Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2009.

El boxeador y el médico. La explotación en la finca de unos viejos sinvergúenzas. (1 de agosto/09)

 

Luis Franco ganó anoche. Se anotó un nocaut en el primer asalto sobre su rival en su primera pelea como boxeador profesional en Estados Unidos.

Luis es un peso pluma de 27 años. Llegó de Cuba recientemente. Como parte del equipo de boxeo de Cuba, celebró unas 400 peleas como amateur. Yo lo conocí la semana pasada. No hablamos de política, y sin embargo tuvimos una conversación muy política.

Luis me dijo que se buscó la forma de irse de Cuba porque quería ganar fama y fortuna como boxeador. Para mi, esa fue una decisión política de Luis. Un rechazo a la dictadura dinástica bajo la cual nació y que se cree que es dueña de todo lo que hay en Cuba. Las montañas, las palmas, los ríos, la historia, la cultura, los brazos de los peloteros y los puños de los boxeadores.

Luis, sin filosofar mucho, un día decidió que él sería dueño de su futuro y su libertad y mandó al carajo a los viejos hijos de puta que llevan más de medio siglo oprimiendo, hambreando al pueblo y hablando mierda.

Luis aspira a ser campeón mundial. Tuvo un buen comienzo anoche, pero no sé como le irá en el futuro. Ojala que llegue a su meta. Sea como fuere, Luis es libre. Que gane mucha plata. Que la invierta bien o la despilfarre en mujeres y borracheras. Son decisiones que corresponden a él. No a los viejos cagalitrosos que mandan en Cuba y que lo único que han logrado es sumir a ese país en la más absoluta miseria.

Hace días también hablé con una hermana del Dr. Darsi Ferrer que vive en Miami. Se llama Aida. Es una bella e inteligente mulata cubana de 28 años, que está casada con un tipo bien buena gente que instala  "shutters."  Aida tiene dos lindos niños. Su hermano, Darsi Ferrer es un médico disidente que vive en Cuba. Lo acaban de arrestar. Lo acusaron de tener en su casa dos sacos de cemento que supuestamente compró en la bolsa negra.

¡Imaginense ustedes el grave delito!  ¿Que sistema de gobierno más mierda, más miserable, puede haber que uno que mete preso a un médico porque compró cemento en el mercado negro? ¿En que otro país del mundo tendría un médico como Darsi Ferrer, un profesional con largos años de estudio, la necesidad de estar comprando cemento en el mercado negro?

En Cuba vive mal todo el mundo. Los jubilados y los profesores universitarios. Los albañiles y los ingenieros. Los limpiabotas y los médicos. Todo el mundo pasa necesidades. Es consecuencia de 50 años de un sistema de gobierno que no es solo opresivo. Es ineficaz. No sorprende que un médico como Darsi Ferrer tenga que estar buscando cemento en la bolsa negra para evitar que su casa le caiga encima a su mujer y su hijo. Sospecho que Ferrer sí compró esas bolsas de cemento en el mercado negro. ¿Y saben qué? A mi me importa un carajo. Es más, pienso que hizo bien. La primera responsabilidad de un padre de familia como Darsi Ferrer es proteger a los suyos. Y si compró cemento ilegalmente para evitar que se derrumbara su casa, yo lo aplaudo.

Pero la realidad es que al Dr. Ferrer lo agarraron preso porque es un valiente disidente que siempre se ha buscado la forma de romper la censura y ha denunciado que en Cuba hay una terrible dictadura y que a la vez la economía es un desastre. Lo metieron preso porque ha denunciado que el sistema de cuidado médico en Cuba es una catástrofe. La policía política cubana, la Gestapo Castrista,  usó las bolsas de cemento que tenía en su casa como pretexto para ponerlo fuera de circulación. Porque a los viejos hijos de puta que mandan en Cuba les molesta enormemente que se sepa la verdad sobre ellos y lo que han hecho con Cuba.

Ellos quieren que el mundo entero crea que Cuba es un paraíso. Un mar de felicidad, como cacarea toda la gentuza de la izquierda hipócrita y despreciable que defiende el oprobio que sufren los cubanos.  A los viejos hijos de puta que mandan en Cuba  les encabrona que alguien como Darsi Ferrer, nacido y criado en ese sistema, grite al mundo que en ese país no hay libertad y que la gente pasa hambre y vive hacinada  en casuchas miserables y que el sistema de salud es inoperante y no se parece en nada a las mentiras que propagó el gordo hediondo, miserable, Michael Moore en su documental.

A los viejos hijos de puta que mandan en Cuba solo les interesa que el mundo conozca documentales como ese de Michael Moore en que canta loas a la medicina en Cuba. Y le jodió mucho a esos viejos hijos de puta que Darsi Ferrer colaboró en un documental en que se desbarató otra de las grandes mentiras de la dictadura. La forma en que son tratados los deportistas cubanos una vez que dejan de ser estrellas y dejan de ser instrumentos de la maquinaria de propaganda del régimen. En el documental KnockoutKuba, el Dr. Ferrer y el cineasta Manuel Benito del Valle entrevistaron a varias glorias del pasado del boxeo de la Cuba Comunista. Todos viven en horripilantes casuchas, pasando hambre, con graves problemas de salud. Olvidados por un sistema que los uso, los exprimió, los explotó  para sus fines propagandísticos y luegos los echó a la basura, para que se hundieran en la pobreza y la desesperanza como el resto de los cubanos.

La dictadura se ha pasado medio siglo hablando de los supuestos horrores del deporte profesional en el mundo capitalista. Mientras tanto, siempre abusó de los deportistas que nacieron en la Revolución. A muchos les hizo creer que el talento con que nacieron era de la Revolución, que es decir de la familia Castro. Los usaron como se usaba a los esclavos en las épocas más terribles de la historia. Exhibiéndolos, atribuyendo a la Revolución sus triunfos, que en realidad no eran otra cosa que el resultado del talento natural de esos atletas y la disciplina que tuvieron, su esfuerzo personal por superarse. Y cuando les pasó el fugaz momento de gloria que tiene todo atleta triunfador , cuando dejaron de dedicar sus victorias y medallas al Comandante en Jefe y a la Revolución, fueron olvidados y pasaron a ser como los demás cubanos. Tuvieron que ser parte de los once millones de cubanos que viven sin libertad ni esperanza.

Yo me alegro por ese boxeador cubano, Luis Franco, que ganó su primera pelea profesional anoche. Me alegro porque optó por la libertad. Decidió a su manera que sus puños, su velocidad, su técnica en el cuadrilatero pertenecen a él. No son propiedad de una falsa revolución ni de una familia de déspotas y sus allegados que lo único que han logrado en medio siglo es joder a un país que se merecía mejor destino.

Lo único que han hecho esos viejos degenerados es lograr que en Cuba no haya libertad y que los médicos jóvenes como Darsi Ferrer y los boxeadores que fueron campeones olímpicos como los que entrevistan en el documental KnocautKuba vivan en horripilantes condiciones de pobreza sin esperanza de poder superarlas.

Y que otros jóvenes, como Luis Franco y Aida, la hermana del Dr. Ferrer, se tengan que ir de Cuba.

El boxeador Luis Franco, triunfe o no en el pugilismo,  ya ganó por el mero hecho de ser un hombre libre en un país libre, aunque no sea el suyo.

El médico Darsi Ferrer está preso en una isla que de por si es una gigantesca cárcel. Pero también es un hombre libre, porque decidió que no seguiría aceptando las mentiras de la dictadura ni callaría las terribles verdades de cómo se vive en Cuba.

Ambos nacieron en la llamada Revolución. Ambos decidieron que no iban a ser esclavos de la familia de déspotas que lleva más de medio siglo en el poder en Cuba sin el permiso ni el apoyo del pueblo que han explotado, oprimido y hambreado.

Yo no sé cuanto tiempo durará más en el poder la dictadura castrista. Podrá durar una semana, otros cincuenta años o quedarse en el poder hasta que llegue el Armagedón. Pero, por mucho que mate, oprima e imponga el hambre como instrumento de control,  jamás logrará que todos los cubanos acepten ser esclavos. El boxeador y el médico, el que se fue y el que quedó en Cuba, son prueba de ello.

 

01/08/2009 16:13. ricardobrown #. sin tema

Los Cubanólogos y los viejos metiches y dominantes. (4 de agosto/09)

 

La situación de Cuba puede analizarse de muchas formas.

Los “Cubanólogos” se pasan la vida haciéndolo.

Ahora mismo, hace solo unos días, hubo una gran reunión en Miami de “Cubanólogos”

Por cierto, ¿se escribirá así, con mayúscula?

¿O será “cubanólogos,” con minúscula?

Who cares. Whatever. 

Sea como fuere, vinieron a Miami  estos eruditos especialistas en el tema de Cuba, de muchas universidades y “think tanks,” de Estados Unidos y hasta del extranjero.

Yo no le presté mucha atención a esa reunión.

A mi me parece que la mayoría de estos “Cubanólogos” no sabe un carajo de lo que ocurre en Cuba.

Llevan cincuenta años analizando el tema y no acaban de pegar una.

A mi me parece que, más que “Cubanólogos,” muchas de estas personas son “comemierdólogos.”

Esa palabra sí que estoy seguro que se escribe con minúscula.

Yo,  con el paso de los años,  me vuelvo cada vez más simplista.

Trato de enfocar las cosas con claridad, sin mucho rodeo ni lenguaje rebuscado.

Y me parece que más allá de analizar el tema de Cuba desde una perspectiva académica como hacen los “Cubanólogos,” es mejor ir al grano   y ver lo que nos pasa a los cubanos desde hace más de medio siglo de una manera más sencilla.

O simplista, si quieren.

A mi me parece que nuestro gran problema es que hace cincuenta años se robaron nuestro país  -o quizá le permitimos que se lo robaran- una gentuza de esa que se quiere meter en todo y quiere imponerse sobre los demás a toda costa.

Los viejos sinvergüenzas que mandan en Cuba son, sobre todas las cosas, unos “control freaks.”

Unos ancianos dominantes que quieren controlarlo todo.

Miren las noticias de estos últimos días.

El borrachón Raúl Castro dice que no “lo eligieron” para traer de regreso el capitalismo a Cuba.

Yo quisiera saber quien eligió a ese viejo desagradable y feo, con esa voz aguardentosa y esos uniformes ridículos que se pone.

¿No han visto las gorras baratas esas que se pone Rául que se parecen a las que venden por dos pesos en los Seven Eleven?

¿Quién votaría por un tipo tan antipático como ese?

Raúl es un pujo que jamás ganaría unas elecciones libres ni para concejal del pueblo más pequeño de Cuba.

Pero él dice que lo “eligieron,” porque los demás viejos sinvergüenzas y gúatacones del Comité Central o de no sé que otro organismo del partido o el gobierno  levantaron la mano cuando les ordenaron que tenían que aprobar su sucesión en el mando después de que Fidel se enfermara.

Pero regresando al tema de lo metidos en todo que son estos viejos, lo único que hay que ver es como acusaron al Dr. Darsi Ferrer de tener dos bolsas de cemento en su casa.

Cuando el país está en ruinas, hay apagones, falta “jama,” el transporte es un desastre, la gente vive hacinada en casas que están a punto de derrumbarse y la juventud solo ansía largarse a otro lugar, ¿qué carajo le importa a nadie que Ferrer tenga bolsas de cemento, o de fango, o de ropa sucia en su casa?

Ah, pero es que los viejos dominantes tienen que meterse en todo.

Controlarlo todo.

Y hay otra noticia que llama la atención.

El régimen castrista le acaba de prorrogar a  la Doctora Hilda Molina el permiso para estar fuera de Cuba otros treinta días.

¿Se imaginan eso?

Hay que pedir permiso para salir de Cuba si vives allá.

A la Doctora Molina se lo negaron por quince años.

Finalmente le dijeron que podía viajar a la Argentina para visitar a su hijo, su nuera y sus nietos.

Entonces esta señora tiene que pedir permiso cada 30 días para poder permanecer en Argentina con derecho a regresar a Cuba.

Ah, porque esa es otra cosa.

Si estás fuera de Cuba, tienes que pedirle permiso a esos viejos sinvergüenzas para poder regresar a tu país.

¿No es eso un perfecto ejemplo, entre muchos más, de que esos viejos degenerados que mandan en Cuba son unos “control freaks”?

A mi no me hace falta escuchar las teorías de los “Cubanólogos.”

Para mi, la cosa es bastante simple.

Fidel, Raúl, Almeida, Ramiro, Guillermo García, el Gallego Fernández, Casas Regueiro, Colomé Ibarra y los demás son unos viejos controladores de mierda.

La situación en Cuba es como vivir en un condominio rodeado de unos vecinos chismosos, dominantes y enredadores que se han apoderado de la Asociación de Dueños y te quieren decir a que hora te puedes bañar en la piscina, prohibir los niños y perros,  prohibirte que escuches música  y estar vigilando quien te visita.

La gran diferencia es que las Asociaciones de Condominios no te pueden fusilar ni meter preso como es el caso de los viejos sinvergüenzas que mandan en Cuba.

 

 

04/08/2009 09:47. ricardobrown #. sin tema


VOCES XIV----HABLA AURELIANO

Espinosa no se calla. Tiene que dejar constancia de sus vastos conocimientos, de su enorme erudición,  sobre cualquier tema. Si alguien habla del tango, Espinosa enseguida hace una gráfica descripción del accidente de aviación que cobró la vida de Gardel en la que, aunque no venga el caso, menciona cual era el color preferido del Zorzal Criollo (así se refiere a Gardel) cuando compraba corbatas. Y todo esto, todo este discurso, con una voz engolada y mucha gesticulación.

Si alguien menciona que subió el precio de la gasolina, Espinosa se agita y comienza a dar alaridos sobre las Cruzadas y la importancia histórica de Saladino Primero y le echa maldiciones a Ricardo Corazón de León. Suda mucho Espinosa cuando hace estos pronunciamientos. Y escupe y le tiemblan las manos.

Esta misma mañana, yo pensé que le iba a dar una embolia a Espinosa. Alguien llegó tarde al trabajo y dijo que su demora se debió a un accidente que ocurrió en una autopista. Y Espinosa montó en cólera y comenzó a gritar que el calentamiento global es una farsa y que es mentira que existe la capa de ozono y que eso es lo mismo que decir que la capa de Superman existe porque todo el mundo sabe que eso es un invento para incautar a las masas ignorantes. Entonces comenzó a disertar sobre lo equivocado que estaba Hegel, dijo que era un alemán enojado con el mundo porque tenía una dolencia gástrica. Y de ahí saltó a una violenta diatriba contra los Beattles, a quienes vinculó con una conspiración de la Monarquía Holandesa y los Rosacruces. Yo me asusté. Espinosa, mientras gritaba con su vozarrón, daba saltos y patadas y se pegaba durísimos puñetazos en el pecho y la cabeza. Se le puso muy roja la cara  y le salía un hilo de saliva por la comisura de los labios.

No me quedó otro remedio que decirle a Espinosa que lo admiro mucho y estoy totalmente de acuerdo con él. Las otras tres personas que estaban allí no dijeron nada. Supongo que no son tan cobardes como yo.

6 de marzo de 2008

05/08/2009 08:29. ricardobrown #. sin tema

VOCES XIII----HABLA PLINIO

Jacobo es chévere. Pero su cerebro es tímido y haragán. Quien manda en Jacobo es su hígado iracundo y manipulador. Y el hígado incita a la lengua a decir barbaridades que perjudican a Jacobo. Entre el hígado, la lengua y el cerebro, tienen a Jacobo jodido. Se lo he dicho. Pero Jacobo no hace caso.

Ayer mismo, Jacobo no tenía porque meterse en una pelea que no era suya. Lo sabio hubiera sido mantener silencio. Pero el cerebro, como siempre, estaba distraído en cosas frívolas. Hacía planes para ir a ver una película y luego visitar un museo. Ni se enteró de lo que ocurría. Y el hígado comenzó a quejarse y maldecir. La lengua, tan buscapleitos como es, se dejó llevar por la ira del hígado y empezó a insultar a todas las personas involucradas en una bronca que nada tenía que ver con Jacobo.

Jacobo quedó peleado con todas las partes. Y es que no se puede andar agrediendo a la gente así, sobre todo cuando  uno no tiene velas en el entierro. Ay, Jacobo. Tienes mala fama y te la mereces. A veces me das lástima. Trato de explicarle a la gente que tú eres una buena persona, pero que tu hígado es paranoico, tu lengua es chusma y tu cerebro, aunque culto, es un irresponsable. Pero la gente no entiende, Jacobo. Creen que eres tú.

Sé que no sigues consejos, Jacobo. Pero he aquí uno. Búscate otro hígado. Hazte un transplante. Y córtate la lengua, o al menos amárrala. Y el cerebro, Jacobo, mándalo al carajo. ¿De que vale tanto conocimiento si el hijoeputa no hace su trabajo?

 5 de marzo de 2008

05/08/2009 20:19. ricardobrown #. sin tema

¿Y de quien estaré hablando? 11 de agosto/09

 

El Mesías Musical no comprende porque lo critican.

Sufre.

Él, que solo quiere entregar amor.

Él, que solo quiere regar la paz por los caminos del mundo.

Él, que después del evento artístico más importante de toda la historia, encabezará una marcha hacia el litoral de aquella ciudad que aún en ruinas es bella y majestuosa.

Y allí multiplicará panes y peces.

Y caminará sobre el mar.

Y entonces se partirán las aguas y en el cielo se dibujará un gran arco-iris.

Y caerá Maná.

En paracaídas, caerá Maná, cantando, cantándole a Él,  “Bendita tu Luz.”

Y caerá del cielo el otro maná, el que se come, y aquel pueblo gritará glorias a Él.

Y Pánfilo, a quien la Familia Gobernante habrá perdonado, aunque sea por unas horas, , dirá.

“Aquí lo que hacía falta era jama. Y Él, con su música nos trajo la jama.”

Él.

Tan sincero.

Tan humilde.

Tan bueno.

Yeah, right.

No comas tanto de lo que pica el pollo, Juanes.

Ve y canta y toca la guitarra y baña tu descomunal ego en los aplausos de esa gente que te va a ver.

Medio millón habrá, según dicen.

Ya los criados de la Familia Que Manda se encargarán de movilizar las masas.

Y claro que la gran mayoría irá por escuchar la música.

Pero eso es todo.

Irán a escuchar la música, que seguro será buena.

Pero lo de la paz.

Lo del mensaje de amor.

Lo de tu espiritualidad.

Lo de que te crees Ghandi, o el Dalai Lama o la Madre Teresa, eso es delirio de tu ego enfermizo.

Lo que buscas es más fama.

Fortalecer tu marca.

Ganar más plata.

Fotos en la prensa.

Más videos en You Tube.

Te importa un carajo el hambre, la opresión, las cadenas de un pueblo que en este Siglo XXI ni siquiera tiene acceso a la Internet.

Allí estarán en la tarima contigo los que firmaron una carta apoyando el fusilamiento de tres pobres jóvenes negros cubanos que trataron de hacer lo mismo que hiciste tú un día.

Los mataron por querer ir a vivir a Miami.

Ve y canta.

Se va a llenar esa plaza, como se llenó cada vez que el Jefe de la Familia Que Manda, otro ególatra con complejo mesiánico, hablaba de fusilar y encarcelar y le decía gusanos a quienes no estaban de acuerdo con que se destruyera su país.

Algunos son tus vecinos en Miami.

Se llenará esa plaza donde Juan Pablo Segundo habló del amor hace once años.

Y allí sigue entronizado el odio.

Pero tú te crees más puro que el Papa.

Más carismático.

Más espiritual.

Más mesiánico.

Aquel Papa era simplemente  un Juan Pablo.

Tú eres Juanes.

Y en tu egolatría, piensas que más vale un Juanes con guitarra que un Juan Pablo con el Bastón del Peregrino.

Te molesta que te critiquen.

Quieres solo la adulación.

Mira, eres un buen artista.

No tienes una gran voz, pero compones canciones chéveres y eres un estupendo guitarrista.

Pero se te enfermó el ego.

Además de que siempre has sido bastante inculto.

Y, cuando no estás cantando, cuando hablas,  no reflejas mucha inteligencia.

Eres bastante huérfano de ideas.

Hablas en clisés, como los que dicen algunas candidatas en los reinados de belleza, que también anhelan ser admiradas y aplaudidas.

"Quiero salvar, el mundo."

"Me opongo al hambre."

"Amo la paz."

"Los niños merecen ser felices."

"Los delfines y las marmotas son criaturas de Dios."

"Los árboles tienen alma."

A mi no me engañas..

Hablas del amor, de la libertad, de los pobres de la tierra, pero te haces amigo de quienes están de acuerdo con que una sola familia desgobierne un país por más de medio siglo y siembre la opresión, el odio y el hambre.

Vas a cantar junto a gente siniestra que aplaude fusilamientos.

Y luego regresarás  a vivir como un pachá e Miami, cerca de la gente a quienes tus amigos siniestros llaman gusanos.

Haz lo que quieras.

Para eso eres libre.

Ve y canta y hasta grita “!Paredón!” si quieres.

Y luego regresa a Miami o ve a vivir a donde te de la gana.

Para eso eres libre.

Como no es libre la gente que irá a tu gran concierto.

Pero a mi no me engañas.

Eres un hipócrita.

Un ególatra que se quiere disfrazar de Mesías.

Vanidoso.

 

11/08/2009 07:27. ricardobrown #. sin tema

Juanes en Aquí y Ahora. 12 de agosto/09

 

Vi parte de la entrevista de Teresa Rodríguez a Juanes anoche. Me aburrió. Hubiera preferido que Juanes cantara. Hubiera preferido, incluso, que Teresa cantara. O que cantaran a dúo. La entrevista fue lo mismo de lo mismo. Juanes con que si no lo comprenden. Que si está haciendo un gran sacrificio porque adora a los cubanos, a los de allá y a los de acá y lo único que desea es que se levante un gigantesco puente entre Miami y La Habana y Silvio Rodríguez camine hacia el norte desde la capital cubana y Willie Chirino emprenda rumbo sur desde la Capital del Exilio y en el mar, exactamente a la mitad entre Cuba y Cayo Hueso,  se abracen el trovador del lugar donde hay un río y que se inventó un unicornio azul y  el cantor de Consolación a quien  de niño vistieron con traje de marinero y montaron en un avión con una maleta en que llevaba un colibrí y a Beny Moré.  Todo muy poético. Muy dulce. Muy adornado de sensibilidad y perfumado de ternura. Y muy aburrido. Muy cursi.

Por cierto, que a Silvio, que defiende una tiranía, siempre lo han ensalzado en América Latina. Y a Willie, por ser cubano de Miami, lo han marginado. Conste aquí que detesto a toda esa gentuza miserable y cobarde que discrimina a los cubanos que no son castristas. Incluyo en esa definición de gentuza miserable y cobarde a mucha gente que trabaja y manda en las cadenas de televisión hispanas de Estados Unidos, es decir Univisión y Telemundo, entre ella algunos cubanos arrepentidos.

Pero volviendo al programa de anoche, yo no dudo que Juanes sea una buena persona. Estoy seguro que saluda al jardinero y da buenas propinas en los restaurantes y que veras quiere que limpien los campos minados en Colombia, aunque nunca denuncia por su nombre a quien coloca esas minas. Yo lo haré aquí por él. Quienes siembran minas en Colombia, que destrozan brazos y piernas y vidas son los guerrilleros comunistas. Pero repito,no dudo que Juanes no es mala gente, aunque me parece que es un ególatra que además de escribir algunas buenas canciones y tocar bien la guitarra, se cree que es una suerte de Martin Luther King, Jr.  Bueno, Juanes,  te falta. Una cosa es escribir letras de canción y otra es luchar contra  injusticia con la fuerza de las ideas.

Lo repito, la verdad es que solo medio escuché lo que hablaban anoche Teresa y Juanes en Aquí y Ahora. Y confieso un poco de prejuicio, porque no pensé en ningún momento  que aquello iba a ser una entrevista muy profunda ni intelectualmente estimulante. Primero porque Juanes no es un tipo profundo. Segundo porque, vamos a estar claros, se sabía de antemano que la entrevista iba a ser suave. Univisión no se va a pelear con Juanes. Juanes siempre es una de las estrellas en esos ridículos programas de premios de Univisión, que todos son iguales, pero que le encantan al público televidente. De todas maneras, tampoco había que someter a Juanes a un interrogatorio con water-boarding y descargas eléctricas en los testículos. Juanes no es un criminal de guerra, un político corrupto ni un gran estafador. Yo estoy seguro que si Teresa hubiera entrevistado anoche a, digamos, Bernard Madoff, hubiera sido más dura. Quizá hasta se hubiera vestido de cuero y se hubiera puesto una capucha. 

Pero Juanes es Juanes. Simplemente Juanes. Un muchacho que le encanta encaramarse en tarimas ante grandes multitudes para que lo aplaudan. Claro que hay que recordarle que en La Habana se va a encaramar en una tarima a cantar con unos tipos que firmaron una carta en que apoyaban el fusilamiento de tres jóvenes negros cubanos que trataron de ir a vivir a Miami, que es exactamente lo que hizo Juanes cuando se mudó de Medellín a Estados Unidos.

Hay que recordarle al "idealista",  bien intencionado",  "extraordinario humanitario",  Juanes que no es lo mismo cantar con Silvio Rodríguez en Cuba que hacer un concierto en la frontera colombo venezolana con Alejandro Sanz, Juan Luis Guerra, Carlos Vives y los demás cantantes que le acompañaron en aquella ocasión.

Ustedes me dicen si me equivoco, pero, que sepa yo, ni Sanz, ni Vives, ni Guerra y ni siquiera Miguel Bosé en su vida han firmado una carta en que apoyan el fusilamiento de alguien.

Por cierto, que no se haga muchas ilusiones Juanes sobre el poder de su música como elemento de promoción de la paz. El concierto aquel en la frontera colombo venezolana estuvo chévere como evento musical. Pero meses después, por ahí anda Chávez hablando de guerra con Colombia y comprándole armamentos al ruso Putín.

Y es que esos tipos duros como Chávez, como Putín, como los viejos degenerados que mandan en Cuba,  se cagan en la música, los cantantes y la paz. Lo único que quieren es mantenerse en el poder, imponerse, dominar.

Pero esto se hace largo. Hablaba de cómo Juanes se cree que es un émulo de Martin Luther King ,Jr. Yo dudo que Juanes en toda su vida haya leído un solo discurso, un solo ensayo de Martin Luther King, Jr. Tal vez si Juanes de veras leyera  a Martin Luther King, Jr. , le  impresionaría aquello que dijo sobre la necesidad de evitar la violencia del puño, la lengua y el corazón. Señalo lo siguiente:

Juanes estará cantando junto a unos sujetos que han apoyado la violencia del puño. Ahí está la carta que firmaron Silvio y Amaury Pérez Vidal apoyando el asesinato de aquellos tres jóvenes negros.

Juanes estará cantando junto a unos sujetos que apoyan la violencia de la lengua. A los cubanos que no han estado de acuerdo con la dictadura familiar que manda en Cuba desde hace cincuenta años siempre se le ha dicho “gusanos,” “vendepatrias,” “mercenarios.” Insultos lanzados por  los matones en el poder en Cuba y que gente como Silvio y Amaury corean.

Y de la violencia del corazón, ni hablar. Las letras rebuscadas esas de Silvio, que tanto hablan del amor, de la ternura, nada tienen que ver con el odio que envenena a Cuba desde hace cincuenta años.

El concierto de Juanes en La Habana se llevará a cabo. Él dijo anoche que habrá que esperar cual será el impacto. Yo me atrevo a vaticinar esto:

Irá mucha gente. Habrá buena música. La gente la disfrutará. El evento tendrá una formidable cobertura internacional. Pero cuando apaguen los micrófonos, Cuba seguirá siendo esclava. Juanes regresará a Miami, el lugar que escogió para vivir cuando se fue de Medellín. Y en Cuba, seguirán reprimiendo y a veces hasta matando a los jóvenes que cometan el  “crimen” de querer hacer lo mismo,  ir a vivir a Miami. La dictadura seguirá reprimiendo y matando. Con el silencio cómplice de Silvio y Amaury. O quizá, como en el caso de los tres jóvenes negros asesinados, con su aprobación abierta. Con su firma.

 

12/08/2009 09:14. ricardobrown #. sin tema

Juánes, La W, y el Concierto en La Habana. 13 de agosto/09

 

Ayer tuve un día inusual. Me llamaron por la mañana de una estación de radio, la W de Colombia, del programa de Julio Sánchez Cristo. Una joven me dijo que Julio quería hablar conmigo sobre el próximo concierto de Juánes en La Habana. Me preguntó si era posible, y claro que respondí que sí.

Conozco ligeramente a Sánchez Cristo y  una vez hasta  cené en su casa en una de esas islas cerca de Miami Beach. Me quería preguntar Julio sobre un asunto de una cadena radial que estaba a la venta y del cual yo tenía algún conocimiento.

Julio y su esposa fueron excelentes anfitriones. Sirvieron una comida colombiana deliciosa y un vino francés  maravilloso. Durante la cena, Julio recibió una llamada en su celular de Álvaro Uribe, que en ese momento era candidato a la presidencia de Colombia. Se disculpó, se levantó de la mesa y fue a otro lugar de la casa para conversar con Uribe.

Era un tiempo en que  Uribe era el nuevo fenómeno político de Colombia. Todas las encuestas indicaban que ganaría las elecciones.  Los periodistas colombianos se morían por entrevistar a Uribe. Pero era Uribe quien llamaba a Julio. Así es de importante en Colombia Julio Sánchez Cristo.

En una previa ocasión yo había participado en el programa de Julio. Fue cuando cubrí los funerales en Nueva York de Celia Cruz. Julio es un gran amante y conocedor de la música. Conversamos varios minutos en el aire sobre Celia y su legado artístico.

Pero volviendo a lo de ayer, yo tenía una mañana agitada . Tenía poco tiempo. Pero ni pensé dos veces  hablar con Julio. Es un periodista tan importante que hasta las más prominetes figuras, como Uribe en aquella ocasión, lo llaman a él. Y ahora, por segunda vez, me llamaban de su programa. A mi, a alguien de tan poca importancia. Además, Julio siempre ha sido gentil conmigo en el breve contacto que hemos tenido. Yo,  francamente, hubiera querido conocerlo más.

Una vez me invitó a una cena de varias personas en su casa con el entonces Presidente Andrés Pastrana. No pude ir. En otra ocasión, me invitó a una cena con el ex Presidente  Alfonso López Michelsen. Entre los otros invitados estaba Sofía Vergara. Tampoco pude ir. En una tercera ocasión me invitó a una cena en que estaría Carlos Ardilla Lulle. No pude ir. Yo vivo a mil. Tengo poca vida social. Es terrible. Cuanto hubiera disfrutado, por ejemplo, de esas reuniones en casa de Julio con gente tan fascinante. Andrés Pastrana, a quien he conocido y es un tipo simpatiquísimo. Además, caramba, en aquel tiempo era Presidente de Colombia. Alfonso López Michelsen, un hombre extraordinario, con una erudición enciclopédica. Y además, experto en una música que a mi me derrite, el vallenato. Sofía Vergara. Bueno, Sofía Vergara probablemente no me hubiera hecho el más mínimo caso.

Pero, ¿de qué hablaba? Ah, si, de  la llamada de ayer del programa de Julio Sánchez Cristo. Es que divago mucho y no me edito. Este es solo un pobre blog. No es una columna en The Economist.  Les cuento.

Resulta que me pasan al aire. Julio me hace una presentación en que generosamene exagera mis modestos méritos. Entonces me lee la última parte de un “posting” que hice en mi blog sobre Juánes. Me pregunta algo así como si no soy demasiado injusto con Juanes. Le respondo que pienso que en mi opinión es una contradicción que Juánes, tan amante de la paz, cante en una tarima con Silvio Rodríguez, que firmó una carta en que daba su apoyo al fusilamiento de tres jóvenes negros cubanos que se robaron una lancha para huir a Miami.

Entró entonces en la conversación un señor que acompaña a Julio en el programa, que se llama Félix De Bedout, quien comenzó a interrogarme en un tono áspero, más bien como el de un policía que busca exprimir una confesión de un asesino en serie.

No voy a transcribir aquí la conversación en el aire. Por supuesto que no la grabé y si está grabada en algún lugar, no la he buscado ni pienso hacerlo. La recuerdo, más o menos,  así. Me dijeron: “ustedes están fusilando a Juanes. Ustedes están culpando a Juánes por cosas terribles con la cuales no tiene nada que ver. Ustedes son intransigentes.  A Juánes ya le gritaron en un parqueadero. Ustedes se oponen a que el pueblo cubano escuche en vivo un concierto de un gran artista” Y cosas por el estilo.

Yo, con mi limitada capacidad, me defendí lo mejor posible en este interrogatorio por estos leones del periodismo. Caramba, Julio Sánchez Cristo es un estupendo entrevistador, con múltiples premios periodísticos  internacionales. Y el Sr. Félix, según tengo entendido, es una gloria de las letras y un maestro de la dialéctica socrática  que diariamente pone a temblar a lo más encumbrado de la política y la intelectualidad de Colombia. Yo probablemente salí muy mal de esa entrevista. Traté, probablemente sin mucho éxito, de decir lo siguiente:

No me parece correcto eso de “ustedes.”  No me gusta ese tipo de generalización. Yo no pertenezco a ningún partido político, no soy parte de ninguna orquesta ni juego en ningún equipo de fútbol. Soy simplemente una persona que escribe un humilde blog sin importancia. Sostengo lo que escribo allí. Pero hablo solo por mi.

Yo no tengo la culpa de que a Juánes le hayan gritado en un estacionamiento. No creo que la persona o las personas que le gritaron hayan leído mi blog. Y si lo leyeron, no creo que le hayan gritado a Juánes por algo que escribí o dije yo. A mi nadie me hace caso. Si le gritaron a Juánes en un parqueadero, me parece que eso es terrible, intolerante y una falta de educación de las personas que lo hicieron.

Yo, francamente, opino que Juánes tiene derecho a cantar en donde quiera. En la Torre Eiffel, el Metro de Moscú, o el Canal de Panamá. Pero pienso que si va a cantar en la Plaza de la Revolución de La Habana junto a Silvio Rodríguez, es correcto señalar que en esa Plaza de la Revolución han gritado “paredón,” y han llamado “gusanos, mercenarios, vendepatrias” a los cubanos que no están de acuerdo con la dictadura dinástica que manda en Cuba desde hace 50 años, instigando el odio y dando luz verde a los fanáticos que dentro y fuera de Cuba  persiguen, hostigan y agreden  constantemente a quienes disienten de un sistema que solo han sembrado miseria, atraso y opresión en un país que merece un mejor destino.

Pienso que es necesario señalar que Silvio Rodríguez es diputado en la suerte de legislatura que hay en Cuba, la Asamblea Nacional del Poder Popular. O sea, que por muy “apolítico” que quiera Juánes que sea su concierto en La Habana, estará cantando junto a una figura del régimen castrista, un político que es parte de un sistema que oprime al pueblo de Cuba.

Es correcto señalar que Silvio Rodríguez, el autor de tiernas y poéticas letras de canciones sobre Unicornios y Mariposas, firmó una carta en que apoyó el fusilamiento en 2003 de tres jóvenes negros cubanos que se robaron una lancha con turistas a bordo para huir de Cuba.  Robarse una lancha, sobre todo con personas a bordo, es un delito en cualquier lugar del mundo. Pero en Cuba, más que eso es el gesto desesperado de jóvenes nacidos en una Revolución que prometió esperanza y solo ha sembrado odio, opresión y pobreza. De todas formas, es una monstruosidad fusilar a tres personas, en 72 horas, por tomar por la fuerza una lancha. No hubo muertos ni heridos en aquel episodio, con la excepción de los tres fusilados.

Yo pienso que esos jóvenes fueron fusilados por querer hacer exactamente lo que hizo Juanes. Ir a buscar una nueva vida en Miami. Los fusilaron, sin nada que se asemeje a un debido proceso, en menos de 72 horas. Silvio Rodríguez estuvo de acuerdo,

Pienso que hay una diferencia entre cantar por la paz en la frontera colombo-venezolana junto a Alejandro Sanz, Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner y cantar en la llamada Plaza de la Revolución, donde se ha gritado tantas veces  “paredón, ” junto a un diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba que firmó una carta en que aplaudió el fusilamiento de aquellos tres humildes jóvenes.

Que sepa yo, Alejandro Sanz, Juan Luis Guerra, Ricardo Montaner y los demás artistas que cantaron junto a Juánes en el Concierto en la frontera colombo-venezolana jamás han firmado cartas celebrando fusilamientos ni son parte de dictaduras dinásticas que llevan más de medio siglo en el poder.

Durante la conversación en la W, el Sr. De  Bedout me dijo algo así como “ustedes culpan a Juánes por cosas terribles que nada tienen que ver con él.”  Yo, tan limitado en mi facilidad de expresión, traté de explicar que yo no culpo a Juánes de nada. Sí me parece un poco exagerado lo que dicen algunas personas de que el concierto abrirá espacios de libertad en Cuba.

Sobre lo que me dijo el Sr. De Bedout de que “ustedes están fusilando a Juánes,” traté, probablemente sin éxito, de responder que es más que un poquito fuera de línea decirle a un cubano como yo que “ustedes están fusilando” a alguien. Yo me opongo a los fusilamientos. Yo no firmaría una carta apoyando el fusilamiento de ninguna persona, como hizo uno de los cantautores  que estará junto a Juánes en el Concierto de la Plaza de la Revolución. Miami, donde vivo, está llena de viudas y huérfanos de cubanos fusilados en los últimos cincuenta años. Conozco a algunas de esas viudas y huérfanos. Me imagino  que el Sr. De Bedout se refería a las críticas que he hecho en mi humilde blog sobre Juánes. No creo que tuve oportunidad de hacerlo durante mi conversación en la W, pero le diría al culto caballero que Juánes es una figura pública que ha decidido hacer algo muy polémico entre personas que sí sabemos algo de lo que significa un fusilamiento. Y, al menos en Estados Unidos, que es donde vivo yo, es parte de la libertad de expresión criticar a las figuras públicas. Claro que por lo que escuché de él,  el Sr. De Bedouit piensa que yo (“ustedes”) tengo la culpa de que alguien le gritó a Juánes en un parqueadero. Repito que eso no fue culpa mía y no estoy de acuerdo. Pero, al menos en este país donde vivo desde niño, no es necesariamente ilegal que le griten algo desagradable en público a una figura conocida. Es un comportamiento quizá grosero, pero, a no ser que sea una amenaza, gritar en un parqueadero no es ilegal.

A veces las figuras públicas se exponen a esas cosas desagradables. Guardando las distancias, recuerdo haber leído que a la Senadora Piedad Córdoba la tuvieron que sacar de un avión que viajaba de Bogotá a Caracas porque algunos pasajeros comenzaron a gritarle cosas desagradables.

Y por supuesto que Juánes lo único que quiere hacer es cantar y, hasta donde sé, no está de acuerdo con la dictadura dinástica que manda en Cuba desde hace medio siglo. Pero entre muchas personas en Miami es tan polémico que alguien cante en la Plaza de la Revolución junto a un diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba  que apoya el fusilamiento de jóvenes que quieren irse de su país, como lo es entre muchos  colombianos que una  senadora de su país asuma  posiciones consideradas por algunos como muy cercanas a los  criminales que secuestran, ponen bombas y asesinan en Colombia.

Reitero que no estoy de acuerdo con que le griten a nadie en publico, mucho menos a Juánes. Ni tampoco a la Senadora Córdoba. Pero como dice Julio Sánchez Cristo en su muy leída columna, “Pasan Cosas.” La gente se apasiona a veces.

Pero volviendo a la conversación en la W, hubo un momento en que Julio me preguntó; ¿Y si Juanes canta con Pablo Milanés, esta bien eso? Pablo Milanés no firmó la carta aquella.” A mi me confundió la pregunta. Ya lo dije, yo soy un pobre cubanito de Miami y estas personas con quienes hablé son laureados periodistas internacionales, maestros del debate, expertos en el tipo de entrevista en que el entrevistado a veces se queda sin palabra ante la aplastante lógica del entrevistador. No sé si ese fue el caso conmigo. Creo que contesté algo así como que no entendí bien la pregunta , pero que de todas formas Juánes puede cantar con quien quiera y yo tengo el derecho a criticarlo o no.

Me parece que fue una mala respuesta. Debí haberle dicho a Julio que yo no sabía en ese momento si Pablo firmó la carta apoyando el fusilamiento de tres jóvenes que querían venir a Miami, como vino Juánes, como vine yo, como vino Julio, pero que si él decía que Pablo no firmó esa carta se lo aceptaba. Hubiera agregado, no sé porqué, que me parece que Pablo es mejor músico que Silvio y que probablemente haría un mejor dúo con Juánes.

En algún momento, - no recuerdo si fue Julio o Don Félix-  me preguntaron como respondía yo a Carlos Alberto Montaner y a un grupo de jóvenes cubano americanos que dicen que están de acuerdo con el concierto de Juánes. Creo que dije que ese es su derecho y que respeto su opinión y que de todas maneras yo no soy nadie para decir que un cantante vaya o no vaya a Cuba. En lo único en que yo insisto es que se sepa  que Juánes va a cantar junto a un diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular que firmó una carta apoyando el fusilamiento de tres jóvenes cubanos que querían hacer lo que tantos hemos hecho, incluyendo a Juánes, a Julio durante ciertas temporadas del año, y yo. Vivir en Miami.

Pero esto se está haciendo muy largo. Esta mañana también es bastante agitada para mi. Me queda mucho por decir. Por ejemplo, que pienso  que no se  respeta el dolor de gente que sí sabe lo que es un fusilamiento. Por ejemplo, que intuyo, no sé porqué,  y tal vez me equivoque,  que cuando alguien me dice “ustedes” quizá no es porque esa persona crea que soy precisamente miembro de un partido político, una orquesta o un equipo de fútbol. Por ejemplo, que como no vivo en Cuba y estoy en un país donde hay libertad de expresión y tengo acceso a la Internet, voy a seguir escribiendo en este blog lo que pienso. Lo voy a seguir escribiendo así, en mi forma reiterativa y desordenada,

Gracias a quienes me leen.

13/08/2009 08:59. ricardobrown #. sin tema

Otra crónica desordenada sobre el Concierto de Juánes en La Habana. 14 de agosto/09

 

Este blog ha recibido miles de “hits,” de visitas, en los últimos días. El tema del concierto de Juánes en la Plaza de la Revolución de La Habana desata pasiones.

El mundo de las comunicaciones  ha cambiado. Hay quienes se quejan del declive de la prensa tradicional. Mueren los periódicos en muchos lugares del mundo, sobre todo en Estados Unidos. La televisión y la radio enfrentan enormes desafíos como negocios viables.

Pero han surgido la Internet, el Facebook, el Twitter, los blogs. Y esto ha democratizado más la comunicación. Ahora todos podemos ser periodistas. Debe ser así.

Yo llevo mucho tiempo trabajando en el periodismo. He hecho de todo. Prensa escrita, radio, televisión. He podido viajar el mundo, he alcanzado posiciones muy importantes y hasta he ganado mucha plata.

Pero nada me ha dado más satisfacción que escribir este blog. No gano un centavo haciéndolo. Lo hago desde mi casa en los momentos que puedo encontrar. Mis días laborales son muy agitados. Soy, quizá, un workaholic. Una bestia de trabajo.

No es que tenga una necesidad económica urgente de trabajar. No sé hacer otra cosa. Es como ser adicto a la nicotina y el alcohol. Es que la vida, a los diez años, me obligó a trabajar. A esa edad repartía periódicos en Miami para ayudar en la economía de mi casa. Así me inicié en el peridoismo. Repartiendo el Miami Herald y el Miami News.  Después, con el tiempo, trabajé de adolescente y joven fregando platos, limpiando oficinas, de obrero de fábricas y hasta manejando un camión.

Mi educación formal, a la vez que trabajaba para pagarme los estudios, fue en universidades públicas. No aprendí mucho allí. Pienso que el conocimiento que tengo lo adquirí en la vida. He viajado a más de cincuenta países del mundo. Como periodista “tradicional” (ya no lo soy) cubrí guerras, desastres naturales, olimpiadas, elecciones. Cubrí de todo. Esos viajes me permitieron visitar museos, conocer gente de todo el mundo, escuchar todo tipo de música, comprar libros de poesía, novelas y ensayos de múltiples culturas y tradiciones literarias y  conocer y conversar con gente interesante y  brillante, desde estadistas hasta artesanos y chóferes de taxi. (Los artesanos y chóferes de taxi son más importantes e inteligentes que los estadistas.)

Como periodista, pude conocer a gente como el Papa Juan Pablo Segundo,  Reagan, Daniel Ortega, Carlos Fuentes y hasta Fidel Castro.

Más allá de lo que hacía de periodista, en el orden personal he conversado sobre la dignidad de los gatos con Bill Clinton, sobre las plumas Mont Blanc con Lech Walesa, sobre la música cubana con Dizzy Gillespie, sobre la oratoria con Joaquín Balaguer, sobre el Catolicismo con Corazón Aquino, sobre la pena capital con Jesse Jackson, sobre la corrupción con Octavio Paz.

Leo mucho. Aprendí a leer solo, sin que nadie me enseñara, antes de ir a la escuela. Vivo rodeado de libros. Poesía, novelas, ensayos, obras de teatro, libros de arte, de religión, de filosofía. No puedo pasar por una librería sin gastarme un dineral en libros. Soy adicto a Hemingway, Mark Twain, el Gabo, Carl Sandburg, Federico García Lorca, William Buttler Yeats, Pedro Salinas, César Vallejo, Emily Dickinson , Soren Kierkegaard y Fernando Vallejo.

Escucho mucha música, sobre todo jazz. Coltrane es mi ídolo. Thelonius Monk también.

Pero, de nuevo esto se hace largo. Se me acaba el tiempo. Me tengo que ir al trabajo. Perdonen la incoherencia, el desorden. Recuerden, es un blog. Sencillamente un blog, escrito rápidamente, sin edición. Y a lo que voy es a esto:

No soy un intelectual. No soy un pensador. Pero algo he aprendido. Algo se me pegó. Algo saqué de fregar platos en un restaurante y de haber caminado por las ruinas de Pompeya y haber leído a Faukner y haberme parado frente a Noches Estrelladas de Van Gogh mil veces y haberme dado tragos con taxistas en Cartagena y haberme montado en el “A Train” rumbo a Harlem escuchando a Duke Ellington en unos audífonos y haber conversado con José Feliciano y con Eduardo Frei.

Entre otras cosas aprendí esto:

Hay que denunciar las injusticias.

Hay que ser honesto con uno mismo.

Hay que vivir sin miedo al rechazo, al fracaso, al ridículo y hasta sin miedo a la muerte.

Es más, hay que estar en contra de la muerte.

Nos llegará a todos.

Y quizá habrá otra vida después de esta, quizá no.

Yo me aferro a la creencia de que sí la hay.

No me ofende que otros piensen distinto.

Sí me ofende, si me lastima, si me hiere, que le quiten la vida a gente joven que jamás tendrán la oportunidad de hacer el amor de la forma en que les diera la gana,  de tenner hijos y quererlos o abandonarlos o de no tener hijos, de triunfar o fracasar, de ser buenos o malos con su familia, de ser sobrios o borrachos, de amar el arte o ser indiferentes.

De Ser.

A los tres jóvenes negros cubanos que fusilaron en 2003 porque se querían ir de Cuba les negaron el derecho de SER.

Los mataron.

No hubo proceso debido. No hubo justicia. No se pudieron defender.

Los mataron en 72 horas.

Y Silvio Rodríguez firmó una carta apoyando esa monstruosidad.

Juánes cantará con Silvio en la Plaza de la Revolución, donde tantas veces han aplaudido fusilamientos de otros cubanos que tenían derecho a SER.

A vivir.

Ojala que el concierto lleve alegría a la gente que lo escuche.

Yo, en otros blogs, he sido duro con Juánes. No es que importe si yo, que no soy nadie, ataque a Juánes, que es una personalidad de fama mundial. Pero un nuevo amigo, así pienso de él, un joven colombiano que no conozco en persona, me escribió una carta brillante y cariñosa y me dijo que yo tambi´n debo cuidarme de eso de la violencia de la lengua de que habló Martin Luther King, Jr.

Carlos, tienes razón. He pensado mucho en lo que me escribiste. Les cuento que la vida también me ha enseñado a escuchar a la gente joven. Creo en la sabiduria de los viejos. Creo también en la sabiduría de los jóvenes. 

Trato de ser lo más justo posible. Pero soy imperfecto.

Debemos ser lo más justos posible, 

Y con un poco más de apego a lo me han enseñado maestros como King, Tolstoy, Thich Nhat Hahn y un brillante muchacho colombiano a quien no conozco personalmente,  voy a seguir escribiendo en este blog que es una injusticia lo que ocurrió con aquellos pobres muchachos que trataron de hacer lo que hizo Juánes, lo que hice yo, lo que ha hecho tanta gente.

Lo que hizo Carlos, el brillante muchacho colombiano que me escribió.

Venir a VIVIR en Miami.

VIVIR.

Yo, lo poco o mucho que he aprendido de la vida me ha enseñado a estar en contra de la muerte.

Me ha enseñado a estar en contra de que asesinen a gente joven como esos muchachos que quizá hubieran disfrutado de la bella música de Juánes aquí en Miami, donde querían VIVIR, o allá en Cuba, donde los MATARON.

Gracias a este nuevo mundo de las comunicaciones que me permite decir eso en este blog.

 

14/08/2009 10:25. ricardobrown #. sin tema

No entiendo como un músico como el famoso trovador cubano pueda apoyar el fusilamiento de tres jóvenes humildes que solo querían buscan el Unicornio Azul del otro lado del mar. 18 de agosto/09

 

Me sorprende la cantidad de visitas que ha tenido este blog en los últimos días. Es asombroso como uno puede escribir unas palabras en la pantalla de un laptop, apretar unas cuentas teclas y en cuestión de minutos esas palabras dan la vuelta al mundo.

Yo aún no he decidido sí me satisface que tanta gente lea lo que escribo. No lo hago con gran rigor. Lo hago en una forma de “stream of consciousness, “ tratando de evitar errores gramaticales y de estilo, tratando de ser coherente. Pero esencialmente sin edición.

No sé si eso es bueno. Algunas personas que me leen entienden lo que quiero decir en estos "posts.". Otros no entienden. O quizá no quieren entender.

Me escribe mucha gente. Respondo a todos, aunque sea una o dos líneas. Casi todos quienes me escriben son amables y me dicen que están de acuerdo con las cosas que digo y me instan a que siga con el blog. Otros que me escriben  están en desacuerdo conmigo, pero también son amables. Una sola persona, usando un anónimo, me escribió en tono insultante a mí, que francamente no me importa,  y a los cubanos en general, algo que sí creo grave. Uno no debe hacer generalizaciones sobre grupos étnicos o nacionalidades. Le contesté amablemente a esta persona ya que la firma era de una mujer. Ahora que sé quien es, he decidido que le contestaré de nuevo en otra ocasión, después que se celebre el concierto de Juánes en La Habana.  Seré lo más caballeroso posible en esa futura respuesta. Pero le aclararé con más firmeza ciertos errores que tiene en su percepción de los cubanos en general y sobre todo de los que viven fuera de la isla.

Este blog no es de importancia. Yo escribo de prisa, sin gran rigor. No pretendo ser orientador de opinión. No pretendo que estos “posts” sean obras literarias ni profundos análisis periodísticos. Son quizá,  exabruptos. Son quizá, mi forma de hacer música. Amo la música. La escucho constantemente. Quisiera poder tocar la guitarra y componer melodías y letras. Como Juánes. Como Silvio. Lo hacen bien. En el caso de Silvio, no acabo de entender como uno puede escribir  y cantar sobre un Unicornio Azul y firmar una carta en que apoya el fusilamiento de tres jóvenes que querían irse a vivir a Miami, como hizo Juánes. Como hice yo. Como probablemnte hizo mucha gente que lee esto.

Si yo pudiera tocar la guitarra y componer y cantar, haría una canción sobre aquellos tres jóvenes fusilados en 2003 en 72 horas, que fue el tiempo que transcurrió desde que los acusaron hasta que los mataron. Pero no puedo. No tengo el talento. Lo único que puedo hacer es teclear en este MacBook y escribir lo que me sale del alma. No tiene valor. Pero aquí lo dejo en el blog, bajo mi firma. No me escondo en un anónimo.

Alguien me escribió diciéndome que lo que escribo me puede perjudicar. Lo dudo. Las empresas para las cuales trabajo son respetuosas de lo que hago en mis horas laborales y de lo que hago fuera de ellas. Pero si no fuera así, de todas formas escribiría el blog. Quien me conoce sabe que yo siempre he vivido sin miedo.

No es un alarde de guapería barata. Hace décadas que no lanzo o recibo un golpe. Creo que la última vez en que estuve en una pelea física fue en el tercer grado. Perdí. Y la pelea fue con una niña de primer grado.  Ahora que recuerdo, una de las razones que perdí es que no contra-ataque. Serví de “punching bag,” de aquella diminuta máquina de tirar golpes que pegaba como Mike Tyson en su apogeo.  Uno no le pega a las niñas, me decían mis mayores. Me decían también que en nuestra familia no hay cobardes. Yo sigo creyendo todo eso.

No soy amigo de la violencia de ningún tipo, sobre todo la violencia física. Hice servicio militar sin miedo de que me mataran en la guerra de Vietnam. Pero con terror de que yo tuviera que matar a alguien. No temo a mi propia muerte. Pero me estremece la muerte de otros. Pienso que probablemente estoy dispuesto a morir por ciertas cosas. Pero no estoy seguro si estaría dispuesto a matar. Estoy casi seguro que no podría hacerlo.  Afortunadamente, durante aquellos años de servicio militar no me tocó una cosa ni la otra. Estuve muy lejos de la metralla.

¿Porqué escribo estas cosas? No sé. Me salen. Quizá es para decir que, aunque hace siglos no cierro el puño en cólera y que quizá hasta me sería imposible  matar en defensa propia, vivo sin miedo. Vivo sin miedo a que me amenacen, a que me ridiculicen, a que me echen de los trabajos, a que me calumnien, a quedarme sin dinero, a que me lancen piedras, a que me vilipendien sin darme el derecho a réplica,  a que me corten la lengua y los dedos para no poder seguir hablando por un micrófono y tecleando en esta Mac.

Lo que digo y lo que escribo no tiene importancia. Pero es mi verdad, como la siento en ese momento en que hablo o escribo. Soy apasionado y a veces injusto. Si me lo señalan, en buena o mala forma, rectifico. Yo escucho. Yo no me creo una fuente de sabiduría, un oráculo infalible. Soy un simple tipo que escribe un blog de manera desorganizada, reiterativa y sin nada que se asemeje a un buen estilo.

Pero se me acaba el tiempo por ahora. Escribo junto a una ventana que da a un patio donde hay un árbol de no sé qué. En ese árbol, desde hace rato, canta un sinsonte, un Mocking Bird, como se le dice en inglés. Su canto me suena alegre. Creo que está contento. O quizá trata de decir todo lo contrario con su canto, Quizá está airado. No sé si lo que canta en términos humanos sería un bolero, o un tango, un rap, un reguetón, una balada, o sí esta cantando heavy metal. Solo sé que canta el sinsonte. Es un ave libre que lanza su canto al viento y me llega a mi y me conmueve, como me conmueven, digamos, Billie Holiday o Richie Havens. Gracias a Dios por los sinsontes. Gracias a Dios por Billie Holiday y Richie Havens y por todos los que hacen música.

A mi me hubiera encantado haber nacido con el talento para tocar un instrumento y para componer canciones y cantarlas. Pero no fue así. Lo único que puedo hacer es teclear bien rápido en un MacBook. No lo hago bien. Pero lo hago sin miedo y con alegría. Como canta ese sinsonte cerca de mi ventana.

Se me acaba el tiempo. Quiero escuchar al sinsonte un rato antes de ir a trabajar. En silencio. Es mejor escuchar la música en silencio.

El silencio también es importante. Este blog, en algunos momentos, estara “silente.” Así estuvo durante los últimos tres o cuatro días. Pero era que estaba muy ocupado con cosas muy importantes. Escuchaba música. Como haré ahora, Me voy a escuchar música. Me voy al patio.  Me voy a escuchar a un sinsonte.

 

18/08/2009 08:50. ricardobrown #. sin tema

Parte de entrevista de Juanes con El País de España. Interesante. 19 de agosto/09

P. ¿Cuenta con garantías de que el concierto no será instrumentalizado por el régimen?

R. Estamos en eso. Hay gente en La Habana negociando el cartel, que haya un equilibrio de artistas afectos y desafectos. Está Silvio Rodríguez... Buscamos un elenco tranquilo.

P. ¿Estará Gorki Águila, rockero encarcelado por el castrismo?

R. Estamos intentándolo.

P. ¿Espera vender menos discos después de esto? ¿O más?

R. No me importa. Hay cosas que uno hace porque las siente.

19/08/2009 07:34. ricardobrown #. sin tema

Que horror eso de decirle "gusano" a otro ser humano. 19 de agosto/09

 

1. El debate casi siempre es bueno. Aunque a veces sea a gritos. Algo se escucha entre el ruido. Alguna razón, una pizca quizá, hay entre la gritería. Lo terrible es cuando una parte pretende silenciar a la otra. Eso es lo que ocurre en Cuba. El régimen se cree dueño de la palabra. No permite un asomo de libertad de expresión. Exige el aplauso a todos sus errores y crímenes, incluyendo fusilar a tres jóvenes que esencialmente lo que querían hacer es ir a vivir a Miami, como han hecho tantos jóvenes, incluyendo Juánes.

2.  No se debe generalizar. Hay quienes defienden el Concierto en La Habana que generalizan. Por ejemplo, un periodista  que a un entrevistado le dijo “ustedes.” ¿Quiénes son ustedes? Esa gente pinta con brocha gorda. Quizá esa gente se siente parte de una religión, partido político, una ideología, una  tribu, un rebaño, un club deportivo, una escuela   filósofica o cualquier otro "nosotros"  y piensa que el otro es parte de un "ustedes," quizá inferiores. Yo, por mi parte, no pertenezco a nada.  Camino al compás de mi propio tambor. Pero a veces la generalización es peor. A veces es una expresión de un odio tan ciego que pretende negar la humanidad de la persona a quien se agrede Como aquellos que califican de "gusanos" a todos quienes no están de acuerdo con que una sola familia, un solo partido, ejerza un poder totalitario en Cuba por más de medio siglo, oprimiendo y hambreando a su pueblo.

3. Hay quienes cantar de amor y paz y tienen guerra y odio en el alma. ¿Qué otra cosa se puede pensar del canta-autor asturiano que se refiere a los cubanos de Miami como “gusanera.”

4. ¿Qué quieren decir palabras como “gusano” y “gusanera” para quienes mandan en Cuba desde hace 50 años?  Quiere decir que sus adversarios no son humanos. Son insectos. Para ellos se justifica aplastar un insecto, aniquilar un “gusano.” Se les hace más fácil así encarcelar, desterrar y fusilar a sus adversarios y a quienes consideran enemigos simple y sencillamente porque no piensan como ellos.

5. Por eso fue tan fácil para el régimen comunista asesinar en menos de 72 horas a tres humildes jóvenes negros que trataron de huir de Cuba e ir a vivir a Miami en 2003. Eran “gusanos.” Nacieron y se criaron en la Revolución, pero al querer irse de Cuba se transformaron en “gusanos” y se justificaba matarlos sin que pudieran defenderse, sin que hubiera apelación, sin nada parecido a un debido proceso judicial. Así, de un golpe. Como se mata a un insecto.

6. Pero lo más terrible de aquella monstruosidad es que cantantes, poetas, escritores y pintores firmaron una carta aprobando el asesinato. Yo no acabo de comprender como es que se pueda cantar a la vida, y para mí el arte es eso, un canto a la vida, y apoyar la muerte de tres jóvenes que decidieron buscar sus sueños del otro lado del mar.

7. Quizá esos artistas que firmaron aquella carta de 2003 justificaban la muerte de esos tres jóvenes porque estaban convencidos de que  eran “gusanos” que no merecían seguir viviendo. Tal vez esos artistas piensan que los “gusanos” no tienen alma. Tal vez esos artistas están convencidos que los “gusanos” no tienen sueños que conquistar. Tal vez esos artistas creen que l os “gusanos” no piensan ni lloran ni se enamoran ni escuchan música ni leen poemas ni disfrutan de la pintura. Tal vez esos artistas, de tanto escuchar y a veces decir ellos palabras de odio, se convencieron que los "gusanos" no tienen madres, hijos, hermanos, amigos y otra gente que los quiere y los lloran cuando los matan.

8. Uno entiende que un tirano le grite “gusanos” a quienes no le adulan. Uno entiende que unos fanáticos que siguen ciegamente al tirano pidan la muerte de esos “gusanos.” Los tiranos son malévolos y asesinos. Los fanáticos que siguen ciegamente a los tiranos son gente despiadada y cruel. Pero se supone que los artistas son sensibles. Yo pienso que la esencia de la sensibilidad es el amor a la vida y a las cosas que viven. Incluyendo a los “gusanos” de verdad, a esos humildes insectos que se arrastran por la tierra.

9. Que pena que haya gente que crea que otros seres humanos son “gusanos.” Que pena que alguna de esa gente se llame a si mismo “artista.” Que pena lo que dijo el canta-autor asturiano en una entrevista con El Tiempo. Que pena que Silvio, Amaury y tantos otros firmaron aquella carta justificando la muerte de aquellos tres muchachos.

 

19/08/2009 08:19. ricardobrown #. sin tema

Hay gente que quiere vivir en manada y que no entiende la libertad individual. 20 de agosto/09

1. Un señor me dice: “Ustedes quieren prohibir el concierto por la paz en La Habana.” Yo todavía no entiendo que se quiere decir con eso de “ustedes.” Quizá es que me crié en este país. No tiene nada de malo criarse en otro país. Pero a mi me tocó criarme en este. Y les cuento que lo que he asimilado en todo el largo tiempo que he estado aquí me ha hecho muy individualista. Aquí se valora el derecho de la persona. Soy muy gringo en eso. A los gringos nos choca eso de “you people this, you people that.” Eso de “ustedes.”

2. Soy yo. Pienso por mi. Hablo por mi. Actúo como pienso. Asumo las consecuencias de cómo actúo.

3. Me cae muy mal  todo eso que me imagino sale de Hegel y que fue copiado por Marx de que es más importante el derecho colectivo que el derecho individual. Yo no podría ser comunista ni fascista. Ni siquiera soy demócrata ni republicano. Pienso que el derecho individual debe primar. No le doy mucho pensamiento al asunto, pero probablemente estoy más cercano a John Stuart Mills y a Domingo Sarmiento que a toda esa gente que a lo largo de la historia ha querido que el estado se meta en los más mínimos detalles de la vida del individuo.

4. En cuanto a quienes quieren hacer un concierto en La Habana, no soy nadie para impedirlo. No tengo la más mínima idea de como se organiza un concierto ni como se prohíbe. No soy el subsecretario general de la Onu a cargo de conciertos. Dudo que exista ese cargo, pero quizá hay alguien que piensa que yo soy la persona que lo desempeña. Si existiera el cargo y me lo ofrecieran no lo aceptaría.

5. Pensándolo bien, quizá es que la persona que me dijo “ustedes” piensa que yo soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo y que por eso se me debe decir "ustedes, " y que tengo poderes sobrenaturales que me permiten prohibir conciertos. Aclaro por este medio que no soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, ni ninguno de los tres solo,  y que no tengo poderes sobrenaturales.

6. Si tuviera poderes sobrenaturales, tampoco prohibiría el Concierto en La Habana ni ningún otro concierto. Usaría esos poderes sobrenaturales para cosas verdaderamente importantes, como por ejemplo para  que en Cuba hubiera libertad y en Colombia no hubiera guerrillas comunistas asesinas.

7. Lamentablemente, lo reitero, no tengo poderes sobrenaturales.

8. Los cantantes que organizan el Concierto en La Habana tampoco tienen poderes sobrenaturales. Que sepa yo, ninguno de ellos es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Quiere decir, pienso yo, que no es una blasfemia discrepar de ellos.

9. Quizá esté equivocado en todo lo que he dicho. Pero les cuento que, como vivo en Estados Unidos, la Constitución de este país protege mi derecho a opinar así sean  acertadas o erradas, inteligentes o estúpidas mis opiniones. Esa Constitución, y la tradición del libre y enérgico debate de las ideas que impera en este país permite a las personas hasta hablar en tono enojado y decir estupideces.

10. Yo no disputo el derecho de los pueblos de otros países de cambiar sus constituciones o de echar una en el basurero y sustituirla con otra todas las veces que crean necesario.

11. Por otro lado, no creo que es correcto querer cambiar el concepto de libertad de expresión, el derecho, garantizado por la ya más que bicentenaria Constitución de Estados Unidos. La Constitución de acá es relativamente pequeña, sobre todo comparada con las constituciones de algunos países.Constituciones muy abultadas que pretenden decirle al ciudadano hasta como y cuando se debe cepillar los dientes y podar el césped. Esta Constitución de acá es muy imperfecta, pero tiene mecanismos para cambiarla y adaptarla a los nuevos tiempo a medida que avanza la historia. Pienso que es una Constitución muy respetable que ha funcionado bastante bien.

12. Ruego a las personas que viven acá y que quieren silenciar a quienes no están de acuerdo con ellos, que respeten la Constitución de este país. Que si pueden, la lean. Que la estudien. Si son personas de buena fe y mediana inteligencia, comprenderán que quienes discrepan de artistas famosos, por muy populares que sean, tienen derecho a hacerlo. Es más, les cuento que en este país hay gente que le mienta la madre al presidente de turno y no pasa nada. Aclaro que no estoy de acuerdo que le mienten la madre al Presidente ni a nadie. 

13. Reitero que no tengo ningún problema que en otros países cambien la Constitución cada cierto tiempo. Pero me gustaría que la gente que vive aquí respete la mía. Y que haga un pequeño esfuerzo por aprender algo de cómo se interpreta y se ejerce la libertad de expresión en Estados Unidos.

20/08/2009 00:10. ricardobrown #. sin tema

Amenazar a un artista o a cualquiera es una cobardía. Ojala arresten pronto a quienes hicieron las amenazas. 21 de agosto/09

 

1. Toda amenaza a una figura pública, o contra cualquiera,  debe ser tomada en serio por las autoridades. La policía de Key Biscayne debe hacer todo lo posible por capturar a la persona o las personas que amenazaron a Juánes. Se debe solicitar la ayuda del Fbi en la investigación. Se debe pedir la colaboración de la policia del Condado Miami Dade y la Policía Estatal.  Ojala que se produzcan arrestos en breve plazo. No dudo que sea así. Quien hizo las amenazas en Twitter probablemente dejó huellas cibernéticas. 

2. A la vez , toda persona civilizada y ética tiene que repudiar esas amenazas a Juánes. Es una cobardía, una bajeza, un irrespeto a todo lo que significa la libertad del ser humano. Una cosa es discrepar, aún con sarcasmo, aún en tono enérgico. Otra cosa es amenazar a una persona, ya sea Juánes o cualquiera.

3. Repito. Ojalá que se produzcan arrestos pronto y que esto no quede así. Ojala que caiga todo el peso de la ley sobre la persona o personas que hicieron las amenazas.

 

20/08/2009 23:21. ricardobrown #. sin tema

Gorki nunca firmaría una carta apoyando fusilamientos. 21 de agosto/09

Iba a escribir algo profundo. Algo que se llamaría  "Mofongo, Mangú y Fufú." Un poema épico tal vez. Una obra teatral, maybe. Me he estado re-leyendo "A Long Day ’s Journey Into Night." Si, eso mismo. Teatro.  Algo influido por Eugene O’Neill. Teatro.¡Ja!  Como me gusta el teatro. Pero lamentablemente no soy dramaturgo. Y lo que acaban de leer es pura jodedera que quizá no entiendan. No me hagan tanto caso. Es que es viernes. Es día de decir hasta luego a la semana laboral y comenzar a joder, aunque sea un poco.

Les dejo con buena música. Con música que sí es de protesta porque se enfrenta al poder. Se burla del poder. No es como esa musiquita cursi que a veces escriben algunos músicos que apoyan dictaduras y que solo protestan contra lo que ocurre fuera de sus países, cuando están rodeados de una terrible realidad que sí urge denunciar aunque sea con una canción. Los dejo con Gorki Aguila. No tiene quien le maneje la publicidad. No vende muchos discos. No llena auditorios en grandes ciudades. No le preguntan, y  casi seguro que no respondería , sobre la supervivencia de los osos polares y no publican chismes sobre su vida íntima en People Magazine. Pero hace buena música porque de veras protesta contra lo que hay que protestar, lo que le rodea, y lo hace con sentido del humor. Lo hace jodiendo. 

Ya se los dije. Es viernes Hay que joder mucho. 24 horas al día, los siete días de la semana. Pero sobre todo los viernes. Aquí están Gorki y Porno Para Ricardo:

El General

3:33

 

2:16

 

Haz "clic" sobre la imagen.

21/08/2009 10:04. ricardobrown #. sin tema

Las amenazas de muerte son cosa seria. Tienen que ser repudiadas. Tienen que ser investigadas. Los culpables tienen que ser llevados ante la justicia. Y si no se determina quien hizo las amenazas, las autoridades deben explicar porqué. 22 de agosto/09

 

1. Reitero que las amenazas no valen.  Amenazar de muerte a una persona es una vileza. Contra esa persona y su familia. Y en este caso, en que se ha suscitado una polémica sobre el Concierto de Juánes en La Habana, también es una vileza en  contra de todos quienes tienen y han manifestado una opinión sobre el tema.

2. Juánes tiene derecho a vivir tranquila y seguramente en donde sea, así cante o no  en Cuba, China o Canadá.

3. Por otro lado, las amenazas contra Juánes no quitan valor a las opiniones de quienes no están de  acuerdo con el concierto o que simplemente  piensan que el mismo no dará los resultados tan positivos que algunos esperan

4. Hay quien dice que no hubo amenazas. Se basan estas personas en lo publicado en la prensa  sobre los mensajes en Twitter recibidos por Juánes.. Dicen estas personas que esos mensajes de Twitter que ha publicado la prensa no son amenazantes. Yo pienso que si Juánes los interpreta como amenazantes y ha presentado una denuncia a la policía, hay que creer que tiene sus razones para hacerlo. Si yo, en medio de una polémica como en la que está Juánes recibiera los mensajes de Twitter que vi publicados en la prensa, probablemente haría lo mismo que él. Acudiría a la policía. Pienso que la policía también tiene razones para haber tomado en serio la denuncia. La policía ha puesto en vigilancia la casa de Juánes. Ha dicho que investigará.

5. Tampoco creo que es prueba, como sostienen algunos, que no hubo amenazas y  de que lo que  ha habido es algún tipo de manipulación mediática porque Juánes presentó su denuncia el sábado 15 de agosto y posteriormente una estación de televisión grabó imágenes montando en la  bicicleta, aparentemente solo y sin escolta, el miércoles 19 o el jueves 20. Es verdad que Juánes fue entrevistado por una reportera de ese canal de televisión, sentado  sobre su bicicleta. No se vieron imágenes que indicaran que Juánes estaba acompañado de guarda-espaldas, no se le notó nervioso y ni él ni la reportera que lo entrevistó mencionaron las amenazas. Todo eso es verdad. Pero no es evidencia de que ha habido manipulación de parte de Juánes o de la gente que maneja su imagen. El hecho que Juánes anduviera montando bicicleta, aparentemente solo, por las calles cercanas a su casa pocos días después de haber denunciado que lo habían amenazado de muerte,  no quiere decir que no fue amenazado. La reportera probablemente no estaba enterada de la denuncia de las amenazas. Esa información surgió después.

6. Quizá Juánes sí estaba siendo protegido por la policía cuando fue grabado montando bicicleta. Quizá en algún momento, cuando pase toda esta polémica, se sabrá. 

7. Posiblemente  hay otras informaciones  sobre la denuncia de Juánes y la investigación de la Policía que no se han dado a conocer por razones legales y de seguridad.

8. Por ahora, lo que se sabe, es que las amenazas llegaron a Juánes a través de la Red Twitter. Si es así, la percepción de muchos es que probablemente es posible determinar de donde salieron las amenazas. Hay quienes aseguran que las computadoras dejan huellas cibernéticas y que será posible seguir esa huella hasta dar con quien envió los mensajes a Twitter.

9.  Pero quizá eso no sea posible. Hay delincuentes que son expertos en computación que roban identidades y penetran redes de bancos y hasta de gobiernos sin ser detectados. Quizá quien envió las amenazas es una de esas personas.

10. La Policía de Key Biscayne debe buscar la mejor asesoría posible para tratar de identificar a la persona o personas que enviaron las amenazas por Twitter. Si se logra identificar a esa persona o personas, se deben dar a conocer sus nombres, así sean acusadas o no. Probablemente deberán ser acusadas.

11. Si por alguna razón no se puede determinar de donde salieron las amenazas, en algún momento se debe dar una explicación de porqué eso es así.

12. Hay gente que cree que las amenazas fueron enviadas desde Cuba o por una persona o personas que quieren desacreditar a los cubanos del exilio. Este es un ángulo que la Policía de Key Biscayne debe explorar. Se debe aclarar si es posible o no que las amenazas hayan sido enviadas desde Cuba o por gente interesada en desacreditar al exilio cubano.

13.La prensa debe investigar y dar seguimiento a este asunto de las amenazas contra Juánes.

14. Al final, tiene que haber algún tipo de cierre a este asunto. Tiene que haber acusados con nombres y apellidos. O tiene que haber una explicación sobre porque no hay acusados con nombres y apellidos.

15. No puede ser que en Miami Dade, donde viven y vienen por largas  temporadas tantos artistas internacionales en parte porque se sienten más seguros aquí que en sus países, alguien amenace por Internet a un famoso cantante y haya impunidad o no haya explicación de porque no fueron arrestados y castigados quienes amenazaron de muerte a un joven padre de familia.

16. Aclarar todo es urgente.La Policía de Key Biscayne tiene que dar seguimiento a las denuncias que hizo Juánes. La prensa debe hacerlo también.

22/08/2009 20:28. ricardobrown #. sin tema

Lo que sí se parece al nazismo es lo que ocurre en Cuba desde hace más de medio siglo.. 22 de agosto/09

El Ministro de Cultura de Cuba habló sobre el Concierto de la Plaza de la Revolución que será presentado por algunos artistas internacionales. Dijo esto Abel Prieto: “Hemos visto lamentablemente el rostro feroz del facismo desde Miami contra un proyecto tan hermoso.”

Se refiere Abel Prieto  a las amenazas de muerte que ha denunciado haber recibido el cantautor Juánes. Se refiere al pequeño grupo de personas que destruyó discos que, según ellos, eran de música de Juánes.
Las amenazas hay que tomarlas en serio y están siendo investigadas por la Policía de Key Biscayne, que es donde vive Juánes desde hace tiempo. Ojala arresten a alguien, enjuicien a alguien, condenen a alguien por estas amenazas. Que le caiga todo el peso de la ley encima a quien hizo esas amenazas. Se dice que las amenazas fueron enviadas por Internet y tal vez eso haga fácil la detección y arresto de quien las envió. Ojala Juánes tenga oportunidad de prestar declaraciones en corte contra quienes lo amenazaron. Así es como se hacen las cosas en Estados Unidos. Sí hay arrestos, y posiblemente los habrá, y el caso llega a los tribunales Juánes probablemente tendrá que prestar declaraciones bajo juramento contra quienes le amenazaron. Y los abogados del acusado o los acusados tendrán la oportunidad de interrogar a Juánes. Así es como funciona un sistema judicial independiente en un país democrático. El acusador tiene derechos. El acusado tiene derechos. Eso es algo que no existe en Cuba.
Sobre las personas que destruyeron discos de Juánes, yo manifiesto aquí sin ningún reparo que estoy en contra de ese tipo de manifestación. Pero en Estados Unidos uno puede comprar un disco y escucharlo, regalarlo o destruirlo en público o en privado. Bajo la ley, nos guste o no, se considera mercancia. Quizá la protesta por aquel pequeño grupo de personas  fue desagradable o descortés. Pero esmás que un poco exagerado compararla con la quema de libros por los Nazis. Los nazis, tristemente, eran muchos. Eran un poderoso grupo que, aún antes de llegar al gobierno, perseguían y mataban a los judios , los gitanos, los gays, los demócratas, los comunistas. Los Nazis hacían piras con montañas de miles de libros que prohibieron cuando llegaron al poder. Saquearon librerías y bibiotecas públicas y privadas para destruir los libros. . Si podían, enviaban a los campos de concentración y asesinaban a los autores de esos libros. Los más afortunados huyeron al exilio.
Yo pienso que el gobierno y el partido político del Sr. Abel Prieto se parece mucho más a los nazis que el pequeño grupo de personas que se congregó en la Calle Ocho de Miami, y ante las cámaras de televisión destruyeron unos discos. Si alguien fuera generoso, podría decir que ese pequeño grupo de personas estaba escenificando un espectáculo de teatro callejero.
Probablemente había más cámaras de televisión allí que personas destruyendo discos. Y les cuento algo. Algunos de los periodistas que fueron allí estaban muy contentos porque les encanta hacer reportajes que hacen lucir mal a los cubanos del exilio. Hay alguna gente en la prensa que resiente a los cubanos en general, le caen mal los cubanos, pero sobre todo los cubanos del exilio. Y cuando esta gente tiene oportunidad de hacer lucir mal a los cubanos , se da banquete. Yo conozco a una de esas personas que estuvo allí haciendo un reportaje –una persona latinoamericana - que abiertamente dice que los cubanos son unos caribeños incultos que no saben hablar y que son unos cobardes porque unos salieron huyendo de Cuba  -los de Miami- y que  los otros, los que se quedaron en la isla, también son unos caribeños atrasados y cobardes. Hay gente racista, anticubana y mal intencionada en la prensa que reporta desde Miami. Que nadie se equivoque. Y a veces esta gente le hace el juego –sutilmente- al régimen castrista más por el odio que siente contra los cubanos que por razones ideológicas. Aunque a veces lo hace por ambas cosas, porque es gente  de extrema izquierda y a la vez se cree superior, por nacionalidad, por raza,  a los cubanos. Por cierto, la gente que piensa así se parece mucho a los nazis.
Pero regresando a lo que dijo Abel Prieto. Señor, en Cuba, bajo la dictadura que usted sirve, quemaron las obras de pintores de la época republicana; prohibieron, encarcelaron y desterraron a escritores y poetas; al poeta Heberto Padilla lo obligaron a humillarse públicamente; a la poetiza Maria Elena Cruz Varela una turba organizada por el régimen la golpeo y la forzó a tragarse sus poemas; prohibieron los libros de Reynaldo Arenas, Guillermo Cabrera Infante y Lydia Cabrera; persiguieron hasta la muerte a José Lezama Lima y Virgilio Piñera; le negaron a las nuevas generaciones leer la poesía de Gastón Baquero y escuchar la música de Celia Cruz; prohibieron a los Beatles y los Rolling Stones cuando estaban en su apogeo, cuando eran la nueva ola de cultura popular. Y son tantas las cosas terribles que ha hecho el régimen que usted sirve para asesinar la cultura, que no hay tiempo ni espacio suficiente para narrarlo.
Pero termino con esto. No hay nada más parecido a Hitler vomitando odio en en el Berlín de los treinta y cuarenta que Fidel Castro dando alaridos por horas e incitando a una multitud en la Plaza de la Revolución a gritar ¡Paredón! ¡Paredón! No hay nada que se que se parezca más  al nazismo con sus designios imperialistas y de conquista del mundo que lo que hizo la dictadura que usted defiende, entrenando y dando apoyo a guerrillas y terroristas urbanos que sembraron terror y muerte a lo largo y ancho de Latino América y Africa. No hay nada más parecido al terrible Kristallnacht de los Nazis que aquellas turbas organizadas por la dictadura castrista agrediendo a los cubanos que querían abandonar la isla en el Éxodo del Mariel. No hay nada más parecido a los intelectuales alemanes que le hicieron el juego a los nazis que cantautores, escritores pintores  y Ministros de Cultura que firmaron una carta aprobando el fusilamiento de tres infelices jóvenes negros cubanos que solo querían ir a vivir a ese Miami que usted tanto odia pero que escogen como hogar cientos de miles de latinoamericanos, incluyendo el organizador del Concierto en la Plaza de la Revolución.
Yo no sé como le llamaría usted, Sr. Prieto, el fusilamiento en menos de 72 horas, que es lo que transcurrió entre el momento en que fueron acusados y asesinados, de tres jóvenes pobres que se cansaron de tanto oprobio, mentira y miseria que usted defiende a capa y espada. No sé si usted eso lo definiría como nazismo o facismo u otra cosa. Yo lo llamo atrocidad, monstruosidad. Yo le digo que eso se parece mucho más a lo que usted dice condenar que el hecho de que un puñado de personas destruya unos discos en la Calle Ocho de Miami. Yo no estoy de acuerdo con la destrucción de discos, libros, pinturas, esculturas ni nada que sea arte o se asemeje al arte. Usted, por otro lado, es Ministro de Culura de un régimen que ha hecho todo eso.
Pero pienso que es mucho peor destruir vidas. Pienso que es mucho peor destruir familias. Pienso que es mucho peor destruir un país.  Y eso es lo que ha estado ocurriendo en Cuba durante los últimos 50 años. Lo que se parece al nazismo es lo que ha sucedido en Cuba por más de medio siglo. Lo que usted defiende, Sr. Prieto.

23/08/2009 21:06. ricardobrown #. sin tema

Tengo ganas de compartir música importante para mi. 23 de agosto/09

 

Una de esas canciones que escuchas por primera vez y se te queda adentro para siempre.. Just Like A Woman, de Bob Dylan.  

Bob Dylan - Just Like A Woman

 

Haz "clic" en la imagen.
Soy devoto de Thelonious Monk. Sobre todo al filo de la medianoche.
THELONIOUS MONK QUARTET - 'ROUND MIDNIGHT
6:53    Haz "clic" en la imagen.
Algo más nuevo que vale la pena. Roque Valero lee mucho a Machado. Se nota en su música. Le dedicó esta canción a su mamá,
Roque Valero -
4:34  Haz "clic" en la imagen
Escuché a Ximena Sariñana en un concierto en Miami Beach. Me flechó su música. Aquí canta "Mediocre." Es solo el nombre de la canción. No hay nada de "mediocre," en Ximena y su música.
Ximena Sariñana
Haz "Clic" en la imagen

 

23/08/2009 21:08. ricardobrown #. sin tema

Descarga. 25 de agosto/09

 

Bien rápido, que estoy apurado esta mañana,

1. Siempre me ha parecido que un gran porcentaje de los seres humanos verdaderamente no cree en la libre expresión. Si esa gente pudiera, silenciaba a quienes no opinan igual. Eso es así en Cuba, donde los fanáticos y oportunistas del fidelocomunismo controlan todos los medios de comunicación y, por supuesto, cuentan con un monstruoso aparato represivo para aplastar la más mínima disensión.

2. En Cuba, bajo la dictadura dinástica que impera desde hace más de medio siglo, en los medios de comunicación existe solo una gran mentira, que tratan de disfrazar de gran verdad. No hay lugar para un punto de vista diferente. La prensa publica falsas estadísticas sobre la alimentación, la salud pública, la eficacia del transporte colectivo, lo que sea, y no hay quien pueda disputar la gran mentira en esos medios de comunicación.

3. Tampoco se permite en la finca de los Castro la protesta fuera de los medios de comunicación controlados. Si un médico como Darsi Ferrer se queja del pésimo sistema de prestación de servicios de salud o la terrible situación de los viejos exboxeadores que conquistaron medallas en competiciones internacionales y ahora viven en la miseria, el estado lo aplasta. Lo encarcela por cualquier cosa, como, por ejemplo, por tener dos bolsas de cemento en su casa. Si quien protesta es un humilde ex marinero mercante desempleado y alcohólico, como hizo Pánfilo, y dice a una cámara que en Cuba lo que hace falta es “Jama,” el infeliz va a dar a una cárcel por dos años.

4. Hay muchísimos otros ejemplos de cómo en Cuba se aplasta la libertad de expresión. Pero estos dos son muy ilustrativos. A un médico disidente que denunció deficiencias en el sistema sanitario lo meten preso porque supuestamente tenía bolsas de cemento en su casa. A un pobre alcohólico lo encierran porque dijo que tenía hambre.

5.  No podemos obviar, por supuesto, atentados monstruosos contra la libertad de expresión como la vez que a una poetiza le hicieron tragar sus poemas y como a un escritor y poeta de fama internacional lo obligaron a humillarse públicamente o como a unas mujeres vestidas de blanco que claman por la libertad de sus maridos, hijos y padres las golpean en las calles las turbas organizadas por el régimen.

6. Y, por supuesto, quienes fueron fanáticos u oportunistas miembros de las cúpulas de poder y caen en desgracia, también sufren el oprobio de ser vilipendiados, sin oportunidad de defenderse. Al General Arnaldo Ochoa no solo lo fusilaron físicamente. Lo fusilaron en la prensa controlada con todo tipo de acusaciones sin que un solo periodista oficialista le preguntara por su versión de lo que decían de él quienes le acusaban. . A Roberto Robaina, Carlos Lage, Felipe Pérez Roque y Fernando Remírez de Estenoz les perdonaron la vida. Pero no les dieron oportunidad de defenderse de las terribles cosas que dijeron sobre ellos en la prensa controlada. Y es que en la finca de los Castro si disientes de quienes mandan, si te apartas una fracción de pulgada  de la línea oficial y se sabe, te trituran sin darte la oportunidad de responder a los insultos, las infamias que dicen de ti. Allí la pelea es siempre de león suelto contra mono amarrado.

7. Pero si les va mal a los ex miembros de las cúpulas de poder  que caen en desgracia, mucho peor situación enfrentan los humildes ciudadanos  de a pie. Un ejemplo es el de los tres jóvenes negros que en 2003 trataron de salir de Cuba y llegar a Miami, como ha llegado tanta gente del mundo en busca de una nueva vida. En 72 horas, sin defensa adecuada, sin debido proceso, sin apelación, los fusilaron. Y los medios controlados dijeron cosas terribles de ellos sin que, por supuesto, ni ellos ni sus familiares tuvieran derecho a réplica.

8. Hay fanáticos que, por supuesto, apoyan que maten a quienes disienten de la línea oficial de la dictadura dinástica que ejerce poder absoluto en Cuba desde hace más de medio siglo. Pero cualquier persona con un mínimo de sensibilidad, de civilización, de sentido de la justicia, de apego a la tolerancia, se repugna por la falta de libertad de expresión que hay en Cuba y por la forma cruel, fulminante en que el aparato represivo de la dictadura dinástica aplasta esa libertad.

9.  Yo estoy convencido de que los artistas e intelectuales que firmaron la carta apoyando los fusilamientos de aquellos tres jóvenes negros que trataron de ir a vivir en Miami saben bien que aquello fue una monstruosidad . Estoy convencido de que saben muy bien que el terrible resultado de cincuenta años de dictadura dinástica es un país empobrecido y hambriento. Estoy convencido de que ellos, gente inteligente y en algunos casos talentosa, saben distinguir entre la Gran Mentira Oficial y la verdad que se ve, se palpa, se respira en cada rincón de Cuba.

10. Esos intelectuales y artistas firmaron  una carta apoyando una monstruosidad y callan la verdad quizá por miedo, quizá por oportunismo, por cinismo, por conveniencia. Pero la verdad es tenaz. La verdad no puede ocultarse para siempre.

11. Si algo útil ha surgido de toda esta polémica sobre el Concierto en la Plaza de la Revolución es que ya mucha gente sabe que hubo artistas e intelectuales que viven en Cuba que firmaron una carta apoyando que mataran a tres muchachos de pueblo porque se querían ir del país.

12. Yo pienso que firmar una carta apoyando ejecuciones sumarias  no es lo mismo que firmar las sentencias de muerte o dirigir el pelotón de fusilamiento. Hay distintos grados de culpabilidad. Pero en algún momento Silvio, Amaury, Pablo Armando, Nancy y hasta el mismo Abel tendrán que explicar porque firmaron esa carta.

13. A mi me encantaría preguntarles. Lo haría respetuosamente. Escucharía sus respuestas sin interrumpirlos. Reconocería el derecho que tienen de que se conocieran sus explicaciones, si las dieran,   en los medios de comunicación masiva .

14. No sé si alguien les hará la pregunta. Quizá sí.Tal vez no. Hay periodistas que tendrán acceso a Silvio y Amaury durante los días del Concierto de la Plaza de la Revolución. No sé si harán ese tipo de pregunta.

15. Comencé diciendo que tenía poco tiempo para escribir esto. Y llevo ya un rato haciéndolo. Ya se los he advertido. Esto es un blog. No es un ensayo. No es una columna. Escribo lo que me sale. No me edito. Perdonen la falta de rigor.

16. Pero ahora sí que se me acaba el tiempo. Y quiero decir que al igual que en Cuba hay fanáticos primitivos que están convencidos de que hay que silenciar, humillar y aplastar a quienes no piensan como ordena que se piense la dictadura dinástica y también hay gente que sabe la verdad y sin embargo la calla y agrega su voz o su firma al coro de la Gran Mentira, fuera de Cuba , en Miami mismo, también hay gente así, periodistas incluso, que quisieran imponer censura a quienes expresan opiniones distintas a ellos.

17. Hay gente que dice estar en contra de la intolerancia y son ellos los intolerantes. Hay gente que dice que en Miami hay quienes quieren sofocar la libertad de expresión y son ellos quienes quisieran ahogarla y, como no pueden, como no hay aquí brigadas de respuesta rápida ni el estado controla los medios, entonces tergiversan, distorsionan, mienten.

17. Pero, bueno, ese es el resultado de haber estado escuchando por tanto tiempo todo aquello de que quienes rompieron filas o nunca estuvieron en las filas de la dictadura dinástica son “gusanos.” Que palabrita, ¿no? Gusanos. Quien dice "gusanos" a otros seres humanos no cree verdaderamente en la libertad de expresión. Yo, por mi parte, jamás he pensado que otro ser humano es un insecto. Es más, hasta respeto el derecho de existir, de ser libres a su manera, de ser felices en la forma en que puedan ser felices,  de los insectos.

18. Para mi, calificar de “gusanos” a otros seres humanos es un tema de falta de la más esencial ética. Quien piensa así, quien piensa y dice y repite en público o privado que otro ser humano es un “gusano,” cae en una contradicción ética, en una deformación del carácter que le permite silenciar y aplaudir –sin ninguna carga de conciencia- los más horrendos crímenes. Desde el encarcelamiento de un pobre alcohólico que gritó que tenía hambre hasta el fusilamiento de tres humildes jóvenes que querían irse de su país.

19. Pero ya lo dije al principio. Hay un alto porcentaje de personas que verdaderamente no cree en la libertad de expresión por mucho que digan lo contrario. Hay gente así en Cuba. Hay gente así fuera de Cuba. En Cuba, las reglas del juego favorecen a los intolerantes. En Estados Unidos, las leyes y las tradiciones de libertad dan igualdad de oportunidades a todos quienes se enfrascan en un debate. Los intolerantes abiertos y los que se disfrazan de tolerantes pueden hablar, escribir, calumniar, difamar, y mentir.  A lo que no tienen derecho es a silenciar a quienes no piensan como ellos. A decir ellos sin que nadie les responda.

 20. Sobre el Concierto, pienso que se va a dar. Nadie lo debe ni puede prohibir. Quien único tiene ese poder es la dictadura dinástica. Quizá lo haga. Quizá decida la dictadura dinástica que no es bueno que algún periodista extranjero le pregunte a Silio o a Amaury porque firmáron aquella carta. 

 

25/08/2009 09:41. ricardobrown #. sin tema

Quedó fuera una pregunta en la entrevista de la BBC a Silvio Rodríguez. Siempre quedan muchas respuestas por escuchar, incluyendo a las preguntas que se hace uno a si mismo. 26 de agosto/09

La BBC le hizo una entrevista a Silvio Rodríguez sobre el Concierto de la Plaza de la Revolución. Búsquenla si les interesa. Hubo algunas buenas preguntas. Y Silvio dio algunas buenas respuestas. Pensemos bien o mal de él, no se puede negar que es una persona inteligente.

Pero faltó una pregunta. Hubiera querido escuchar su respuesta. He aquí la pregunta que no le hicieron a Silvio:

¿Porqué firmo usted aquella carta apoyando el fusilamiento de tres jóvenes negros cubanos que trataron de huir de Cuba en 2003?

Yo creo que en algún momento hay que hacerle esa pregunta a Silvio Rodríguez y a todos quienes firmaron aquella terrible carta.

Hace siglos, un venerable profesor me dijo que un periodista tiene que ser como un niño curioso de cuatro o cinco años que acribilla a preguntas a sus mayores. Yo fui uno de esos niños. Y sigo siendo así. Pregunto a otros y me pregunto mucho a mi mismo aunque no reciba respuesta. He aquí otras preguntas:

1. ¿Porqué será que hay alguna gente latinoamericana en Miami, incluyendo a algunos periodistas que a veces tienen que cubrir temas relacionados con la comunidad cubana que desprecian tanto a los cubanos?

2. ¿Será que algunas de esas personas se creen culturalmente o étnicamente superior a los cubanos?

3. ¿Cuándo uno de esos periodistas hace un reportaje sobre algo relacionado con los cubanos de Miami y lo envía al exterior no está matizado ese reportaje del prejuicio de esa persona?

4. ¿Qué debo hacer con un Email en mi posesión en que una persona no cubana que trabaja en el periodismo y a veces cubre a la comunidad cubana dice que los cubanos, así pintando con brocha gorda, “no tienen pantalones,” y “lloran como mujeres lo que no defendieron como hombres” y cosas peores?

26/08/2009 08:28. ricardobrown #. sin tema

Recuerdo a Ted Kennedy. Que en paz descanse. 26 de agosto/09

 

Murió el Senador Ted Kennedy. Tuvo una larga vida. 77 años. Tuvo una larga carrera como Senador Federal. Hizo cosas buenas y malas como persona y como político. Las malas son conocidas. Pero este no es el momento de hablar de ellas.

Varias veces vi a Ted Kennedy en persona. Una de ellas fue en Hyannis, en Cape Cod, cerca del complejo de casas de verano de la familia Kennedy. Estaba yo con una mujer preciosa y joven y llena de vida y me sentía dichoso de tenerla a mi lado.  Caminábamos por una calle y de repente Ted Kennedy nos pasó por el lado, manejando un jeep. Aquella muchacha se emocionó. Dio un grito. Kennedy la escuchó y nos sonrió y nos saludó con la mano. Como vuela el tiempo. En aquel momento Kennedy era un hombre en sus cuarentas, aún vigoroso y, según la muchacha que estaba conmigo, bien parecido.

Otra vez vi a Kennedy en su casa en McLean, Virginia. Celebraban allí una fiesta de cumpleaños de Doña Felisa Rincón de Gautier, una legendaria ex alcaldesa de San Juan, Puerto Rico. Aunque era en su propia casa, Kennedy llegó tarde a la fiesta. Estaba tomado. Al hacer el brindis en honor a Doña Felisa, repetidamente se refirió a ella como “Don Luis.” Me dio mucha pena aquello.

La última vez que vi a Ted Kennedy fue en Washington. Me invitaron a moderar un foro con varios senadores sobre temas hispanos en el Capitolio. Cuando introduje a Kennedy, fui generoso. Hablé de su larga carrera como legislador. Por alguna razón, se emocionó. Me dio un abrazo. Luego, al terminar la actividad, de nuevo me dio un abrazo. Uno de sus ayudantes me dijo, “Sr., quiero decirle que yo nunca había visto al Senador Kennedy abrazar a un periodista.” En aquel momento yo no estaba seguro si aquello era bueno o malo. Hoy, que me entero de la muerte de Kennedy, agradezco aquellos abrazos.

Yo estoy seguro que a mi me va a tocar vivir muchos años más a no ser que muera en un accidente. Mi familia, de ambos lados, es muy longeva y yo gozo de muy buena salud. He hecho algunas cosas buenas y algunas malas (aunque no terribles) en lo que ya es una vida que se hace larga. No soy un santo. Ted Kennedy tampoco lo fue. Ninguno de nosotros es un santo.

No sé porque, pero me da tristeza la muerte de Kennedy. Hay cosas que hizo como persona que no comprendo. Pero ya lo dije. Este no es el momento de hablar de ellas. Mi mamá siempre dice que no hay muerto malo ni novia fea. Hay momentos en que uno se ve obligado a guardar respetuoso silencio.

En este momento pienso, sobre todo, en aquella bella tarde de verano en Cape Cod, cuando yo era muy joven y estaba con aquella muchacha hermosa y alegre y el júbilo que ella sintio cuando vio a Ted Kennedy y la sonrisa que él nos regaló, o que le regaló a ella, verdaderamente.

Aquella muchacha murió joven.Vivió mucho menos de lo que le tocó a Ted Kennedy y de lo que de seguro me tocará a mi. No sé porque a algunos nos toca vivir mucho y poder hacer tantas cosas buenas y malas y a otros la muerte se los lleva prematuramente.

Pienso ahora que aquella muchacha, en algún lugar, grita de júbilo porque acaba de llegar Ted Kennedy, que se ve joven y vigoroso. Pienso que ese lugar se parece mucho a Cape Cod, que siempre me pareció que es un pedacito del cielo que se desprendió y cayó a la tierra.

Juro que voy a regresar a Cape Cod.

 

26/08/2009 09:03. ricardobrown #. sin tema

CUBA SIEMPRE HA TENIDO BUENA MUSICA. HAGAN EL CONCIERTO. ENTRETENGAN A LOS CUBANOS CON LA BUENA MUSICA QUE VAN A PRESENTAR. HAGAN LO QUE QUIERAN.PERO, POR FAVOR, QUE NADIE DIGA QUE ES QUE LOS CUBANOS NO ESTAN ACOSTUMBRADOS A ESCUCHAR BUENA MUSICA. Y NO SE PONGAN BRAVOS PORQUE DIGO ESTO. 27 de agosto/09

Vuelvo con el tema de la libertad de expresión.

Pienso que muchas personas  que acusan a otros de intransigentes e intolerantes en realidad  creen en la libertad de expresión solo para el punto de vista de ellos. No le gusta a esta gente que sean escuchadas otras opiniones. Si fuera por esta gente, quien disiente de sus criterios no tendría derecho a hablar o escribir.

Ahora mismo tenemos la polémica que ha surgido sobre el tema del Concierto de la Plaza de la Revolución organizado por varios artistas internacionales.  Yo sé que habrá quien diga que lo que estoy escribiendo es un ataque personal contra algún artista o que yo quiero prohibir el concierto. Algo absurdo, por cierto. En primer lugar, yo jamás prohibiría ningún concierto. En segundo lugar, aunque quisiera, no tendría forma de hacerlo. ¿Quién soy yo para prohibir un concierto? Yo soy solo un tipo que se divierte escribiendo un blog. That’s all folks. Y voy a seguir haciéndolo.

Hay quienes apoyan el Concierto de la Plaza de la Revolución  porque dicen que un artista tiene derecho a presentarse en cualquier escenario donde quieran escuchar su música. Yo estoy de acuerdo con ese principio de que un artista tiene el derecho de presentarse donde quiera. Que pena que a Amaury Gutiérrez, Luis Bofill y Albita Rodríguez, músicos de primera, le prohiban presentarse en el país donde nacieron.

Hay quienes dicen que el pueblo de Cuba tiene derecho a escuchar buena música. Yo estoy de acuerdo con eso, aunque si señalo que a lo largo de la historia Cuba ha sido una cantera musical y con gobiernos buenos y malos, antes y después del Comunismo, en Cuba siempre se ha escuchado buena música. Perdónenme si esto suena un poco chovinista, excuse me, pero Cuba es el país de Ignacio Cervantes, Lecuona, la Sonora Matancera, la Aragón, Celia, El Beny, Miguelito Valdés, Irakere, los Van Van, Bamboleo, Gonzalo Rubalcaba  y hasta Silvio, Pablo y Amaury.

El comunismo de estos cincuenta años ha sido terrible, y rn Cuba  ha faltado libertad y “jama” y han prohibido a los Beatles, Celia, Willie Chirino, José Feliciano y Gloria Estefán entre otros, pero no me digan que hace falta un concierto de artistas extranjeros para que los cubanos de la isla escuchen buena música. Please. Que escuchen OTRA música que es buena y no han escuchado en vivo, en concierto es una cosa.Pero decir que tiene que llegar gente de afuera para que escuchen buena música, me parece, digamos, exagerado.

El comunismo en Cuba acabó con la industria azucarera y la ganadería y con muchas cosas más, pero no aniquiló el talento de uno de los pueblos de más tradición musical en la faz de la tierra. En Cuba, antes del comunismo, había una estrella musical en cada esquina. Y sigue siendo así después del comunismo. No joroben.

Es verdad que los cubanos de la isla no han podido escuchar TODA la música del mundo, porque el régimen censura a muchos músicos por razones políticas..

Es verdad que los artistas internacionales que se van a presentar en la Plaza de la revolución son buenos. Pero tampoco estamos hablando de que, con su presencia, con su sonido, esos artistas internacionales van a deslumbrar a los cubanos.

Estoy seguro que el concierto será bueno. Pero les cuento algo, y perdónenme de nuevo. En Cuba y en Miami y en donde quiera que hay un cubano con una guitarra, una tumbadora y una garganta,  hay músicos cubanos, desconocidos y famosos, comunistas, anticomunistas y sin ideología, que son mejores que algunas de las estrellas internacionales que se van a presentar en ese concierto de la Plaza de la Revolución.

Yo, que soy un Don Nadie pero que soy muy atrevido a pesar de que sé que nadie me hace caso, le recomiendo a los músicos internacionales que se van a presentar en el Concierto de La Habana que ensayen mucho. Estoy seguro que nadie les va a hacer pasar un mal rato. Pero les advierto que, desde el punto de vista musical, los cubanos de la isla están acostumbrados a la excelencia.

Los cubanos de la isla no tienen acceso a la Internet , las estaciones de radio y televisión de la isla censuran a muchos músicos, y son muy pocos los artistas internacionales que han visitado el país. Pero lo que se escucha en Cuba, hecho por cubanos de allá es pura dinamita, como siempre ha sido.

Yo no soy de los que niego el talento musical de la Nueva Trova, los jazzistas cubanos , la gente de la Timba, los tradicionales del Buena Vista Social Club, y todo lo que se produce musicalmente en Cuba, desde Frank Fernández interpretando a Bach y la música culta  de Leo Brouwer hasta la majestuosidad popular de la Charanga Habanera y el rigor sonoro y profundo de los Muñequitos de Matanzas.

Les recomiendo a todos que lean el libro “Last Dance In Havana del periodista Eugene Robinson, del Washington Post. Habla Robinson de la grandeza de los músicos de la isla.

Yo vivo escuchando música. No soy un experto. No toco ningún instrumento. No canto. No compongo. Y bailo muy mal. Pero escucho música casi 24/7. Y quizá es que soy un poquito nacionalista y si es así y ofende, me disculpo. I’m sorry.  I apologize. Excuuuse me, como decía Steve Martin, que es otro tema. No piensen que es que soy un intransigente, troglodita que destruye discos con mandarrias o los quema.. Bueno, eso último sí. Nunca se me ha ocurrido destruir un disco con una mandarria que,  aunque definitivamente no lo apoyo ni estoy de acuerdo con que se haga, creo que no es ilegal.  Pero la verdad es que de vez en cuando quemo un CD para compartir música con mis amigos. y pensándolo bien, no estoy seguro que eso sea legal, quemar un disco en el sentido de copiarlo, aunque tanta gente lo hace. Whatever. Pero, volviendo al tema, con todo el respeto del mundo, me parece bien que algunos músicos internacionales quieran compartir su música con los cubanos de la isla y que haya gente que diga que es chévere que por unas cuantas horas se escuche en vivo música de esos afamados artistas que van a presentarse en la Plaza de la Revolución. Se respeta y agradece la intención. Los músicos internacionales que se van a presentar en el concierto son buenos y respetables y hasta famosos. Pero, please, tampoco se trata de que en ese concierto se va a escuchar la mejor música que haya sonado en Cuba.

Y pido todas las disculpas del mundo, me arrodillo arrepentido, agradezco que me permitan existir y compartir un pequeño espacio del planeta a esos dueños de la verdad, a esos defensores de la libertad de expresión que solo quieren que se escuche a quienes opinan como ellos.

27/08/2009 08:55. ricardobrown #. sin tema

Me cuentan tantas cosas. 28 de agosto/09

Me cuentan que desde hace tiempo hay una bronca entre Juánes y su gente y la gente que maneja las carreras de otros músicos colombianos de fama internacional..

Como, por ejemplo, Shakira.

Me dicen que la gente de Juánes resiente que Shakira es una de las pocas estrellas de la canción latinoamericana que verdaderamente impacta en el mercado de habla inglesa.

Shakira ha alcanzado la prominencia de estrellas estadounidenses y británicas del rock y el pop como Madonna, Beyoncé, las Spice Girls y Cristina Aguilera. Los conciertos de Shakira llenan teatros, auditorios y hasta estadios en el mundo entero. La prensa especializada en música de todo el mundo, de todos los idiomas, constantemente habla de Shakira y su música.

Juánes, por otra parte, es conocido principalmente en el mundo de habla hispana. De por si, el mercado hispano de música es muy importante. No se puede negar su valor ni el impacto que ha tenido Juánes en ese mercado. Pero muchos artistas de la música latina aspiran a hacer el “crossover” y ganar fama y dinero en el mercado anglo, que a la vez es internacional. Para bien o mal, la música que se hace en inglés tiene más resonancia que la que se hace en español u otros idiomas. No debería ser así. Hay mucha buena música en América Latina y España, sobre todo en el género del rock. Miren ustedes a los roqueros argentinos. En mi opinión, gente como Charlie Garcia, como Fito Páez, como Soda Stéreo, han hecho música tan buena o mejor como, digamos, Aerosmith, Queen  y Led Zeppelín. Y sin embargo esos roqueros argentinos no son tan conocidos en Europa, en Asia, en Africa, en el mismo Estados Unidos.

Claro que a gente como Charlie, Fito y Soda Stéreo les importa mucho menos la fama mundial y el dinero que a otros artistas que necesitan todo eso y que además viven de la adulación de los "fans" y los "groupies" y los artículos en revistas de chismes que hablen de sus novias o esposas y hasta sus mascotas.

Pero volviendo a Shakira, la joven barranquillera, además de talentosa como músico, es una persona brillante. No sé como lo hizo, pero cuando Shakira decidió hacer el “crossover,” aprendió a hablar inglés perfectamente. Yo, presonalmente, no le noto ningún acento extranjero. Cuando habla y canta en inglés parece una gringa. En las entrevistas que le hacen en inglés responde con elocuencia y dice cosas inteligentes.

Me cuentan que esto molesta a quienes manejan la carrera de Juánes, que se vuelve loco por hacer el “crossover,” pero que no tiene la asombrosa capacidad de Shakira de aprender un nuevo idioma tan difícil como el inglés. Me dicen que esas personas en el entorno de Juánes, usando a amigos en la prensa colombiana, desde hace tiempo comenzaron a propagar la especie de que, en aras del estrellato mundial, Shakira se convirtió en una colombiana arrepentida y desarrolló un desdén por América Latina. Me cuentan que esas personas del entorno de Juánes  marginaron a Shakira del concierto que se hizo en la frontera colombo-venezolana.

Yo no sé si todo esto que me contaron es verdad. Pero comparto con ustedes que quienes me dijeron estas cosas son personas del mundo de la música, muy allegadas a Shakira y Juánes. Son varias las personas que me dijeron esto por separado. Algunas no se llevan bien entre sí porque tienen muchas rivalidades profesionales y personales. Pero todas coinciden en lo que les acabo de contar.

Yo no sé mucho sobre como funciona el mundo de la farándula. Si sé que mucha de la gente que maneja las carreras de los artistas es visceral y vive con un cuchillo entre los dientes. Si sé que a Shakira la conocen en todo el mundo y sobre todo aquí en Estados Unidos. Juánes, cuyo talento no cuestiono, no es tan conocido en el mercado estadounidense, a pesar de su múltiples Premios Grammy y aquella sensacional presentación que tuvo en el Tonight Show de Jay Leno. La verdad es que si uno va a Ohio, Alabama o Wyoming y le pregunta a un fan estadounidense  del rock y el pop si conoce a Shakira, casi seguro que esa persona hasta puede mencionar algunas canciones de la barranquillera. Pero si le preguntan por Juánes, esa persona probablemente se le queda mirando con una expresión vacia a quien hace la pregunta.

Y ahora que me pongo a pensar: ¿Porqué no estuvieron en el concierto en la frontera colombo venezolana artistas colombianos tan talentosos y famosos como Fanny Lu, Jorge Villamizar y otros?

Me cuentan que hay mucha bronca entre la gente de Juánes y quienes manejan las carreras de otros artistas colombianos.

¿Será?

 

28/08/2009 09:17. ricardobrown #. sin tema

Preguntas que sería interesante hacer sobre el Concierto en la Plaza de la Revolución de La Habana. 30 de agosto/09

1. Según leo, ya completaron el cartel para el Concierto de la Plaza de la Revolución de La Habana. No aparecen Gorki Aguila y Porno Para Ricardo en la lista de artistas que se presentarán. Yo nunca pensé que el régimen castrista permitiría que Gorki y su grupo se presentaran en ese concierto. Gorki  Aguila y Porno Para Ricardo están prohibidos en Cuba. Hacen música contestataria. Son parte del “underground” cultural cubano que el régimen no ha podido aplastar.

2. Ahora, sería bueno que alguien explicara porque Miguel Bosé dijo que se hacían gestiones para incluir a Gorki y ahora se anuncia el cartel y no aparece. Me sospecho que es que el régimen vetó a Gorki. ¿Aclararán esto los organizadores?

3. Gorki, por su parte, dice que ninguno de los organizadores del concierto se comunico con él. ¿Será que no lo ubicaron porque está en México? Si es así, ¿cómo es que tres de los canales de televisión de habla hispana en Miami sí lo pudieron ubicar y lo entrevistaron? Quizá, debieron pedir a uno de esos canales el teléfono de Gorki en México.i

4. Se dice que el concierto no es político. Pero, ¿no es político, si hay que contar con la aprobación del régimen de los Castro para que se presente un artista?

5. ¿Consultaron Juánes y Miguel Bosé con el gobierno de Uribe para formar el cartel del concierto de la frontera colombo-venezolana? ¿Tiene el gobierno de Uribe alguna lista negra de artistas que no quería que se presentaran en ese concierto en la frontera colombo-venezolana? Yo lo dudo. Es más, estoy seguro que no es así.

6. Pudiera uno preguntar también: ¿Y en Woodstock, hubo que preguntar al gobierno de Nixon si se podían presentar algunos de los roqueros en ese histórico evento?  Concho, aquellos tiempos eran casi de rebelión en Estados Unidos. Estábamos en medio de la guerra de Vietnam y de protestas masivas contra aquel conflicto y contra la desigualdad racial. Aquellos eran los tiempos de las Panteras Negras, del Weather Underground, de los Yippies. ¿Hubo que preguntarle a Nixon quien podía subir al escenario en Woodstock? Con el tiempo nos hemos enterado que Nixon tenía una lista de enemigos. Pero, eso no le daba el derecho a vetar las presentaciones públicas de artistas que no eran de su agrado. Caramba, ahora que lo pienso, Nixon trató de hacerle la vida imposible a John Lennon, que vivía en Nueva York durante su presidencia. Pero nunca pudo sacarlo de este país, a pesar de que era un extranjero. Y, que sepa yo, a nadie se le hubiera ocurrido consultar con la Casa Blanca de Nixon sobre si Lennon podía cantar en un escenario estadounidense.

7.  ¿Ha habido algún concierto en un país que no sea Cuba en que hubo que preguntar al gobierno que artista se puede presentar?

8. ¿Cómo queda esto? ¿Le preguntará algún periodista a Juánes o Miguel Bosé que fue lo que pasó con Gorki? ¿O quedará asi, sin que nadie averigue?

9. ¿Le preguntará alguien a Silvio y a Amaury porque firmaron aquella carta en que apoyaron el fusilamiento de tres jóvenes que querían huir de Cuba e ir a vivir a Miami, como hizo Juánes? A lo mejor tienen una respuesta digamos, interesante. Silvio y Amaury son tipos inteligentes. Yo no estoy de acuerdo con que hayan firmado aquella terrible carta y con otras cosas que sé de ellos. Pero no tengo la menor duda de que son unos tipos cultos, que han leído mucho, que saben expresar bien sus ideas, por muy equivocadas que sean. Tengo entendido, por ejemplo,  que Silvio es un devoto de Rainer Maria Rilke. A mi encantaría escuchar como es que uno se puede conmover leyendo los “Sonetos a Orfeo” de Rilke y a la vez haber firmado aquella carta. 

10. Sobre las entrevistas a otros artistas que organizan el Concierto de la Plaza de la Revolución, yo, personalmente, no creo que han sido muy buenas. Las respuestas quizá han sido sinceras. Pero, perdónenme pero discúlpenme, como decía Freddy el de la telenovela de Betty la Fea, no reflejan mucha profundidad. No creo que son las respuestas de alguien que haya leído a Rilke. Por cierto, no hay nada de malo en no haber leído a Rilke. Yo sospecho, por ejemplo, que Beny Moré no leyó a Rilke. Y me parece que el Beny hizo una música extraordinaria. Quizá, a su manera, tan extraordinaria como la poesía de Rilke. 

11. Quedan muchas preguntas sobre este Concierto de la Plaza de la Revolución Resumo algunos de las más importantes, al menos para mi:

12.  A Juánes y Bosé,  les  preguntaría: ¿Cómo es eso de que dijeron que iban a invitar a Gorki y ni siquiera lo llamaron? ¿Vetó el régimen a Gorki? Si es así, ¿por qué aceptaron ese veto? Si hubo un veto a Gorki, ¿no creen que eso es someterse sumisamente a la censura al  aceptar que un gobierno excluya a un artista de un concierto? Si hubo el veto oficialista del régimen a Gorki y ustedes lo aceptaron, ¿pedirán permiso gubernamental para la presentación de artistas en conciertos futuros, como el que van a organizar en la frontera mexico-estadounidense? ¿Creen que quizá el Presidente Felipe Calderón o el Presidente Barack Obama  tengan alguna lista negra de artistas que no quieren que se presenten en ese concierto de la frontera mexico-estadounidense?

13. Yo pienso que no le deben preguntar más a Juánes sobre la carta que firmaron Silvio y Amaury, entre otros artistas e intelectuales cubanos, dando su apoyo al fusilamiento de los tres jóvenes que quisieron ir a vivir a Miami, como hizo él.  Ya le preguntaron. Ya respondió.     

14. Pero quizá si sería interesante preguntarle a Bosé sobre la carta. Por cierto, que tengo la sospecha que Bosé sí ha leído a Rilke.

12. A Silvio y Amaury les preguntaría sobre la carta que firmaron.

 13. Pero, what the hell do I know?

 

30/08/2009 11:02. ricardobrown #. sin tema