Facebook Twitter Google +1     Admin

LO QUE FLOTA DESPUÉS SE HUNDE (miércoles 15 de abril/09)

 

Se están haciendo añicos muchos mitos de la televisión hispana en Estados Unidos.

Univisión, a pesar de sus espectaculares ratings nacionales y su dominio de algo así como más del 70 por ciento del pastel de publicidad de los medios hispanos, está en serios aprietos económicos. Tiene una deuda descomunal. Impagable. En el 2011, tiene que hacer un “balloon payment” de 500 millones de dólares. . En el 2014, el pago es de 8 mil millones dólares. Imagínense ustedes. La legislatura de la Florida en estos momentos está con el agua al cuello porque el presupuesto estatal tiene un déficit de 6 mil millones de dólares. La Florida es un estado con una economía enorme. Si fuera un país, la economía de la Florida sería una de las más fuertes del mundo. Y está en aprietos por una deuda de seis mil millones. ¿Qué significa entonces que una empresa como Univisión tenga una deuda de 10 o 11 mil millones y que le vengan encima a la vuelta de la esquina pagos de 500 y 8 mil millones de dólares?  El desastre. Mucha gente experta en las finanzas de estos monstruos mediaticos asegura que Univisión desaparecerá. Que la van a dividir en pedazos. Me dicen algunos conocedores del tema que venderán a Telefutura por un lado, a las estaciones de radio por otro, a Gem Tv la rematarán o la liquidarán.

Y si Univisión, con sus ratings y sus ingresos está en problemas, ¿cuál es la situación de Telemundo? Pues peor. La General Electric está loca por quitarse de encima a Telemundo. Pero es como tratar de vender a un caballo enfermo o una casa con el techo lleno de goteras en un barrio infestado de delincuencia. ¿Quién quiere comprar?

¿Y porque abordo esto si, en resumidas cuentas, no me afecta  personalmente? Ah,an> ; debe ser que soy un tipo resentido. Sí. Es eso mismo. O tal vez es que simplemente me parece que es divertido ver como si  hacen añicos los mitos. Y la televisión hispana de EEUU se convirtió en eso: mitología. En primer lugar, ni siquiera es “hispana.” Los dueños de Univisión y Telemundo no son hispanos. No tiene nada de malo que sean alemanes, japoneses,  extraterrestres  oriundos del Planeta Mercurio, ni mucho menos estadounidenses. Pero la verdad es los dueños de Univisión y Telemundo son estadounidenses que ni siquiera hablan español. Y los hispanos que tienen posiciones de liderazgo en ambas grandes cadenas son hispanos solo por los apellidos. Con notadas excepciones, son una cuerda de iletrados y malas personas. ¿Y las “personalidades” que salen al aire? Uf. Muchos son decentes. Otros son hipócritas, brutos, intrigantes.  Pero así es el mundo, ¿no? La porquería flota. Hasta que alguien jala la  cadena.Y no sé, pero me parece que alguien va a jalar la cadena de estas dos cadenas.

 

15/04/2009 08:17. ricardobrown #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

ricardobrown