. Había un ligero viento . Las cenizas volaron.

Mary Travers acaba de morir. Me ha hecho recordar muchas cosas. A mi amigo. El  vuelo de sus cenizas en el viento sobre el río. La mujer que estaba conmigo el día que fuimos a aquella casa triste. La viuda de mi amigo y sus hijos, de quienes no he sabido más.

Me ha hecho recordar también a Peter, Paul and Mary. Sobre todo a Mary Travers. Me ha hecho recordar también aquella canción. “Blowing in the wind.” Volando en el viento.

A veces vuelan en el viento las cenizas,  los recuerdos, y hasta el mismo tiempo. Pero no quiere decir que desaparecen.

En honor a todo eso, coloco aquí la canción favorita de mi amigo que se fue:

 

 

Peter Paul & Mary - Blowin in the wind

20/09/2009 10:44. ricardobrown #. sin tema

Más adelante hablo más del Concierto. En este momento hay ánimos caldeados. Y aunque lo que digo yo no es de importancia, prefiero por ahora decir solo estas diez cosas. 20 de septiembre/09

 

1. Como espectáculo musical, fue bueno.

2. Un amigo que trabaja en televisión me dijo que el sonido era muy bueno, pero la dirección de cámaras no tanto.

3. Fue importante, al menos para mi, lo que se dijo y lo que no se dijo, tanto como la música.

4. Olga habló de Niurka, una cubana de Miami separada de su hija en Cuba.

5. Juánes habló de un solo pueblo cubano, habló de quienes no tienen libertad, grito ¡Cuba Libre!

6. Carlos Varela dijo que cantaba para todos los cubanos  donde quiera que estén.

7. Hay quien dice que hubo mucha ambigüedad. Pero el Papa Juan Pablo Segundo fue ambigüo  cuando dijo ¡No tengan miedo!

8. Preocupantes los enfrentamientos que se producen frente al Versailles mientras escribo esto. Ojala que no haya violencia. Que reine la paz en Miami.

9. Pensé todo el tiempo en los tres muchachos que fusilaron en 2003.

10. Pienso ahora que es triste todo lo que nos ha pasado a los cubanos en estos últimos 50 años. 

 

20/09/2009 19:55. ricardobrown #. sin tema

El Concierto. Siempre quedan preguntas. 21 de septiembre/09

 

Quedan estas y otras preguntas:

 

1. ¿Qué pasó con lo de la invitación a Gorki? Bosé dijo que lo iban a invitar. Gorki dice que nunca lo llamaron.

2. ¿Qué fue lo de la discusión entre Juánes y algunos funcionarios del Ministerio de Cultura? ¿Hubo la bronca o es rumor?

3. ¿Qué pasó con el con el joven con una bandera cubana que Juánes y Bosé subieron a la tarima?

4. ¿Qué dirán Juánes, Bosé, Olga y los otros en los próximos días?

5. ¿Le preguntarán a Juánes sobre que quiso decir con “¡Cuba Libre!”?

6. ¿Fue casualidad el título de la primera canción de Olga Tañón?

7. ¿Porqué Silvio canto Ojalá? ¿Sería por Papito Serguera, el Torquemada del Quinquenio Gris? ¿Sería por Raúl y Fidel?

8. ¿Porqué nadie le pregunta a Silvio  y Amaury sobre la carta en que apoyaron los fusilamientos sumarios de tres jóvenes y el encarcelamiento de 75 disidentes en 2003?

 

21/09/2009 11:00. ricardobrown #. sin tema

El Concierto de la Plaza de la Revolución. Parte de una conversación entre mis amigos Echemendía y Salusto. 22 de septiembre/09

 

Echemendía y Salusto casi siempre tienen puntos de vista encontrados sobre cualquier tema. Pero son buenos amigos a quienes les gusta discutir. Lo hacen con altura.  Anoche me encontré con ellos. Hablaban del Concierto en la Plaza de la Revolución. He aquí lo que decían, entre sorbos de cerveza:

Echemendía: “Yo pienso que el concierto fue una buena cosa. Se llenó la Plaza de la Revolución de gente joven que no fue acarreada allí por el gobierno. Esa juventud fue allí a escuchar música, a divertirse, a bailar. No fue allí a corear consignas que le gritaban desde la tribuna.”

Salusto: “Lo que dices es verdad. Pero tampoco hay que exagerar. Se acabó el concierto y la gente tuvo que regresar como pudiera a sus casas dilapidadas con neveras vacias. Los presos de conciencia siguen presos. Raúl Castro sigue mandando desde su oficina, que no está muy lejos de donde se hizo el concierto. Y no puedes negar que la dictadura lo manipula todo. Manipuló esto concierto para dar la falsa impresión de que en Cuba hay  espacios de libertad cultural.”

Echemendía: “ Estoy de acuerdo en que la dictadura manipuló el concierto.  Pero eso era de esperarse. Eso se sabia. En cuanto a que todo sigue igual después del concierto, pues eso era de esperarse también, Salusto. Fue un espectáculo musical. ¿A quien se le ocurre pensar que el gobierno se iba a caer porque un grupo de músicos cantó en la Plaza de la Revolución. Nadie esperaba eso. Simple y sencillamente se logró un pequeño espacio de alegría y paz en un lugar donde han gritado paredón, donde siempre se ha hablado de guerra. Eso es importante. Fueron cuatro o cinco horas de risas, de júbilo donde por cincuenta años han atizado el odio.”

Salusto: “Yo pienso que hubo el veto. Que hubo la exclusion, que hubo el ostracismo típico de la dictadura en la organización de ese concierto. Hubo la censura. Allí no se presentó ningún cantante del exilio. Allí no dejaron presentarse a ningún grupo contestatario dentro de la isla. Allí solo hubo extranjeros y artistas cubanos que le han hecho el juego a la dictadura.”

Echemendía: “Pero eso era de esperarse, Salusto. Claro que no iban a dejar presentarse a Chirino, ni a Isaac Delgado ni a Porno para Ricardo o los Aldeanos. Nadie disputa que en Cuba hay una dictadura que controla la cultura. Pero este fue solo un paso. Quizá un paso muy pequeño.. Pero hasta un pequeño paso es importante cuando se ha estado en retroceso y se ha estado paralizado por tanto tiempo.”

Salusto: “Fue casi una burla presentar a la mujer esa, Cucú Diamantes, que nadie conoce en Cuba ni fuera de Cuba, como representante del exilio.”

Echemendía: “No fue buena su presentación. Yo no conocía a esa mujer. No está a la altura de artistas como Isaac o como Annia Linares o Malena Burke. No es tan conocida como el Médico de la Salsa, a quien siguen queriendo mucho en Cuba. Pero ese es otro tema. Ahí entramos en la calidad artística del concierto. Y  yo pienso que lo más importante es lo que representa el concierto como símbolo de que algún día tiene que llegar un cambio a Cuba.”

Salusto: “No se puede hablar de un concierto en Cuba sin hablar de la música que se escuchó. Carajo, los cubanos sabemos algo de música. La música es importante para nosotros. Y no me puedes negar que la calidad artística dejó mucho que desear. Sobre todo esa mujer, Cucú. Y Aute y el otro español, Victor Manuel,  fueron una vergüenza.”

Echemendía: “Y ya que entras en eso, pudieras decir que a Silvio comienzan a caerle encima los años y se notó cuando cantó. Además parece que se le olvidaron las letras de sus canciones porque las leía y tenía puestos unos espejuelos con unos lentes que parecían fondos de botella. Pero no me puedes negar que Carlos Varela estuvo muy bien. Y que los Orishas y los Van Van, por muy castristas que sean,  fueron estupendos. No seas injusto..”

Salusto: “No lo soy. Te digo las cosas como las veo. No te voy a negar que los Van Van y los Orishas estuvieron bien y que Varela también. Y te digo más. Me gustó Bosé. Me gusto la Tañón. Me gustó el italiano Jovanotti. Me pareció buena la música de X Alfonso.”

Echemendía; ¿Entonces porqué qué dices que fue mala la calidad musical? En cualquier evento así habrá artistas buenos y no tan buenos. ¿Y porqué no hablas de Juánes, el que organizó el concierto? A mi me pareció muy buena su presentación. El público lo aplaudió mucho y coreó su nombre.”

Salusto: “ Yo no le entendía a Juánes lo que cantaba. Cantó y habló con un acento raro, como un americano o un inglés hablando español. Y si quieres que te diga la verdad, me sonaba desafinado.”

Echemendía; “Pues  yo no lo escuché desafinado y sí le entendí muy bien. Y el público también. Sobre todo cuando gritó aquello de  ‘!Cuba libre, Cuba libre!’  Y cuando gritó,  ‘!Una sola familia cubana! ‘ Yo entendí muy bien su música y las cosas que dijo, que nadie había dicho en ese lugar en 50 años. Ni siquiera el Papa.”

Salusto: “No me digas que ahora vas a comparar a Juánes con el Papa. “

Echemendía: “Pues mira, sí comparo esto: El Papa fue bastante ambiguo cuando estuvo en Cuba. Dijo que ‘el mundo se abra a Cuba y que Cuba se abra al mundo.’ Dijo ‘no tengan miedo.’ Son frases bonitas, pero no son exhortaciones abiertas a la rebelión. Son de esas frases que cualquiera puede darle su propia interpretación. Y ese era el Papa a quien se le atribuye haber dado al traste con el Comunismo en Europa. No veo porque esperaban que Juánes se encaramara en la tarima y gritara ¡Abajo Fidel y Raúl!”

Salusto: “ Nadie esperaba eso. Pero ya que le cantó a los secuestrados en Colombia, debió haber hecho alguna referencia a los presos de conciencia en Cuba.”

Echemendía: “Yo pienso que lo hizo. Pienso que dijo lo que se puede decir en circunstancias como esas. Habló de la gente presa en cualquier lugar donde esté. Y no fue el único. Varela dedico sus canciones a todos los cubanos donde quiera que se encuentren. La Tañón habló del exilio y de una mujer que hace 20 años que no ve a su hija. Juánes y Bosé cantaron la canción esa de la isla Libertad. Son cosas jamás escuchadas en la Plaza de la Revolución. “

Salusto: “Y que quizá fueron dichas para limpiarse el rostro o la conciencia. Como el mismo Silvio que cantó ‘Ojalá.’ Lo hizo para quedar bien. Lo hizo después de que está muerto Papito Serguera. A Silvio nadie le quita de encima la mancha de haber firmado la carta en que apoyó que mataran a aquellos muchachos negros que se robaron la lancha para irse de Cuba.”

Echemendía: “Algún día Silvio tendrá que explicar eso.  Yo estoy de acuerdo que fue terrible lo de aquella carta. Pero, oye, ¿qué le harías tú a Silvio y los otros artistas que firmaron la carta? ¿Los fusilarías? Silvio y Formell y casí todos los artistas que viven en Cuba se ven en la misma situación que los demás cubanos. Silvio tiene un hijo contestatario, Silvito El Libre. Tiene una hija en Miami. Formell tiene hijos en el exilio. El mismo Leo Brouwer firmó aquella carta y su hija Alina es anticastrista y vive en Miami o Nueva York. Vamos a estar claros. Es terrible lo de la carta. Pero en Miami hay gente que fusiló, no que firmó cartas. Y hoy esa gente es aceptada como anticastrista.”

Salusto:  “Para mi, desde el punto de vista ético y moral firmar una carta aprobando que maten a unos muchachos porque se quieren ir de su país es abominable. Toda esa gente que firmó aquella carta y que ha estado apoyando abiertamente a la dictadura es culpable de graves fallas  éticas y morales. Y me parece hipócrita que canten a la libertad y al amor. No hay nada más opuesto y violatorio de la libertad que fusilen a tres muchachos que no mataron a nadie, que solo querían ser libres. No hay nada más odioso y más opuesto al amor que eso. Yo no digo que fusilen ni encarcelen a esa gente que firmó aquella carta. Pero me parece hipócrita, me parece inmoral, que no se les exija al menos una explicación.”

La conversación entre Echemendía y Salusto continuó. Pero no tengo tiempo para seguir transcribiéndola ahora. Quizás lo haga cuando tenga más tiempo.

 

22/09/2009 08:55. ricardobrown #. sin tema

El Concierto, las amenazas contra María Elvira Salazar, lo que hizo Javier Ceriani en Cuba, la pelea de Juánes y Bosé con "funcionarios cubanos" en el Hotel Nacional. 23 de septiembre/09

 

El Concierto de la Plaza de la Revolución sigue produciendo noticias. Hoy, la prensa habla de lo siguiente:

1. Desconocidos llamaron al Canal 22 para amenazar a la periodista María Elvira Salazar y sus hijas.

2. El animador argentino Javier Ceriani está confinado en un hotel habanero por “autoridades cubanas.”

3. Juánes y Miguel Bosé se vieron involucrados en acaloradas discusiones con funcionarios cubanos en el vestíbulo del Hotel Nacional antes del concierto.

Yo pienso lo siguiente:

4. Hay que repudiar las amenazas, vengan de donde vengan. Hay que expresar solidaridad con quienes sean amenazados, sean quienes sean. Yo lo hago. En el caso de María Elvira, es mi amiga y colega. Siento una obligación especial para escribir esto. Y les cuento algo. Conozco a María Elvira desde que ella comenzó a trabajar en el periodismo siendo casi una adolescente. Conocí a su papá y a su abuela paterna y conozco a su mamá. Les aseguro que, por razones genéticas, y por la forma en que fue criada, María Elvira es incapaz del miedo. No la podrán intimidar. No la intimidaron las balas cuando cubrió las guerras en Centro América. María Elvira es una de esos periodistas que salían a cubrir los combates y que no titubeaban en medio de la metralla. Tampoco la intimidaron personas muy poderosas que en ciertos momentos trataron de perjudicar su carrera. En todo el tiempo en que he estado en este giro del periodismo, María Elvira es una de las personas más valientes que he conocido. Sé que no tiene miedo. Pero tiene que sentirse muy mal de que hayan amenazado a sus hijas. Que bajeza.

5. Me solidarizo con Javier Ceriani. Al igual que María Elvira, Javier no es ajeno a la polémica. Y al igual que María Elvira, no es una persona a quien van a intimidar ni silenciar. El hecho de que Javier fue a Cuba y se atrevió a sacar un letrero con el lema “Libertad” habla de por sí. Ojalá que Javier esté de vuelta en Miami muy pronto.

6. Espero que se conozcan más detalles sobre lo que ocurrió entre Juánes, Bosé y los funcionarios cubanos en el vestíbulo del Hotel Nacional. Pienso que en algún momento deben hablar sobre lo sucedido.

 

23/09/2009 09:18. ricardobrown #. sin tema

A QUIENES LEEN ESTE HORRENDO BLOG. GRACIAS. PERO NO ME HAGAN CASO. NO ME TOMEN TAN EN SERIO. 27 de septiembre/09

 

Hacía días que no escribía en este blog. Se debe a que he estado muy ocupado. Mucho trabajo. También muchas cosas personales que ocupaban mi tiempo.

Me sorprende le cantidad de gente que lee este blog. Me sorprende aún más la importancia que le dan ciertas personas. Señoras y señores, it’s just a blog. No soy un erudito. No soy un orientador de opinion pública. No me hagan caso. Escribo porque es un vicio. Como es un vicio leer. Leo mucho. Asimilo mal las lecturas. Escribo mucho. Escribo mal.

Comencé este blog por insistencia de un amigo, José Carvajal. Me jodió y jodió José para que escribiera un blog. Yo no tenía puta idea de lo que era un blog. Fue José el que hizo todas las cosas que hay que hacer para montar un blog en la Internet. Y como me la paso escribiendo, comencé a escribir en el condenado blog. Total. Si escribía en hojas sueltas, da lo mismo escribir en la computadora. Con el tiempo, José agarró mucho de lo que había en el blog y lo publicó en un libro en su editorial Isla Books.  Se llama  “Escrito en Shenandoah.” A quien le interese, creo que aún lo pueden comprar en el web site de Isla Books. Es uno de los enlaces de este blog.

Se dispararon los “hits” o visitas al blog con el lío del Concierto en la Plaza de la Revolución. La gente comenzó a hacer “cut and paste” y a distribuir lo que escribí. Me quedé atónito con la cantidad de gente que comenzó a leerme. Muchos me elogiaban. Otros me criticaban. Yo, como creo en la libertad de expresión, pienso que los unos y los otros tienen el derecho de hacerlo. Pero sigo sorprendido porque lo hicieran. A unos y los otros les agradezco leerme. Pero reitero que no se me debe hacer mucho caso.

Yo escribo el blog a prisa. Asi vivo. A prisa. Y así escribo. A prisa.  No me edito. Lo que escribo viene siendo un “stream of conciousness.” No hay gran rigor en lo que escribo. Pero si hay honestidad. Trato de ser lo más honesto y sincero posible en todos las facetas de mi vida. Eso incluye reconocer errores. A veces cambio de opinion. Pero lo que está escrito, escrito está. Ahí se queda.

Dice el refrán que somos esclavos de lo que  decimos, y dueños de lo que callamos.  Pero yo pienso que somos dueños de lo que decimos. Y callar, por temor a equivocarnos o a que nos critiquen es una cobardía. No quiere decir que podemos evitar ser a veces  injustos, exagerados, o despitados.  Yo definitivamente soy capaz de todo eso.

Ya lo dije. No soy un orientador de opinion pública. No soy un erudito. Soy un tipo simplón, de apresuradas y mal digeridas lecturas, de muchas vivencias probablemente mal asimiladas, que escribe mucho y lo hace mal.

Si me quieren leer, gracias.

Pero si buscan profundidad, este es un sitio equivocado. Look elsewhere.

Y me voy. Tengo prisa. Siempre tengo prisa.

 

 

27/09/2009 10:27. ricardobrown #. sin tema

El nuevo libro de Guillermo Descalzi. 27 de septiembre/09

 

Guillermo Descalzi acaba de publicar su segundo libro. Se intitula “El Jamón.” Es un libro en que habla de lo que ha aprendido de la vida. También ha re-editado su primer libro,  “El Príncipe de los Mendigos.’

Yo no voy a hacer una crítica aquí de estos dos libros de Guillermo. Simple y sencillamente les digo que están muy buenos los dos y que recomiendo su lectura. Pero si voy a hablar algo de Guillermo. Es mi amigo desde hace casi 30 años. Hemos sido compañeros en el mismo centro de trabajo y en otras ocasiones hemos trabajado para empresas que competían una con la otra. En el orden profesional, pienso que no ha habido un reportero en la televisión nacional hispana como Guillermo. Es el mejor. En la Casa Blanca, en tiempos de Carter, Reagan, Bush y Clinton, Guillermo estaba a la altura de los mejores reporteros de la gran prensa de habla inglesa de este país que cubrían la presidencia.. En general, la cobertura de los medios hispanos en Washington sufrió mucho después de que Guillermo saliera de la televisión nacional. Digo esto con respeto de quienes le siguieron en cubrir Washington.  Pero nadie ha hecho el trabajo de corresponsal en Washington tan bien como Guillermo. Dominaba todos los temas y todas las areas de especialidad en cubrir la capital estadounidense. Se sabía todos los vericuetos del proceso legislativo del Capitolio, tenía multiples fuentes en el Departamento de Estado, era un gran conocedor de los asuntos militares y todo lo relacionado con el Pentágono. Era  -y es- un genuino experto en la politíca de este país. Cuando viajaba al extranjero o dentro de Estados Unidos (y lo hacía con mucha frecuencia)  sus crónicas eran excelentes. En las zonas de guerra (y estuvo en muchas) no conocía el miedo.  Algún día habrá que contra de sus hazañas en guerras. Él no habla mucho de ellas en sus libros.

Sí habla en ambos libros de su largo recorrido por los caminos de la vida. A veces ha habido barreras que saltar. En ocasiones le ha tocado caer y tener que levantarse de nuevo. Todos sabemos algo de la historia personal de Guillermo. Es una figura conocida internacionalmente. Como persona inteligente y valiente, Guillermo ganó mucha sabiduria de sus experiencias buenas y malas. Pero ya se los dije. Esto no es un ensayo crítico sobre los libros de Guillermo. Les reitero que vale la pena comprarlos y leerlos.

¿Qué es esto, entonces? ¿Porque escribo estas líneas? Bueno para decir que yo soy amigo de mis amigos sobre todo cuando mis amigos son amigos míos en tiempos buenos y malos. Y así siempre ha sido con Guillermo. Son treinta años ya que nos ha tocado conocernos. Treinta años de comenzar proyectos y terminarlos. De cenar en lujosos restaurantes en ciudades espectaculares y estar en medio de balaceras entre el fango. De ver venir e irse  a las empresas y los jefes, los colegas leales y decentes y los no tanto, los politicos, los artistas, los que fueron amigos de verdad y los que fingieron serlos y resultaron ser lo contrario. Treinta años de todo eso y  seguimos  en pie ambos.

Ayer en el Barnes and Nobles de Coral Gables pensaba en eso cuando Guillermo presentaba su nuevo libro. Triunfó Guillermo. Y seguirá triunfando.

Ha sido largo el camino, Guillermo, pero te queda mucho por delante. Te aseguro que no será tan difícil como lo que ya recorriste. Ya viviste lo peor. Lo mejor está por venir. Te aseguro que muchos te seguirán. Te queda mucho por contar. Mucho por decir. Mucho por enseñar. Y a todos, a los que te conocemos como amigo y a los que solo  te conocen como la  figura pública que eres, nos queda mucho por aprender de ti. Adelante, hermano.

 

27/09/2009 18:16. ricardobrown #. sin tema

Pedro Salinas y César Vallejo. 28 de septiembre/09

“Nunca se entiende un sueño

más que cuando se quiere a un ser humano,

despacio, muy despacio ,

y sin mucha esperanza.”

Pedro Salinas.

 

Se me olvidan las veces que me senté junto a  la tumba de Pedro Salinas en el Cementerio del Viejo San Juan. Allí cerca del mar, en aquella loma sobre el mar, me sentí cerca  también de Pedro Salinas. De su exilio. De sus sueños. De los sueños que nunca alcanzó. De los sueños que nunca dejó de soñar hasta el día de su muerte. Me sentaba allí en el Cementerio del Viejo San Juan y pensaba que en su sueño eterno, Salinas nunca dejó de soñar. Sigue soñando.

De los poetas españoles del 27, Salinas es mi favorito.

 

“Me moriré en París, con aguacero,

un día del que ya tengo el recuerdo.

Me moriré en París –y no me corro-

tal vez un jueves, como es hoy, en otoño.”

César Vallejo.

 

Siempre que fui a París, recordé a Vallejo. Es más, siempre estuve con Vallejo. Siempre que fui a París pensé que era jueves y era otoño y caía un aguacero, pero que Vallejo vivía y que ese no sería el día de su muerte.

 

No sé cuando regresaré a San Juan. No sé cuando regresaré a Paris. Quizá no vuelva jamás. Pero anoche soñe con San Juan y soñé con París y aunque está lejos la una de la otra, y aunque son ciudades muy distintas, me parecieron el mismo lugar. París con palmas y plenas. El Moulin Rouge en la Calle Cristo.

Fue un extraño sueño. O fue un sueño recurrente  que se me había olvidado y me visitó de nuevo. El asunto es que después que desperté, todo el día he estado pensando en Pedro Salinas y en César Vallejo. Y he estado pensando en que hay que encontrar tiempo para la poesía. Es urgente. He estado pensando en que la vida ni la muerte valen la pena sin soñar, aunque los sueños sean imposibles.

Y algo me ha impulsado a escribir esto.

 

 

 

                                 

28/09/2009 19:37. ricardobrown #. sin tema