Facebook Twitter Google +1     Admin

LOS PEREGINOS Y EL DESPRECIO DE LA MOMIA (13 DE MAYO/09)

Pienso que todos esos presidentes latinoamericanos que han desfilado por La Habana en estas últimas semanas son unos hipócritas. Cada uno de ellos se desvivió por buscar el retrato con Fidel. Cada uno de ellos se desgañitó hablando contra el embargo comercial estadounidense. Cada uno de ellos alabó los supuestos logros de la Revolución en la salud y la educación. Y por supuesto que ninguno dijo ni pío sobre la falta absoluta de libertad que hay en Cuba y sobre el desastre económico  que ha causado la dictadura castrista en ese desdichado país. Son unos cabrones esos presidentes que hicieron el peregrinaje en busca de la foto con la Momia en Jefe. Algunos de ellos hicieron un papelazo.

El presidente de Guatemala, que tiene cara de bobo, se apareció en La Habana con la Orden del Quetzal para condecorar a Fidel. Pero Fidel lo dejó plantado. No lo recibió. Quedó como un pobre pendejo el Presidente Alvaro Colom. Por otro lado, Fidel sí recibió a la Presidenta Michelle Bachelet. Y ella, toda contenta, toda entusiasmada, dijo que vio a Fidel muy lúcido y muy robusto. Y Fidel, que no tiene modales ni caballerosidad y  le importa un bledo la diplomacia, publicó uno de sus mamotretos apoyando a Bolivia en su diferendo con Chile sobre la salida al mar, sin que la Doctora Bachelet se hubiera ido del país. Yo me alegro que la haya hecho quedar mal. Esa señora fue a una Feria de Libros en La Habana en un país donde son censurados algunos de los más prestigiosos escritores de Chile, incluyendo Pablo Neruda.

Fidel también recibió a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y se retrató con ella. Y la presidenta argentina se bajó con la misma cantaleta de que brillante y simpático el vejete y que bien se veía con su disfraz de deportista. Que poca vergüenza. Fidel, que sigue mandando en Cuba, ha hecho caso omiso a todas las peticiones del gobierno argentino para que dejen salir de Cuba a la Doctora Hilda Molina para que se reúna con su madre, su hijo, su nuera y sus nietos en Argentina. Esos nietos de la Doctora Molina nacieron en Argentina , pero parece que, como son hijos y nietos de cubanos, para la Presidenta Kirchner no son tan argentinos como otros niños nacidos en ese país. Además, desde hace años, el régimen castrista le debe más de mil millones de dólares a la Argentina, una deuda que no tiene la más mínima intención de pagar. Pero allí fue Doña Cristina  a Punto Cero, donde dicen que vive Fidel, a rendirle pleitesía al viejo que le robó tanta plata a su país. Estoy seguro que desde el primer momento en que contrajo la deuda, Fidel sabía que no podía ni la iba a pagar. Por cierto, que a quien si le paga Fidel por adelantado es a los odiados yanquis, a los imperialistas. No falla el régimen castrista en pagar al CASH por las importaciones del Imperio, pero deja colgado a Argentina, el país de su querido hermano revolucionario, Ernesto Ché Guevara.

Que papelazo, Señora Kirchner.

Pudiera seguir hablando de los demás presidentes que han visitado La Habana en semanas recientes y han hecho estúpidas declaraciones y se han retratado o no con Fidel. Pero en este momento no tengo tiempo ni ganas de mencionar a Leonel Fernández, Rafael Correa, Manuel Zelaya y su sombrero de cowboy, Daniel Ortega, Hugo Chávez o Evo Morales. La verdad es que me está aburriendo el tema. Yo escribo este blog como ejercicio mental, sin ninguna pretensión periodística ni mucho menos. Y ya me cansé. Tengo otras cosas que hacer. Pero no puedo dejar de hablar de uno de los presidentes latinoamericanos más antipáticos de todos. El mexicano Felipe Calderón. Todavía no ha hecho su anunciada visita a Cuba. Y ahora el peregrinaje está en dudas, porque el régimen de La Habana fue el primer gobierno en suspender los vuelos a y desde México como consecuencia de la histeria sobre la gripe porcina. Para colmo, aún antes de que pisara tierra cubana, la prensa cubana publicó unas delirantes “Reflexiones del Compañero Fidel” en que acusa al gobierno mexicano de ocultar el brote de la enfermedad para no perjudicar la visita del Presidente Obama. Así siempre ha sido Fidel. Un tipo arrogante y grosero que no se esconde en ocultar su desprecio por los demás seres humanos. Por eso se inventó el calificativo ese de “gusanos,” para referirse a todos los cubanos que se le oponen. Por cierto, un insulto que le gusta mucho esgrimir a la gentuza en América Latina que apoya a la dictadura castrista. Fidel se cree muy superior a los presidentes latinoamericanos. Los ve como veía a Roberto Robaina, Felipe Pérez Roque, Carlos Lage y a toda esa gente que ha usado por un tiempo y luego ha echado por la borda cuando ya no le eran útiles, acusándolos de ser inmorales, corruptos y traidores. Fidel se hace el que es amigo de Chávez, Evo Morales y Daniel Ortega por razones de estrategia política. Son sus incondicionales aliados ideológicos, aunque estoy seguro que los considera brutos. Y la verdad es que lo son. En el caso de Chávez también está la plata que envía a Cuba el ególatra de Barinas. Pero, si se le presentara la oportunidad, los mandaba a todos al carajo.

Con los demás presidentes latinoamericanos, los más tibios en eso de ser "socialistas del SIglo 21,"  Fidel no siente gran necesidad de ocultarles que piensa que son unos pendejos muy inferiores a él. En el caso de Calderón, yo me alegró de que sea así. Después de tanta zalamería de Calderón con Raúl Castro en las Cumbres del Grupo de Río y el ALBA, Fidel ahora lo humilla.

Se lo buscó Calderón.

13/05/2009 09:01. ricardobrown #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

ricardobrown