Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2008.

BUSH DERROTO A MCCAIN. (1 de noviembre/08)

 

¿Qué va a pasar este martes?

No tengo una bola de cristal. Creo que no tengo prejuicios políticos.. Y si los tengo, son en contra de ambos candidatos presidenciales. Le veo defectos enormes tanto a Obama como a McCain. No me gusta ninguno de los dos. No soy un experto. Pero, por lo que leo, veo y escucho, pienso que Obama va a ganar.

¿Porqué? Porque la enorme mayoría de la gente en Estados Unidos quiere un cambio. Ven a Bush y los republicanos como un fracaso. Y ven a McCain como una continuación de Bush.

¡Que ironía! No hay dos personas más distintas que Bush y McCain. Es más, McCain no soporta a Bush. Lo desprecia. Y ahora tendrá más razones para detestarlo, porque Bush tiene mucho que ver con la probable derrota de McCain.

Uno puede estar de acuerdo o en contra de las propuestas políticas de Mc Cain. A uno le puede agradar o repeler la personalidad de McCain. Pero no creo que se pueda acusar a McCain de ser frívolo. El tipo es serio. Ser serio no garantiza que alguien va a ser un buen presidente. Pero ser frívolo sí es garantía de que alguien no será un buen presidente.

Hay enormes contrastes entre McCain y Bush. Durante la guerra de Vietnam, McCain fue un militar de verdad. Voló misiones sobre Vietnam. Le tumbaron el avión y pasó casi seis años como prisionero de guerra. Pudo haber aceptado la oferta de los vietnamitas de soltarlo antes. Los vietnamitas querían usar su liberación como propaganda. El padre de McCain, el almirante de cuatro estrellas John S. McCain II,  era el jefe del teatro de guerra.  Hay gente que se confunde sobre cual era la jerarquía del Almirante McCain. Dicen estos confundidos que era el Jefe de las Fuerzas Navales de Estados Unidos en el Pacífico.  Les corrijo la información. El Almirante McCain era el Jefe de las Fuerzas Arnadas de Estados Unidos en toda la zona del Pacífico y Asia. Era el mandamás. Los generales que dirigían la guerra en Vietnam eran subalternos del Almirante McCain.

Mi experiencia militar fue muy limitada y lejos de donde sonaban los tiros. Pero el poco tiempo que vestí un uniforme, me llenó de admiración por la gente que dedica toda una vida a servir en las fuerzas armadas. Y sobre todo a quienes arriesgan el pellejo, como McCain. McCain pidió ser enviado a donde estaba la acción,  la guerra de verdad. Y cuando fue capturado por el enemigo, se negó a usar el rango de su padre para que lo pusieran en libertad antes que sus compañeros de cautiverio.

Yo sé que eso de por si no califica a McCain para ser presidente.  Pero, desde mi punto de vista, es admirable.

Por otra parte, Bush cumplió su servicio militar como oficial de la Guardia Aerea Nacional de Texas. No hay nada deshonroso en esto. Pero hay una diferencia enorme entre patrullar los tranquilos cielos de Texas y volar misiones de combate en Vietnam. Al igual que McCain, Bush pudo haber usado la influencia de su poderoso papá para que lo enviarán al frente de batalla. Pero hizo todo lo contrario. Movió cielo y tierra para que lo dejaran entrar como oficial del Air National Guard de Texas, muy lejos de donde podía alcanzarlo un misil como el que derribó el avión de McCain.

Yo tengo una visión algo romántica de la historia. Admiro a los líderes que están dispuestos a poner sus vidas en riesgo por sus ideas. George Washington iba al frente de sus tropas. Napoleón desató guerras, pero siempre era el primero en desafiar el acero del enemigo. Bolívar se levantó contra la corona española y los combatió con su espada.

Las guerras son una mierda. Pero a veces son inevitables y hasta necesarias. Y pienso que es más respetable un líder que lance a una nación a la guerra, si en algún momento de su vida ha estado dispuesto a arriesgar su propio pellejo en combate.

A mi me molestó mucho aquel aterrizaje de Bush en un portaviones, disfrazado de piloto naval, cuando declaró que había terminado la fase de operaciones militares grandes en Irak. Me molestó mucho porque pensé como en las primarias presidenciales republicanas del dos mil los buschistas habían llevado a cabo una sucia y difamatoria campaña contra McCain, que sí había sido piloto naval durante una guerra, que sí había despegado y aterrizado en portaviones rumbo y de regreso de misiones de combate. Me pareció repugnante aquello del aterrizaje y el disfraz de Bush,  un invento del gurú político, Karl Rove, un evasor del servicio militar obligatorio durante la guerra de Vietnam.

La frivolidad, la falta de seriedad, marcó el gobierno de Bush. Recuerdo el mes de agosto del 2005, cuando había ganado la re-elección. Era un momento terrible en la guerra en Irak. Cada día morían jóvenes estadounidenses. Se acercaba el Huracán Katrina a Nueva Orleáns.  Y Bush estaba de vacaciones en su rancho en Texas. Todos los días salían imágenes del Presidente cortando leña, montando bicicleta con Lance Armstrong, riendo. Corría la sangre en Irak y un huracán monstruoso amenazaba a una de las principales ciudades de Estados Unidos, pero el presidente estaba de pachanga allá en el rancho grande.

Pienso que es trágico que a McCain lo derrotó Bush en las primarias republicanas del dos mil y lo vuelve a derrotar ahora en el dos mil ocho. Estas elecciones no las ganará Obama. Las perderá Bush. La campaña presidencial de McCain ha sido un desastre. Pero el factor principal de lo que parece ser su derrota segura es el rechazo de gran parte de los votantes a la forma en que ha sido dirigido el país en los últimos ocho años.

Yo no sé que como le hubiera ido a Mc Cain  de presidente. Pero al menos no es un tipo frívolo. Pienso que hubiera respetado la majestad del cargo.  No sé como le irá a Obama en la Casa Blanca. Confieso que me parece vanidoso, elitista y oportunista. Pero todo apunta a que va a ganar.

 

 

 

01/11/2008 08:31. ricardobrown #. sin tema

YA TERMINA (3 de noviembre/08)

 

En cuestión de horas se sabrá quien es el próximo presidente de Estados Unidos. Todo indica que será Barack Obama. 

¿Cómo le ira de presidente a Obama? Ojalá que le vaya bien. Si le va bien al presidente, nos va bien a todos. Pero solo el tiempo lo dirá.

A mi, personalmente, lo que más me preocupa de Obama es su ego descomunal. Todos los políticos son ególatras. Pero lo de Obama es fuera de serie. Me inquieta ese afán de baño de multitudes que tiene Obama.

Me inquieta también que los demócratas van a controlar por amplia mayoría el Senado y la Cámara de Representantes. Tendremos gobierno de su solo partido. Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes es una politiquera de barrio. Harry Reed, el líder demócrata del Senado, es un tipo provinciano y limitado.

Por otra parte, los republicanos quedan como una gallina sin cabeza. No tienen líderes. No creo que la Señora Palin surgirá como la nueva gran dirigente republicana. Lo siento, pero es un sesohueco. Un “air head.”

Leía el sábado un artículo de David Broder, uno de los más prestigiosos columnistas políticos del país en que dice que esta es la campaña presidencial más interesante que ha cubierto como periodista. Interesante tal vez haya sido. Pero para mi, ha sido una campaña desastrosa, sintomática del deterioro del sistema político de Estados Unidos.

Hubo una larga lista de precandidatos de ambos partidos. Durante meses se la pasaron insultándose, hablando idioteces.  Y al final quedaron en pie Obama y Mc Cain, ambos muy deficientes.

 

 

03/11/2008 10:49. ricardobrown #. sin tema


SOME FINAL THOUGHTS BEFORE THE RESULTS ARE IN

Son las 10 de la mañana. Me voy a trabajar. Tengo tiempo solo para escribir lo siguiente:

 

1.   Si gana McCain, las firmas que hacen los sondeos de opinión quedarán desacreditadas para siempre.

2.    Si gana Obama, eso es prueba de que el racismo ya no es un factor de gran importancia en la política de Estados Unidos.

3.   El otro día escuché al Presidente Lula de Brasil decir que sería una gran cosa que un negro gane las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Yo pienso que sería una gran cosa que un negro gane las elecciones presidenciales en Brasil. Con todo respeto, señalo que hay racismo en Brasil, cuyo porcentaje de población negra es superior al de Estados Unidos.

4.   Deberían abolir el Colegio Electoral. Es un anacronismo del Siglo 19.

5.   Las elecciones en Estados Unidos deberían ser los domingos, como en gran parte del mundo.

6.   Pronostico que, gane quien gane, en unos pocos días se reúnen Obama y McCain para limar asperezas. Algunos de los partidarios de ambos lanzaron lodo contra la otra parte. Pero, en general, Obama y McCain se condujeron a si mismos de una forma decente.

7.   SI ganan los demócratas, como vaticinan las encuestas, el país gira a la izquierda. Tendremos gobierno de un solo partido al menos hasta el 2010, cuando se celebren las próximas elecciones congresionales. Eso es preocupante.

 

04/11/2008 09:51. ricardobrown #. sin tema

CAMBIO DE GUARDIA (5 de noviembre/08)

 

Barack Obama es un tipo con clase. Lo mostró anoche. Aceptó su victoria con magnanimidad. Tuvo palabras generosas para su rival derrotado. Expresó agradecimiento a quienes le ayudaron a ganar la presidencia. Hablo con emoción de su familia. Su esposa, sus hijas, su abuela materna que falleció solo horas antes de su gran triunfo.Me impresiona que no hubo triunfalismo en lo que dijo. Pero tampoco hubo humildad falsa. Obama sabe que su victoria marca un antes y después en la historia de Estados Unidos. Pero reconoce los grandes desafíos, la gran responsabilidad, que tiene por delante.

Mientras miraba en televisión el discurso de Obama pensaba en los amigos afro americanos que he tenido a lo largo de mi vida. Estoy seguro que para todos ellos este es un momento especial. Me alegré mucho por ellos. Yo llegué a Estados Unidos muy de niño. Llegué a un país donde los negros eran oprimidos, humillados, discriminados, marginados. Siempre rechacé el racismo. Siempre me identifiqué con la lucha por los derechos civiles.

No sé si con la victoria de Obama se sepulta el racismo en este país. Pero me parece que habla mucho de la grandeza de Estados Unidos que un afro americano llegue a la Casa Blanca.  Habla mucho, por supuesto, de Obama. No sé como le irá como presidente. Pero el mero hecho de haber ganado las elecciones es impresionante. Dentro del Partido Demócrata derrotó a la poderosa maquinaria política de los Clinton. Y en las elecciones generales, venció no solo a un adversario republicano formidable. Superó también los virulentos ataques que se lanzaron contra él poniendo en tela de juicio su lealtad a Estados Unidos, sus creencias religiosas, su integridad. No perdió los estribos. No se amargó.

Quiero decir también que anoche, al aceptar su derrota, JohnMcCain también mostró grandeza. Pienso que pronunció el mejor discurso de su vida pública.  Fue conciliatorio, generoso en su felicitación al rival que le propinó una aplastante derrota en el invierno de una larga vida llena de decoro y servicio al país.

Yo siempre miro a la política y a los políticos con escepticismo. No me convencen. Pero admiro a la gente con dignidad, clase, generosidad de espíritu. A todos en esta travesía que se llama la vida, a veces nos toca ganar y a veces perder. Los grandes hombres y mujeres saben aceptar una cosa y la otra. Obama y Mc Cain lo hicieron bien anoche. No sé que les depara el futuro a ellos, al país, a todos nosotros. Ojalá nos vaya bien. Pero anoche, Obama y McCain se lucieron. Yo casi nunca hablo bien de los políticos. Pero sentí  que tenía que escribir esto.

 

 

05/11/2008 07:51. ricardobrown #. sin tema

CUBA (6 de noviembre/08)

 

¿Por qué no escribes de Cuba en el blog? Me lo preguntó alguien. No estoy seguro si la pregunta era bien o mal intencionada. Sea como fuere, merece respuesta, al menos para las tres personas que tal vez leen el blog.

Pues no escribo de Cuba porque no hay mucho más que decir. Son cincuenta años de dictadura comunista en la isla. A estas alturas, ya se ha dicho todo. No creo que pueda convencer a nadie de que el sistema que impera allí no sirve. Y francamente, nadie me va a convencer a mi de lo contrario.

Ahora, ya que abordé el tema, aunque que caiga en la redundancia, esto es lo que pienso:

1.   Fidel Castro es un tirano. Su hermano Raúl es un tirano. Desde hace cincuenta años mandan en Cuba el mismo partido y la misma familia. ¿Qué otra definición se le puede dar al régimen de Cuba que no sea una tirania.

2.   Además de ser unos tiranos, los Hermanos Castro son ineptos en el manejo de la economía. El comunismo, de por si, es una forma desastrosa de organizar un país desde todos los ángulos posibles. Pero la ineptitud de los Castro es atroz. Lo único que han hecho es crear pobreza y miseria.

3.   Fidel es un ególatra que se cree que se las sabe todas. Insoportable. Rául es un borracho antipático y cagalitroso.

4.   A estas alturas, a mi me da lo mismo que haya gente en el mundo que apoye a los Castro. Me importa un bledo las razones que tengan para hacerlo y no me interesa escucharlas. Pero pienso que, o son unos miserables que están a favor de la injusticia, o son unos ignorantes. Pero, ¿saben qué? Lo repito. I don’t care.

5.   Tampoco siento que estoy en la obligación de estar machacando sobre lo que pienso yo sobre la dictadura castrista. ¡Cincuenta años! Pienso que no puede haber un ser racional que no se de cuenta que aquello es una dictadura. Pienso que, con todas esas imágenes de televisión que se ven de la desesperante pobreza que hay en Cuba, con toda esa gente que huye en balsa, no puede haber gente sensata que de veras crea que allí hay justicia social.

Pero hasta aquí. Nací en Cuba. Me siento cubano. Amo la cultura cubana, su poesia, su literatura, su arte y, sobre todo, su música. Amo su historia. Desciendo de cubanos que dieron su vida en las luchas por la independencia. Me encanta el lechón asado, el congrí, la yuca con mojito. Ahora, no vivo obsesionado con el tema de Cuba ni mucho menos con los viejos esos que están en el poder en La Habana. El que quiera vivir así, que lo haga. No se lo critico.

El que quiera desayunar, almorzar y cenar pensando en lo terrible que es la dictadura de los Castro, que lo haga. Se lo respeto. Y, por otra parte, el que siga creyendo en aquello, sea cubano o extranjero, que lo haga. A mi me da lo mismo. I don’t care. Yo no voy a tratar de convencerles a que cambién de opinión. 

 

 

06/11/2008 10:28. ricardobrown #. sin tema